“Una estrella de Wolf-Rayet”

Recopilado por Manlio E. Wydler (*)

 

 

El telescopio espacial XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha enviado la imagen de un fantasmagórico rostro en rayos X a la Tierra. Se trata de una burbuja producida por el intenso viento de una estrella que ‘vivirá rápido y morirá joven’.

Esta burbuja se encuentra a 5.000 años luz de la Tierra, en la constelación de Canis Major, el ‘Can Mayor’, y parece la cara de un perro o de un lobo.

 

La burbuja abarca unos 60 años luz, y se creó bajo la acción del intenso viento emitido por la estrella de Wolf-Rayet HD 50896 – la estrella rosa en el centro de la imagen, que sería el ojo derecho de este peculiar espectro. 

 

Las estrellas de Wolf-Rayet son astros calientes y masivos – con una masa unas 35 veces mayor que la de nuestro Sol – que expulsan grandes cantidades de materia a través de un intenso viento estelar, una corriente de plasma a millones de grados centígrados que emite rayos X, representados en azul en la imagen.

 

El halo verde es el resultado de la colisión de una onda de choque que escapa de la estrella con las capas de materia expulsada con anterioridad

 

Una ‘llamarada’ de rayos X en la esquina superior izquierda da forma a la oreja del ‘lobo’, y la región más densa de la esquina inferior derecha se asemeja a un hocico.

El destino de esta burbuja culminara cuando esta explote, momento en que se terminará dispersando, mientras que la estrella terminará sus días con una dramática explosión de supernova.

El material que rodea a la estrella se enciende en tonos rojizos al interactuar con el fuerte viento estelar, como se puede ver en la zona de la ‘mejilla’.

 

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

“A consecuencia de la construcción de la presa de Assuán”

 Compilado por Manlio E. Wydler (*)

 

Gunther Roeder en 1907, con motivo de la construcción de la presa de Assuán, cuyas aguas cubrirían parcialmente el monumento, llevó a cabo la primera publicación y traducción de los textos de Debod.

 

El egiptólogo alemán trabajó a la vista de las inscripciones jeroglíficas existentes en aquél momento sobre los muros del templo, consultando también el contenido de las anteriores referencias documentales y bibliográficas aportadas por otros viajeros y egiptólogos como Burckhardt, Light, Belzoni, Riffaud, Gau, Cooper, Wilkinson, Champollion, Von Prokesch, Vyse, Lepsius, Ampère, Máxime du Camp, Borchardt, Weigall y Barsanti, en las que se recogían datos e inscripciones, ya perdidas cuando él abordó su trabajo.

En el mes de agosto de 1960, antes de proceder al total desmantelamiento del monumento para salvarlo de la inundación que sumergiría para siempre la Baja Nubia hasta cerca de Tangur, François Daumas y Philippe Derchain, recibieron el encargo de colacionar la epigrafía recogida en sus muros y otros fragmentos arquitectónicos dispersos por el lugar, y realizar un informe sobre el estado de la misma (Debod, Textes hiéroglyphiques et description archéologique. CDAE. El Cairo, 1960).  Una vez reconstruido en Madrid, tras largas y azarosas vicisitudes, el templo quedó inaugurado y abierto al público en el mes de julio de 1972. 

 

El templo de Debod es el mayor templo egipcio existente fuera de Egipto, y constituye un monumento único en su género, tanto por sus características arquitectónicas, como por el periodo histórico y el ambiente cultural en el que, su construcción original y posterior ampliación, deben ser enmarcadas.

 

La publicación de Roeder continúa siendo de manejo obligado, pero no se puede negar que el templo ha sufrido mucho desde principios del siglo XX. 

 

De otra parte, algunos de los textos incluidos por Roeder en su libro no fueron completamente traducidos.

Si a todo ello añadimos la natural dificultad existente para encontrar y consultar dicha publicación, dada su limitada tirada, y los más de cien años transcurridos desde que vio la luz, con los avances producidos de entonces hasta ahora, en materia filológica del sistema de escritura jeroglífico de época ptolemaica y romana, aparece clara la oportunidad de abordar una nueva traducción de las inscripciones jeroglíficas del templo, en una versión integrada, con base en los trabajos de Champollion, Lepsius y Roeder, apoyada en la colación de Daumas y Derchain, y a la vista directa del estado presente de los relieves e inscripciones.

Esta es la iniciativa asumida por el autor, el Dr. Francisco J. Martín Valentín, en un trabajo que ha durado más de diez años, del cual, ahora, publica sus resultados, ofreciendo este libro en el que se recogen todas las inscripciones jeroglíficas del Templo de Debod, traducidas, transliteradas y comentadas. 

