Viejo tejido muscular

“El tejido muscular fósil más antiguo encontrado”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Un fósil, que data de hace 560 millones de años, fue descubierto en Terranova, Canadá. A partir de su simetría de cuatro “pliegues” o “ramas”, otras características morfológicas, y lo que parecen ser algunos de los vestigios más primitivos de tejido muscular, unos investigadores dela Universidadde Cambridge en el Reino Unido, la de Oxford en el mismo país, yla Universidad Conmemorativade Terranova, lo han interpretado como un animal del filo Cnidaria, el grupo que contiene a animales modernos como corales, anémonas de mar y medusas.

 Históricamente, el origen, la evolución y la dispersión de los animales han sido interpretados como partes de un proceso que se inició durantela Explosióndel Cámbrico, un período de rápido desarrollo evolutivo que empezó hace 541 millones de años, cuando aparecieron por primera vez los principales grupos de animales en el registro fósil.

Sin embargo, en décadas recientes, los descubrimientos de senderos de huellas conservados en yacimientos paleontológicos, y los hallazgos de evidencias químicas en rocas antiguas, así como comparaciones moleculares, han sugerido indirectamente que los animales podrían tener un origen muy anterior a lo que se ha venido creyendo. El problema es que aunque en la comunidad científica se tiende a aceptar que antes dela Explosión Cámbricaya había bastantes animales, muy pocos de los fósiles encontrados en las rocas más viejas poseen características que puedan ser usadas para identificarlos de forma concluyente como animales.

El nuevo fósil, llamado Haootia quadriformis, procede del Período Ediacarano (o Ediacárico), un intervalo que se extiende desde hace 635 millones de años hasta hace 541 millones. Se diferencia de cualquier otro fósil ediacárico previamente descrito, ya que está formado por manojos de fibras en una disposición general simétrica cuádruple: un plano corporal que se parece al visto en los cnidarios modernos.

 El equipo de Alex Liu, de la Universidadde Cambridge, y Martin D. Brasier, de la Universidad Conmemorativade Terranova, han determinado que las similitudes entre el Haootia quadriformis y los cnidarios, tanto fósiles como vivos, sugieren que el organismo fue probablemente un cnidario, y que los manojos representan tejido muscular. Esto lo convertiría no solo en un raro ejemplo de animal ediacárico, sino también en uno de los fósiles más antiguos en todo el mundo que muestran señales de músculo.

 (º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.


 

 

La teoría detrás de las mediciones astronómicas actuales.

“La teoría detrás de las distancias cosmológicas, un palpable desaguisado”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

La medida de distancias cosmológicas se realiza por fotometría usando supernovas de tipo Ia (SN Ia). Los catálogos más recientes son SDSS-II (0,05 < z < 0,4), SNLS (0,2 < z < 1) y algunas medidas puntuales del telescopio espacial Hubble. El diagrama de Hubble que se obtiene con su combinación (JLA) conduce a una ecuación de estado para la energía oscura de ω = –1,018 ± 0,057 (stat+sys) para una universo plano ΛCDM. Incluyendo las medidas de distancias de BAO se obtiene ω = –1,027 ± 0,055.

Para la cantidad de materia se obtiene Ωm = 0,295 ± 0,034 (stat+sys) valor compatible con el resultado del telescopio espacial Planck publicado en marzo de 2013 (que era Ωm = 0,268 + 0,049 = 0,317). El artículo técnico es M. Betoule et al., “Improved cosmological constraints from a joint analysis of the SDSS-II and SNLS supernova samples,” arXiv:1401.4064 [astro-ph.CO].

Tanto para el Hubble como para el Plank se admiten las mismas fórmulas e hipotéticos factores por lo que los resultados pueden ser concordantes, pero no verdaderos, pues se basan en teorizaciones no de mostradas.

La energía oscura, como la materia oscura es un concepto devenido en abstracto, nunca encontrado y superado por las teorías Cosmológicas del Multiverso y las interacciones entre los diferentes Universos.

Las mediciones que se efectúan por estos medios, por lo tanto apenas pueden ser consideradas como solo nociones de aproximación y nada más.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Dibujo20140830 jla cosmological parameters - betoule et al


Colisión galáctica

“Colisión entre galaxias”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

Las lentes cósmicas están creadas por enormes estructuras como las galaxias y cúmulos de galaxias, que desvían la luz de los objetos detrás de ellos debido a su fuerte gravedad, un efecto llamado lente gravitacional. Las propiedades de aumento de este efecto permiten a los astrónomos estudiar objetos que no serían visibles de otro modo y comparar directamente las galaxias locales con otras mucho más remotas, vistas cuando el Universo era mucho más joven.

 

Pero para que estas lentes gravitacionales funcionen, la galaxia-lente, y la lejana detrás de ella, deben alinearse con mucha precisión. Estas alineaciones casuales son muy raras y tienden a ser difíciles de identificar, pero la tecnología ha hecho que descubrirlas sea más fácil.

 

H-ATLAS J142935.3-002836 (o simplemente H1429-0028 para abreviar) es una de estas fuentes. Es un objeto muy brillante en el régimen de infrarrojo lejano, a pesar de que lo estamos viendo en un momento cuando el Universo tenía sólo la mitad de su edad actual.

