Reactor nuclear combinado.

“Reactor de Fusión- fisión”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (*)

 

El fusor de Farnsworth–Hirsch es un reactor de fusión propuesto en los años `60 por Philo Farnsworth, uno de los inventores del tubo de rayos catódicos. Es relativamente simple de construir y utilizar. Sorprendentemente ocupa un espacio similar al uno de esos televisores de tubo y esta basado en principios similares.  Como reactor de fusión es menos eficaz que el tokamak, la típica rosquilla de diseño ruso que estamos acostumbrados a ver. Sin embargo, variantes modernas son utilizadas, con éxito, como generadores de neutrones

 

Los reactores de fisión, la energía nuclear que ahora utilizamos, también utilizan neutrones para dividir el uranio y generar energía. Pero estos reactores no son capaces de liberar todo la energía almacenada en el uranio. Una gran parte se queda en uranio sin utilizar o en sus residuos de alta intensidad. Elementos como el plutonio que siguen siendo radiactivos durante cientos de miles de años. Un flujo mas intenso de neutrones  podría forzar su división. Si un reactor actual es como un puchero burbujeante, lo que buscamos sería más parecido a un incinerador.

La idea es utilizar un pequeño “fusionador” como fuente de esos neutrones.  El reactor recibiría energía suficiente para producir reacciones de fusión nuclear. A su alrededor, se colocaría una capa de desechos nucleares. El flujo de neutrones generado provocaría la fisión de los desechos, liberando gran cantidad de calor y convirtiéndolos en  residuos con una vida media mucho mas corta. De hecho, el calor sería suficiente para conseguir una producción neta positiva de energía. Este sistema funcionaria muy bien con los elementos transuránicos,  los desechos nucleares mas peligrosas ya que tienen una vida media de cientos de miles de años. 

 

Este reactor no estaría libre de residuos. Los neutrones volverían levemente radiactivos todos los elementos cercanos como el acero de soportes y tuberías. Pero serian residuos de baja actividad, peligrosos durantes decenas de años y no cientos de miles, lo que hace una gran diferencia, aparte de reducir los desechos radioactivos de dudoso depòsito.

 

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

El Invierno en Verano

“Oleadas glaciales desde la Antártida”

 

Por Manlio E. Wydler (*)

 

Este fin de año e inicio de las vacaciones en todas playas argentinas no es para nada auspicioso.  Nadie en el agua y todos los que fueron a la arena, vestían pantalones y buzos. Por ahora, nada de tangas y slips.

 

Las bajas temperaturas de los sucesivos avances de frentes fríos en estos años van generando una tendencia en estas latitudes donde la Península Antártica más cerca está.

 

Lo que esta región nos indica será lo que paulatinamente irá sucediendo en todo el mundo.

 

Las temperaturas mínimas en el amanecer de este verano parecen las de finales del invierno, 12 grados centígrados en Buenos Aires y cercanas a cero grado en las capitales provinciales del Sud. Hay que hacer notar, que estamos ya en el verano y esto no tendría que pasar.

 

Lo más notable es que estas oleadas de frío glaciar antártico, que solían llegar solo hasta la mitad de la Patagonia, hoy llegan hasta el sud de Brasil.

 

Hace diez años que vengo escribiendo sobre las Glaciaciones y los períodos cálidos y según todos los indicios de la paleobotánica, como las prehistóricas  glaciaciones nos indican que las temporadas heladas, cada vez son más extensas, con pequeños picos glaciares intermedios y las temperaturas templadas tenderán a desaparecer.

 

Estamos camino a una gran Glaciación, que será terrible para el 2750, pero ya estaremos en un período Pretundra en menos de 200 años.

 

Todo esto se puede leer en los Blogs que escribo.

 

Es tan evidente que algo raro está ya sucediendo, que en muchos lugares ya se está hablando de anomalías climáticas y  nadie toma en serio lo del calentamiento global. Visto el fracaso de la última cumbre.

 

Luis Carlos Campos, autor de “Calor Glaciar”, dice: – A corto plazo yo no veo grandes problemas por calentamiento, aunque pueden seguir anomalías en el clima, inundaciones, incluso pequeñas olas de calor y de frío. A partir del 2012 iniciamos un ciclo solar y la situación puede empeorar hacia el frío. En el 2030 nos acercamos a un “bajón” solar, llamado “mínimo de Gleissberg” en el que nos enfriaremos, frente a la propaganda oficial que habla lo contrario. Según Bokov o Gleissberg el pico de frío será en el 2080-90. Según Abdusamatov, jefe de la estación espacial rusa, en 6 ó 9 años podemos estar en una miniglaciación. Con todo, España muy lejos del Polo Norte, por lo que no debería ser de las más afectadas. Los grandes cambios climáticos deben detectarse a la altura de Canadá.

 

Como vemos, pese a ciertas inexactitudes, su opinión no es lo que era, al igual de cada vez mayor cantidad de especialistas.