 

Para establecer un orden de trabajo, el autor ha elegido el mismo utilizado en el clásico Porter & Moss, por ser un referente de obligado respeto egiptológico. 

 

Se han elaborado fichas sistematizadas con dicho criterio, haciendo referencia a los números de párrafos de la publicación de Roeder, junto con los números y letras de la colación de Daumas y Derchain. En ellas se recogen las inscripciones jeroglíficas que, en el estado actual de nuestros conocimientos, se sabe, cubrieron las paredes interiores y exteriores del Pronaos, los muros interiores, y exterior Este, de la Capilla de Adijalamani, la fachada del naos de Ptolomeo XII, y las recogidas en algunos fragmentos arquitectónicos expuestos en el Museo del templo. Se han añadido, un pequeño estudio sobre el marco histórico de Debod, así como una propuesta de interpretación del programa religioso y ritual de la capilla de Adijalamani y del pronaos, a la vista de sus relieves e inscripciones.

 

La obra se completa con los obligados índices de nombres y epítetos de divinidades y reyes, de lugares geográficos y de significado religioso, y de la lexicografía de Debod, siempre útiles herramientas de trabajo para el investigador. 

 

Como es de uso, los signos que se presentan en la publicación bajo rayado, indican que hoy no son visibles en el monumento, si bien fueron copiados o recogidos por investigadores anteriores.

Se ha procurado, en los casos posibles, proponer reconstituciones de textos lacunares, con base en paralelos, existentes en la capilla de Arkamani, en el templo de Dakka o en otros monumentos de época grecorromana. 

 

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Tratando de detectar la radiación Cherenkov”

Compilado por Manlio E. Wydler (*)

Finalizaron la construcción del Observatorio de  Neutrinos Cubo de Hielo, una gigantesca instalación de más de un kilómetro cúbico enterrada a 1.400 metrosde profundidad en los hielos antárticos. Su objetivo es detectar la llamada radiación de Cherenkov que se produce cuando los neutrinos chocan contra átomos de hielo. Estás partículas, que se producen en el Sol, en las supernovas y en los agujeros negros, son muy difíciles de detectar, pero el enorme tamaño de este detector garantiza el éxito del proyecto.

Es muy similar al Observatorio que existe Argentina en la zona de Malargüe, Mendoza.

Existen grandes grandes obras de ingeniería que durante su construcción pasan desapercibidas por casi todo al mundo. El IceCube Neutrino Observatory es un buen ejemplo de esto: enterrado bajo el Polo Sur, se ha mantenido lejos de miradas ajenas durante sus diez años de construcción. Este “telescopio” tiene como función observar el universo, pero en lugar de utilizar las ondas de radio o la luz visible, lo hará detectando neutrinos. El problema que presenta este tipo de aparatos es que los neutrinos son partículas extremadamente difíciles de detectar, ya que apenas interactúan con la materia. Trillones de ellas atraviesan nuestro planeta cada segundo, pero por su pequeñísima masa -algo menos de una milmillonésima parte de la masa de un átomo de hidrógeno- muy rara vez colisionan con algún átomo, por lo que resultan prácticamente indetectables.

Para tener una remota posibilidad de que uno de ellos “choque” con un detector, este necesita tener un tamaño enorme. Y eso es justamente lo que se ha hecho en este caso: el detector del IceCube Neutrino Observatory ocupa aproximadamente un kilómetro cúbico. Para que su funcionamiento no sea afectado por otras partículas o radiaciones, se ha instalado 1.400 metros por debajo de la superficie del hielo que cubre el Polo Sur. En su diseño y construcción han participado científicos de Estados Unidos, Bélgica, Alemania y Suecia, y el dispositivo será operado porla Universidad de Wisconsin-Madison yla National Science Foundation.

El gráfico que acabas de ver ilustra perfectamente las dimensiones de este dispositivo. Se han necesitado unos 10 años de trabajo para tenerlo listo, pero el pasado sábado 18 de diciembre se introdujeron los últimos 86 fotodetectores y sus respectivos cables hasta una profundidad de dos kilómetros y medio, dando por concluida la obra que costó unos 270 millones de dólares. Cada uno de estos sensores ha sido colocado en su sitio dentro del bloque de hielo mediante profundos agujeros. Estos huecos se realizaron utilizando una taladradora especial que hace su magia mediante agua caliente. Hubo que realizar cientos de pozos con una profundidad comprendida entre los 1400 y 2400 metros para instalar cada uno de los sensores y sus cables de conexión.