 

El análisis de este objeto estaba en el límite de lo que es posible, por lo que el equipo de astrónomos comenzó una extensa campaña de seguimiento utilizando el Hubble junto con otros telescopios espaciales y algunos de los más poderosos en tierra (ALMA, el Observatorio de Keck, etc.). Los telescopios proporcionaron diferentes puntos de vista, que fueron combinados para obtener la mejor visión de este objeto inusual.

 

Un equipo internacional de astrónomos ha podido obtener la mejor imagen jamás vista de una colisión entre dos galaxias producida hace unos 7.000 millones de años, cuando el Universo tenía tan solo la mitad de su edad actual. El telescopio espacial Hubble y otros observatorios en tierra y en el espacio han permitido captar detalles de otro modo invisibles.

 

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

El Hubble ve el choque de dos galaxias hace 7.000 millones de años

 

El celo Arturiano

“El celo de los asesores arturianos”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

Para el Gobierno Mundial, no puede existir competencia, siquiera en empleos espaciales de uso civil. Porque aún estos pueden tener ingerencia con ciertas modificaciones a los designios futuros de este gobierno de USA y extraterrestres.

 

El mismo necesita que la globalización sea total y hay proyectos que deben ser colocados en la categoría de inviables.

 

Si es necesario se hacen unos pequeños trucos electromagnéticos y los proyectos fracasan según el designio para el mismo. La Constelación Galileo no es deseable.

 

Los dos primeros satélites operativos, pero mal posicionados para ese trabajo de la constelación Galileo, el sistema de navegación con el que Europa pretende abandonar la dependencia del GPS estadounidense a partir de 2020, se han convertido también en la primera gran decepción del ambicioso proyecto. Un “fallo” en el despegue, a bordo de un cohete ruso Soyuz desde la Guayana Francesa hace una semana, dejó los artefactos en una órbita equivocada, elíptica en vez de circular, hasta 9.800 km más baja; el fallo técnico se produjo durante la última fase del cohete, llamada Fregat (un sistema concebido por rusos y europeos), que sitúa los satélites en su lugar definitivo. El resultado fue que en vez de quedarse en una órbita nominal circular, con una inclinación de 56 grados en relación al ecuador, a una altitud de unos 23.600 km, las sondas fueron dejadas en una elíptica con una altitud máxima de 25.900 km y una mínima de 13.700 km, con una inclinación de unos 50 grados, ubicación inútil para la función GPS..

 

Una de las opciones que barajan los técnicos, según explica la agencia desde París, es moverlos a la órbita adecuada. Pero para el «empujón» haría falta consumir una buena parte de los 70 kilos de combustible que llevan a bordo, un gasto que reduciría la vida de la misión de los doce años en los que está prevista a solamente uno o dos, inaceptable. La segunda supone dejar los artefactos donde están e intentar hacer alguna modificación desde la estación terrestre de seguimiento, lo que reduciría la eficiencia casi a cero. En el peor de los escenarios, si nada funciona, «Doresa» y «Milena», como han sido bautizados, servirán para efectuar pruebas de órbita. Fueron realmente fregados.

La constelación Galileo constará de 30 satélites, con 24 operacionales y seis de reserva. Cuatro, de prueba, fueron lanzados al espacio sin problemas en 2011 y 2012. El quinto y el sexto eran los primeros FOC (Full Operational Capability) y a partir de 2015 se lanzarán entre seis y ocho por año.

 

El funcionamiento del sistema Galileo se basa en un procedimiento llamado triangulación que hace posible calcular con mucha exactitud cualquier posición sobre la superficie terrestre. Su disposición ayudará a los satélites, que contienen cuatro relojes atómicos exactísimos, a mantener la cobertura incluso en las grandes ciudades, donde los edificios pueden interrumpirla. En un servicio inicial, aunque también después, podrá ser utilizado de forma conjunta con el GPS y cuando todos los satélites estén operativos, -y en la órbita correcta-, será posible localizar cualquier posición con una precisión de un metro, mucho mayor que la del GPS americano más antiguo.

El programa Galileo, de vocación civil y no militar, como el Global Positioning System (GPS) estadounidense, daría a Europa «una independencia esencial tanto desde un punto de vista estratégico como económico». El programa tiene un costo total de 5.000 millones de euros. Los dos satélites fuera de órbita cuestan 35 millones cada uno. «La rentabilidad de Galileo está fuera de toda duda -añade-.La Unión Europea estima que entre el 6% y el 7% del producto nacional bruto de Europa -unos 800.000 millones de euros al año- dependen de la disponibilidad de un servicio de navegación por satélite». Galileo supone una excelente oportunidad para desarrollar servicios y aplicaciones para diferentes sectores, como el transporte, la agricultura, el turismo, la energía o el medio ambiente. Estudios independientes indican que aportará 90.000 millones de euros a la economía europea en un par de décadas.

Que se restan a la economía americana y que como dijimos podrían fácilmente tener aplicaciones tácticas militares. Por lo tanto….Harrp ataca sigilosamente.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.