 

El principal motivo del enfriamiento está en el balance calórico dela Tierra, donde la energía solar es un gran factor, pero también lo son el calor propio dela Tierra, las erupciones volcánicas y el cambio de albedo, el perfil energético de las sociedades, las variaciones atmosféricas, las de las corrientes oceánicas, las guerras, los cambios astronómicos, corrimiento de los polos geográficos y magnéticos,  y muchos otros factores.

 

Los medios nos están vendiendo que llega un apocalipsis de calor, cuando miles de científicos especialistas solares, como Soon, Baliunas, Bokov, Wydler, dicen todo lo contrario. Nos preparan para la torrefacción y la sequía cuando el problema  será el hielo y el frío.

 

Para cuando lleguen estos tiempos la humanidad vivirá en Ciudades totalmente autónomas, donde lo tecnológico brindará lo mejor de una próspera ecología y donde la humanidad, regida por otros principios y ayudas tecnológicas, será de un gran promedio de notables humanos.

 

Los  informes que nos enseñaron  los de UN son de pocas páginas, sin notas ni bibliografía en donde la palabra “probablemente” aparece demasiadas veces. Es un informe para “politiqueros”, como ya yo decía al asistir al COP Número 10 en Buenos Aires en el 2004: EL CALENTAMIENTO GLOBAL NO EXISTE.

 

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

Propiedad anticancerosa de la Vit. D.

“El porqué la Vitamina D es anticancerígena”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (*)

 

Se sabe que la Vitamina Dtiene una amplia gama de efectos fisiológicos y que existen correlaciones entre cantidades insuficientes de Vitamina D y una mayor incidencia de cánceres de ciertos tipos. Estas correlaciones son particularmente fuertes para cánceres del tracto digestivo, incluyendo el cáncer de colon, y ciertas formas de leucemia.

Un equipo de investigadores dela Universidad McGill en Canadá ha descubierto una base molecular de ese aparente efecto anticancerígeno dela Vitamina D. El equipo, dirigido por los profesores John White y David Goltzman, descubrió que la forma activa dela Vitamina D actúa a través de varios mecanismos para inhibir tanto la producción como la acción de la proteína cMYC. Esta proteína impulsa la división celular y está activa a niveles elevados en más de la mitad de todos los cánceres.

 

Concretamente, en la investigación se ha constatado que la Vitamina Dcontrola la tasa de producción y la degradación de la cMYC. Más importante aún es que los resultados del estudio indican que la Vitamina D estimula con notable intensidad la producción de un antagonista natural de la cMYC llamado MXD1, lo que en esencia conduce a la supresión de la acción de la cMYC.

 

Se suele administrar contra la deficiencia de Calcio y contratados los cánceres del bajo vientre-entre ellos los del aparato reproductor de ambos sexos.

 

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Daño cerebral fetal.

“Daño alcohólico durante la gestación”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (*)

 

 

Los niños expuestos al alcohol durante su desarrollo fetal muestran cambios en el metabolismo y la estructura cerebral que son visibles mediante varios tipos de escaneo médico, según un nuevo estudio.

 

El alcohol consumido por las mujeres embarazadas  provoca problemas en el desarrollo mental y físico de los hijos, mediante un trastorno conocido como síndrome de alcoholismo fetal. Las investigaciones realizadas sobre el tema sugieren una incidencia de entre 0,2 y 1,5 por cada 1.000 nacimientos, según los Centros estadounidenses para el Control y Prevención de Enfermedades.

Los avances en la resonancia magnética por imágenes están permitiendo obtener datos nuevos y reveladores sobre los efectos del alcohol en el sistema nervioso central de niños cuyas madres bebieron bastante alcohol durante su embarazo. Recientemente, el equipo del Dr. Andrzej Urbanik, catedrático del Departamento de Radiología enla Universidad Jagielloniana de Cracovia, Polonia, usó tres técnicas diferentes de resonancia magnética por imágenes para definir mejor estos efectos.

 

El grupo de estudio incluyó a 200 niños que fueron expuestos al alcohol durante su etapa fetal y 30 niños cuyas madres no bebieron durante el embarazo ni tampoco durante la lactancia.

 

Los investigadores usaron resonancia magnética por imágenes para evaluar en los dos grupos de niños el tamaño y forma del cuerpo calloso, un conjunto grueso de fibras nerviosas que conecta entre sí a las dos mitades del cerebro, y de esta forma posibilita el rápido intercambio de información entre ambos hemisferios. La exposición prenatal al alcohol es la principal causa de trastornos en el desarrollo del cuerpo calloso o la ausencia total de éste.

Los resultados obtenidos mediante resonancia magnética por imágenes muestran un adelgazamiento estadísticamente significativo del cuerpo calloso en los niños expuestos al alcohol, en comparación con los del otro grupo. Estos cambios están muy asociados con problemas psicológicos en los niños.

 

Otras mediciones realizadas por el equipo de investigación también delatan la existencia de trastornos neurológicos o daños en el tejido cerebral de los niños de madres que consumieron bastante alcohol durante el embarazo.

 

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

Equipo de IRM