Estos sensores poseen el tamaño aproximado de una pelota de baloncesto, y tienen como función detectar la luz azul, llamada “radiación de Cherenkov“, que se produce cuando los neutrinos chocan contra átomos del agua en forma de hielo. La construcción del IceCube Neutrino Observatory ha representado todo un desafío. A pesar de no haber tenido por parte de la prensa la cobertura que tuvo la construcción del LHC, este observatorio seguramente pasará a la historia como uno de los proyectos científicos más importantes de este siglo. Dado lo inhóspito del continente antártico, se buscó un sitio que además de reunir las condiciones geográficas necesarias (por ejemplo, hielos con el suficiente grosor) se encontrase más o menos cerca de una base permanente. Esto simplificaría en parte la logística de la obra, así que se decidió que el complejo quedase instalado cerca de la base que Estados Unidos tiene en el Polo Sur. Hasta allí se llevó la excavadora, que demoró en promedio 48 horas para completar cada uno de los agujeros necesarios.

Tanto los componentes del telescopio como los insumos indispensables para mantener en forma a los 150 científicos y trabajadores que realizaron la obra fueron periódicamente transportados en avión. Esta gente vivió en el Polo durante diez veranos antárticos, y solo una pequeña dotación pasaba allí el invierno. A lo largo de este tiempo aprovecharon su experiencia para escribir una guía titulada “guía de cómo vivir en el Polo Sur”. Francis Halzzen, investigador principal del proyecto, dice que “IceCube es un telescopio que toma una imagen del Universo utilizando neutrinos en lugar de luz. Ahora que su construcción ha finalizado, estamos en camino de alcanzar el nivel de sensibilidad necesario para ‘ver’ neutrinos de otros lugares más allá del Sol”. No vemos la hora de que sea puesto en marcha, y se distribuyan las primeras imágenes captadas por este aparato.

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

NSF/C. Pobes

“Dunas silbantes”

Recopilado por Manlio E. Wydler (*)

 

Siendo chico, vacacionábamos en Miramar, famosa por su Vivero dumnícola y su canturreos. Supe de la importancias de estos acúmulos de arena para mantener las arenas en equilibrio con las playas de las orillas del mar, etc.

 

Hoy gracias a este estudio, he logrado comprender todo acerca de las dunas.

 

En más de 30 lugares del mundo, se produce un fenómeno conocido como de las “dunas de arena cantantes”, que ha intrigado durante años a científicos, turistas y exploradores. Marco Polo ya pudo escuchar el canto de las dunas en sus viajes y Charles Darwin, en su libro El Viaje del Beagle registró el testimonio de unos habitantes de Chile sobre los “cantos” de una colina de arena.

El fenómeno consiste en que, cuando ocurre una avalancha o cuando se presiona la arena de estas dunas con las manos, estas emiten un monótono sonido durante varios minutos. Este canto se puede escuchar a kilómetros de distancia.

 

En 2009, un estudio realizado con espectroscopia Raman por científicos del Physique et Mécanique des Milieux Hétérogčnes (PMMH) de París, sugirió que el canto de las dunas es fruto de la fricción entre las capas de granos de arena en movimiento y las capas inferiores de arena estática, lo que produce ondas elásticas y sonoras en las dunas.

Ahora, una nueva investigación, llevada a cabo por científicos de la Universidad París Diderot de Francia ha revelado nuevas claves sobre la producción por parte de las dunas de múltiples notas que suenan al unísono.

 

Según se explica en un comunicado de la American Geophysical Union, para analizar la cuestión, el físico de la Universidad París Diderot, Simon Dagois-Bohy y sus colaboradores estudiaron dos dunas diferentes: una situada cerca de Tarfaya (un puerto en la costa suroccidental de Marruecos) y otra cercana a Al-Askharah, una ciudad costera del sureste de Omán.

Sin importar el lugar desde el que se registrara el sonido emitido por la duna de Marruecos, la arena de esta “cantaba” de forma estable a 150 hercios, en una tonalidad cercana al sol sostenido. La duna de Omán, por su parte, emitía sonidos a una frecuencia de entre 90 y 150 hercios, en una tonalidad entre fa sostenido y re, revelaron los registros realizados.

Además, dichos registros permitieron detectar en la duna omaní, incluso a pesar de que esta emite sonidos algo caóticos, algunos tonos ligeramente más fuertes que otros. Cuando las avalanchas eran generales, estas frecuencias prominentes a menudo desaparecían, sepultadas por un mar de notas.

 

Los investigadores constataron, por último, que los granos de arena de la duna omaní (de entre 150 y 310 micras) eran mayores que los de la duna de Marruecos (que eran entre 150 y 170 micras).

 

Tras realizar estos análisis, Dagois-Bohy y sus colaboradores llevaron granos de una duna omaní a su laboratorio. Allí, en primer lugar, los científicos hicieron descender una mezcla de arena de esta duna por una inclinación artificial, y registraron con micrófonos el ruido que la arena hacía. Por otra parte, los investigadores midieron también las vibraciones de la arena con sensores colocados en su superficie. 

 

Luego, Dagois-Bohy y su equipo usaron un cedazo para aislar los granos de arena de entre 200 y 250 micras, y los hicieron deslizarse por la misma inclinación, aislados del resto.

Finalmente, los científicos compararon el sonido de la arena aislada con el sonido producido por la arena mezclada, de la prueba anterior. Así descubrieron que, mientras los granos de gran tamaño sonaban ruidosamente, los granos más pequeños producían una nota clara a unos 90 hercios, de manera muy similar a como lo hacen las arenas marroquíes.

Este hallazgo sugiere que el tamaño del grano de arena es un factor importante para el tono del sonido de una duna, afirma Dagois-Bohy. Según el investigador, el tamaño de estos granos afectaría a la pureza de los tonos generados por las dunas porque, cuando varía el tamaño del grano, los flujos de arena avanzan a velocidades diversas, produciendo una amplia gama de notas. 

 

Por el contrario, cuando los granos son de un tamaño similar, los flujos de arena dentro de las avalanchas se mueven a velocidades más consistentes, limitando la variabilidad de los tonos.

A pesar de este avance en la comprensión del sonido generado por las dunas, los científicos reconocen que aún no saben cómo el movimiento errático de los granos en los flujos de arena puede traducirse en sonidos lo suficientemente coherentes como para generar notas musicales.

La hipótesis que manejan Dagois-Bohy y su equipo es que las vibraciones de los granos de arena en los flujos se sincronizan, provocando un periodo en que los granos vibran al unísono. Estos miles de vibraciones mínimas se combinan para presionar a la vez el aire, del mismo modo que lo hacen los diafragmas de los altavoces. Pero, ¿por qué se sincronizan estas vibraciones unas con otras? “Eso es algo que aún no está aclarado”, señala Dagois-Bohy. 

 

Los investigadores consideran que, además, aún hace falta seguir investigando para aclarar otros factores del canto de las dunas, como la razón por la que los flujos de arena precisan una capa fina de arena estable como base, para que el sonido se produzca. Los resultados de la presente investigación han aparecido publicados hoy en la revista de la American Geophysical Union, Geophysical Research Letters.

 

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

“Otra partitura de Beethoven encontrada”

Copilado por Manlio E. Wydler (*)

 

Muchos músicos han visto desaparecer sus obras y solo por esas vueltas del destino hoy

las podemos escuchar.

 

El profesor Barry Cooper, dela Universidadde Manchester (Inglaterra), ha descubierto en un libro de notas una composición inédita de Beethoven, de 1820

 

Se acaba de descubrir una composición musical de Beethoven escrita hace 192 años que se representó, puede que por vez primera, el pasado jueves. 

 

El profesor Barry Cooper -uno de los principales expertos en el compositor del mundo – descubrió el trabajo, compuesto por Beethoven alrededor de 1820, junto a unos bocetos originales de la Missa solemnis en re mayor, en un libro de notas ahora en Berlín.

Como cuenta CORDIS, a Ludwig van Beethoven (1770-1827) se le considera uno de los compositores más famosos e influyentes. Sus obras más populares incluyen 9 sinfonías, cinco conciertos para piano, 32 sonatas para piano y 16 composiciones para cuarteto de cuerda. También compuso distintas piezas de cámara, trabajos corales, entre los que se incluye la Missa solemnis, y otras melodías. 

 

Todo ello resulta aún más meritorio si se tiene en cuenta que comenzó a perder capacidad auditiva a los veintiséis años, pese a lo cual no dejó de componer, dirigir y ejecutar música incluso tras perder el sentido del oído por completo. A sus cincuenta años se le reconocía en toda Europa como el mayor compositor vivo. 

 

La razón de su sordera no se conoce pero se ha atribuido a causas como el tifus, una enfermedad autoinmune (como el lupus eritematoso sistémico) e incluso a su costumbre de sumergir su cabeza en agua fría para permanecer despierto. 

 

El descubrimiento de una partitura inédita de Beethoven es un hecho extremadamente raro, según el profesor Cooper, musicólogo de la Escuelade Artes, Idiomas y Culturas de la Universidadde Mánchester. Afirma que “al igual que Missa solemnis, la música probablemente se compuso para el Archiduque Rodolfo de Austria”. Su representación, en caso de que se hubiese llevado a cabo, se habría realizado durante la ceremonia en la que se le invistió como Arzobispo de Olomouc (República Checa).  

 

El profesor Cooper añade: “Esta composición es sorprendente porque no suena a Beethoven. Si no la hubiera observado escrita con su propia caligrafía, incluidas las correcciones, no hubiera creído que fuese suya. Supongo que probablemente nadie se había percatado de ella hasta ahora debido a que el primer pentagrama se canta sin acompañamiento, no está registrado, por lo que la melodía es mucho menos reconocible. Resulta revelador que Beethoven compusiese una pieza sencilla y funcional para un servicio religioso, lo que debe interpretarse como un indicio de su devoción”. 

 

En total Beethoven compuso 138 piezas durante toda su vida distinguidas con un número de opus. Existen además 205 obras sin número de opus (WoO, Werk ohne Opuszahl) tanto porque no se numeraron en su momento como por ser una publicación póstuma.

El descubrimiento de esta rara pieza musical también revela la primera ocasión en la que Beethoven utilizó su conocido estilo coral lento. De él existe un claro ejemplo en su cuarteto de cuerda número 15 en la menor Opus 132, compuesto en 1825 y reconocido como una obra maestra. La melodía recuerda a una versión de Pange lingua, incluida aún en ocasiones en la liturgia actual. 

 

El profesor Cooper comparó este descubrimiento clásico con otro opus de Beethoven y afirmó: “El canto gregoriano se cantaba mucho más lento entonces, por lo tanto sorprende que utilizase el mismo estilo de acordes lentos para el Opus 132 escrito en 1825. Entiendo que es la primera ocasión que se empleó”. 

 

El profesor concluyó: “Supongo que se escribió para representarse durante la ceremonia, tras Missa solemnis, para completar la misa. Pero Beethoven no era reacio a escribir una armonización sencilla para una melodía popular, incluso lo había practicado en varias ocasiones con anterioridad, aunque no para un canto gregoriano. La única obra comparable se encuentra en una partitura de 1791 que escribió para Las lamentaciones del profeta Jeremías“. 

 

La primera representación de esta versión de Pange lingua de Beethoven tuvo lugar el pasado jueves 25 de octubre en la Universidad de Mánchester. En Journal of the Royal Musical Association se publicará en primavera una versión interpretativa de la obra.

 

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

“La receta perfecta”

Recopilado por Manlio E. Wydler (*)

Agua dulce y caliente, además de fuertes vientos. Esta es la receta perfecta de un gran huracán como «Sandy», que ha entrado hoy a los Estados Unidos. Y es que, según la revista «National Geographic», la duración de este tipo de fenómenos meteorológicos es un 36% menor cuando se sitúan sobre gruesas capas de frío.

De hecho, la publicación explica que los huracanes se mantienen activos gracias a que los intensos vientos arrastran las aguas, que son calentadas por el sol provocando una energía que forma estos destructivos fenómenos de la naturaleza. Sin embargo, y por suerte, también terminan absorbiendo las frías, lo que finalmente hace que se debiliten.

Para llegar a esta conclusión, los científicos analizaron nada menos que 587 tormentas y ciclones durante 9 años (entre 1998 y 2007) en el Atlántico tropical occidental, el Pacífico occidental y el océano Índico norte. La conclusión fue clara: este tipo de fenómenos atmosféricos prefieren el frío.

Sin embargo, también encontraron una serie de factores que influyen drásticamente en la magnitud y las características que puede llegar a tener un huracán. El principal es el agua dulce, menos densa que la salada, que provoca un aumento de un huracán. Este tipo de líquido se puede encontrar, de hecho, en la parte superior del mar cuando está frío.

Aunque las posibilidades de que estos tifones golpeen las regiones inundadas por agua dulce es pequeña (tan sólo entre el 10 y 23 %), el efecto podría ser sorprendentemente grande, con huracanes que pueden llegar a ser hasta un 50 % más intensos en las regiones donde el agua dulce se vierte en el mar, como el área del Ganges, lo que podría producir una gran destrucción.

«Nuestro estudio revela que cuando los huracanes pasan sobre los océanos cubiertos por el agua dulce de los ríos, como el Amazonas y el río Mississippi, y la lluvia, se pueden intensificar rápidamente» explica el científico marino Karthik Balaguru en el Pacific Northwest National Laboratory en Richland, Washington.

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

“La cápsula Dragón volvió a la Tierra”

Recopilado por Manlio E. Wydler (*)

La cápsula privada Dragon CRS-1 regresó con éxito ala Tierrael pasado 28 de octubre. Utilizando el brazo robótico Candarm-2, los astronautas de la estación espacial desengancharon el vehículo del módulo Harmony, y lo soltaron en vuelo libre a las 13:29 UTC. Tras dos encendidos de su sistema de propulsión,la Dragon, que separó su módulo de servicio poco antes, penetró en la atmósfera a las 19:02 UTC, amerizando en el océano Pacífico, frente a las costas de California, 20 minutos después. La cápsula fue capturada por las fuerzas de rescate, y llevada a Tierra, donde sus valiosos contenidos serán extraídos y devueltos ala NASA.

La nave Dragon ha traído de vuelta ala Tierraunos 770 kilos de material, después de partir el 7 de octubre del Centro Espacial Kennedy, en Florida, con unos 500 kilos de suministros para los astronautas dela EEI.

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

“España en el espacio”

Recopilado por Manlio E. Wydler (*)

 

 

Después del éxito del austríaco Félix Baumgartner, que efectuó un salto desde un globo con cabina especial desde los39 Kilómetrosde altura, una empresa española ha tomado la idea para generar paseos turísticos hasta los36 kilómetrosde altura.

 

Viajes turísticos al espacio a partir de 2014. Este es el proyecto que prepara una empresa española que está probando prototipos de cabinas espaciales. Piensan en un paseo de un par de horas a36.000 metrosde altura. Los prototipos de cabinas y globos se están montando en la localidad barcelonesa de Rubí y los prueban en un aeródromo de León.

Contará con una cabina para cuatro personas, estará presurizada, pese a que los pasajeros vestirán un traje espacial, descenderán con paracaídas y serán elevados por un gran globo lleno de helio.

El precio de la aventura dicen que será muy salado. Más barato sale volar hasta los30 Kilómetrosa bordo de un avión MIG-27, en Rusia; además que es más segura la operación. Ver la redondez dela Tierray la negrura del espacio están aseguradas.

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

“Inteligencia artificial suplementaria y CONTROL”

Recopilado por Manlio E. Wydler (*)

 

Si Bill Gates desde Microsoft consiguió llevar un PC a cada casa, Steve Jobs desde Apple logró llevar un “PC” a cada bolsillo y John Donoghue, desde la Universidad Brown, en Providence (Rhode Island, EE UU) gran pope del universo biónico, colocará chips de inteligencia artificial en todas las cabezas del Mundo.

 

Cada vez falta menos para que esto suceda, sino observemos:

 

Imaginemos por un momento lo que supone para una persona que no puede ni hablar, ni andar, ni mover un brazo, poder abrir su e-mail y comunicarse con el mundo. Pensar en accionar un brazo robótico y que éste se mueva. Poner en funcionamiento por sí solo la silla de ruedas. Pues eso ha podido hacer Matthew Naggle, de 26 años, de Massachusetts, tetrapléjico tras recibir una puñalada en el cuello en una pelea en la playa, en 2001. Su milagro es fruto de la visión de John Donoghue, cuyo proyecto, el Braingate (la puerta del cerebro) es tan revolucionario como polémico: se basa en la implantación de un chip en el cerebro. Un chip del tamaño de una aspirina. Un chip que, dicen sus críticos, abre la puerta para un futuro control de las voluntades del individuo. (Y que conste que esto es solo el principio)

 

El Braingate viene a ser “una especie de segunda espina dorsal”. Las señales cerebrales (las órdenes) se captan mediante el chip. De la cabeza salen unos cables conectados a la computadora, que procesa la información y devuelve la señal al músculo. Un dispositivo aparatoso, sí, pero que en el futuro será sin cables y se controlará con una caja del tamaño de un teléfono móvil, asegura Donoghue. Cuatro pacientes paralíticos han probado ya su Braingate. “Los cuatro han recuperado algún nivel de control”.

 

El vicepresidente Dick Cheney lleva un desfibrilador cardioversor implantable, un dispositivo que se implanta en el pecho y que permite detectar arritmias cardiacas y enviar una señal eléctrica para evitar un ataque al corazón. Es decir, al igual que el Braingate, explica Donoghue, se trata de un dispositivo que no sólo estimula, sino que además es lector: lee la arritmia, envía la señal. “El hombre biónico ya está aquí. Hay dispositivos para el corazón, para los implantes de cóclea [también llamado caracol, situado en el oído interno]; hay 30.000 personas enfermas de párkinson en Estados Unidos cuyos músculos han dejado de ser rígidos gracias a un electrodo de cuatro centímetros…”. Eso sí, su Braingate, al estar implantado en el cerebro, despierta ciertas reticencias, sobre todo en Europa. Paolo Darío, el experto italiano, dice que sólo es aceptable para casos de tetraplejia.

 

Todas estas líneas de investigación dispersas por el mundo son las que permiten que, al cabo de un tiempo, la tecnología llegue a los usuarios. El campo de las prótesis de piernas es uno de los que ya ofrecen hoy soluciones de vanguardia. Como la C Leg, una pierna futurista que incorpora un chip que se programa en función del peso y el paso del paciente y que se recarga cual teléfono móvil.

 

La Bionic EyeFoundation de Sidney presentó su ojo biónico: se implantan unos pequeños electrodos en la superficie del ojo; una minicámara de vídeo adaptada a unas gafas capta imágenes y las transmite a los electrodos vía ordenador; los electrodos estimulan la retina y mandan su señal a la zona del cerebro que controla la vista. ¿Eureka? Pues, más o menos. Porque el paciente de hecho no ve, sólo recibe flases. Eso sí, tiene una visión funcional que le permite sortear obstáculos en una habitación, dicen.

“Hacer un ojo es posible, pero no es suficiente. Lo importante es que el ojo pueda hablar con el cerebro”, dice Álvaro Pascual Leone, neurólogo valenciano, de 46 años y director del Centro de Estimulación Cerebral de Harvard. Las nuevas líneas de investigación se centran ahora no tanto en crear un ojo, sino en reeducar al cerebro. Que vea escuchando. Se convierte la imagen (captada por la minicámara de las gafas) en un sonido. La parte del cerebro destinada a la visión interpreta ese sonido visual de modo que el paciente ve gracias al sonido.

Enla Universidadde Montreal (Canadá) se apuesta por una línea paralela, colocando una placa en la lengua del paciente. En este caso, vería gracias a la lengua, en vez de al oído. Pura magia La capacidad del hombre por reconstruirse a sí mismo no se detiene.

 

Tenemos fe, que tendremos grandes novedades cibernéticas –genéticas.

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

“No, No, …..alguna vez digan SI”

Compilado por Manlio E. Wydler (*)

 

He visto este artículo sobre los viajes hiperlumínicos, tema que trato frecuentemente en Internet y no he podido resistirme en colocar en “negrita” ciertos pensamientos al respecto. Si después de leer, tienen curiosidad les aseguro que les gustarán algunos artículos sobre el funcionamiento de las naves extraterrestres, que hay míos en Internet.

 Se ha descubierto un planeta (no habitable) en el sistema triple de alfa centauro se especula con un viaje interestelar hasta allí. Sabemos que hay más planetas y por lo menos uno es hogar de una civilización humanoide, que nos ha visitado. Lo malo es que, pese a tratarse de las estrellas muy cercanas a la Tierra, las distancias son tan inmensas que realizar un viaje hasta ese sistema con las naves que hoy tenemos sería una aventura imposible. Es necesaria una gran velocidad que aún no poseemos, casi….

Incluso considerando sólo una misión no tripulada no es posible en corto o medio plazo.
Las sondas Voyager- de tecnología ya vetusta, que han abandonando el sistema solar, tardarían, a la velocidad a la que van, decenas de miles de años en llegar, si fueran en esa dirección. Por tanto, la tecnología convencional no sirve. Pero los sistemas nucleares o la vela láser –pobres sustitutos- no tripulados requerirían unos presupuestos tan enormes que difícilmente se puedan financiar algún día. Sería interesante tener un sistema warp como el de Star Trek.

El físico mexicano Miguel Alcubierre estaba viendo un episodio de esta serie cuando se planteó si algo así era posible. Se puso a trabajar en usando Relatividad General y llegó a la conclusión de era posible plantear un escenario teórico en el que era posible viajar a mayores velocidades de la luz. Publicó un artículo al respecto en 1994. 

Como todos sabemos, no se puede viajar a mayor velocidad de la luz a través del espacio, pero el propio espacio sí puede expandirse a mayores velocidades que la luz. Desde un punto cosmológico eso ya pasó durante la supuesta inflación cosmológica y pasará en el futuro cuando la energía oscura gane la batalla a la gravedad y todas las galaxias retrocedan de todas las demás a mayor velocidad que la luz, simplemente el espacio entre ellas se expandirá más rápido que la luz que lo atraviese.  Hoy sabemos que la luz como tantas otras cositas tienen velocidades muy variables y ya tenemos varios experimentos que han sobrepasado la velocidad de la luz en el vacío y ni hablemos de los entrelazamientos cuánticos.

Usando esta idea, Alcubierre diseño un sistema en el que se crea una burbuja de espacio, una burbuja warp, en el que se sitúa la nave espacial y a través de la cual la nave no se mueve. En su lugar se deforma el espacio que está antes y después de esa burbuja de tal modo que se contrae y expande respectivamente. Como un surfista en una ola, la nave se podría desplazar a otras regiones de la galaxia. Desgraciadamente, Alcubrierre, ni idea tiene de cómo formar esa burbuja, porque no es un contactado.

El sistema no viola ninguna relativista, pero sí presenta impedimentos casi imposibles de salvar. Un problema, expuesto por José Natário, sería que la nave no podría comunicarse con el exterior y, por tanto, no podría controlar el sistema, ni frenar, ni cambiar de dirección ni nada de nada. Este es un inconveniente grave. Las naves que viajan por el espacio-tiempo no usan frecuencias por lo lentas, sus comunicaciones se basan en el entrelazamiento cuántico, que son instantáneas.

Carlos Barceló y Stefano Finazzi también encontraron otra dificultad grave si se tenía en cuenta teoría cuántica. Al parecer el interior de la burbuja sería incinerado por la radiación Hawking y con ello desaparecería la nave y los señores Spock de su interior.
Allen Everett calculó que la pared de la burbuja debía de ser de un material exótico tan especial que debía tener una masa de 10.000 millones de veces la del Universo pese a medir sólo 100 veces la longitud de Planck. Vuelvo a repetir, estos cálculos serían válidos si no hubieran formas de evitar seguir enredados en nuestra dimensión. Pero los que hemos estado en una nave alienígena sabemos que estas si pueden realizar proezas de ese tipo y que hay formas para evitar que esto no se pueda realizar.  La antigravedad es el secreto del mundo del futuro e interviene en muchísimas funciones del mismo.

Además, este sistema warp presenta violaciones a las condiciones de energía. Así por ejemplo, se calculó (Pfenning, Michael J.; Ford, L. H., 1997) que para llevar una nave de estas por la galaxia se necesitaría transformar en energía una masa equivalente a varios órdenes de magnitud la masa total del Universo. No es así, ya que la nave es al funcionar una singularidad, fuera de nuestros parámetros.

Pues bien, toda esta introducción es para contar que ahora Harold White (NASA) dice haber demostrado que esa cantidad descomunal de energía no es necesaria. Basta modificar la geometría de la materia exótica para sólo necesitar el equivalente de energía de unas cuantas toneladas de masa. En lugar de usar una configuración esférica usa una configuración toroidal (en forma de rosquilla). El trabajo fue presentado el pasado septiembre en un simposio, pero hay colgado algo en la web de la NASA. Tampoco es necesaria una cantidad fenomenal de energía, porque la BURBUJA de antigravidez, es una propia singularidad, o sea que sus parámetros ya no son los nuestros, sino son los propios, con todas las consecuencias que esto tiene.

 De momento no parece que haya un artículo publicado en una revista académica revisada por pares. (No hay pares para la velocidad Warp, hasta ahora un solo inventor) Puede que se invente finalmente la propulsión warp en el 2063,- cosa que puedo decir que está equivocada la serie, porque yo, con ideas akáshicas envié un artículo al Sr. Favio Serpa en 1966, con las ideas en que venía trabajando desde 1963, sobre la forma de funcionar los Ovnis, naves que venían de otros mundos y que nos alacanzaban gracias a la hipervelocidad antigravitacuional. No solo emitió mis ideas por un programa radial, sino que lo publicó en dos números de su Revista sobre el tema. O sea que vengo a ser el inventor de la velocidad warp, cien años antes.

Puede que nunca nadie consiga el viaje interestelar, que sea simplemente imposible o biológicamente incompatible. Eso explicaría el que no hayamos contactado con otras civilizaciones y que si éstas existen siempre permanecen aisladas.  Esto es el colmo, las naves alinígenas existen, las pruebas son muchísimas, los testimonios importantes son abrumadores y que nuestra civilización llegue a poseer estos conocimientos será solo cuestión de tiempo.

Las naves que desde la antigüedad nos rodean, no son ciencia ficción y puede viajar en el espacio-tiempo y entre dimensiones. Seguir negándolos no es científico, si lo es buscar como lo que ellos hacen es posible y no creer que nuestros axiomas todo lo pueden. Basta ver que casi no hemos avanzado en Física Cuántica, en astronáutica, en comunicaciones válidas para la inmensidad espacial y tantas otras cosas.

Los Blogs de divulgación, muchas veces ponen como noticias cosas ya anotadas y muchas veces no hay que poner de valía.

Solo una nación puede encarar la construcción, con ingeniería inversa de aquellas Máquinas maravillosas ya pensadas en la Segunda Guerra Mundial y hoy ya una realidad parcialmente secreta de USA. Las naves antigravedad son operables y son ellas las que nos introducirán al mundo científico y tecnológico que tanto cuesta parir.

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.