Posible fuente extraterrestre de la Vitamina B 3.

“Posible origen extraterreste de la vitamina B3”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

La vitamina B3 de nuestro mundo pudo haberse formado en buena parte sobre granos de polvo helado en el espacio, y después haber sido transportada a la Tierra por meteoritos y cometas, a juzgar por los resultados de una serie reciente de experimentos de laboratorio. La vitamina B3, también identificada como ácido nicotínico o niacina, es un precursor del NAD (nicotinamida adenina dinucleótido), el cual es esencial para el metabolismo y probablemente tiene un origen muy antiguo. Los nuevos resultados respaldan la teoría de que el surgimiento de vida en la Tierra fue posible gracias en parte a sustancias biológicamente importantes formadas en el espacio y suministradas a la Tierra por impactos de cometas y meteoritos.

 

El nuevo estudio es un paso más en una línea de investigación cuyo trabajo previo fue un análisis de ciertos meteoritos ricos en carbono. Con dicho análisis, los científicos descubrieron la existencia en tales meteoritos de vitamina B3, la cual estaba presente en niveles que iban desde las 30 a las 600 partes por millar de millones. En aquel trabajo (http://noticiasdelaciencia.com/not/10312/), los investigadores llevaron a cabo experimentos preliminares de laboratorio que mostraron que la vitamina B3 se puede formar a partir de un compuesto orgánico más simple en hielo de dióxido de carbono bajo condiciones como las imperantes en el espacio.

 

Los nuevos experimentos han hecho más plausibles las simulaciones al añadir hielo de agua en la mezcla y utilizar cantidades más próximas a lo que se espera encontrar en hielos interestelares y de cometas. El equipo de Karen Smith, del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA, en Greenbelt, Maryland, Estados Unidos, ha comprobado en los nuevos experimentos que la vitamina se puede formar en una amplia variedad de escenarios en los cuales la abundancia de hielo de agua varió hasta en diez veces.

 

Los tipos de compuestos orgánicos en estos hielos producidos en el laboratorio coinciden muy bien con lo que se encuentra en meteoritos. Este resultado sugiere que estos importantes compuestos orgánicos en meteoritos pudieron originarse a partir de hielos moleculares simples en el espacio. Este tipo de química podría también ser relevante en los cometas, que contienen grandes cantidades de hielos de agua y de dióxido de carbono. Estos experimentos muestran que la vitamina B3 y otros compuestos orgánicos complejos podrían formarse en el espacio y que es perfectamente verosímil que los impactos de meteoritos y cometas pudieran haber añadido una fuente extraterrestre importante al suministro de vitamina B3 en la Tierra primitiva.

 

 Las estrellas que explotan destruyéndose (supernovas) y los vientos de las estrellas gigantes rojas próximas al final de sus vidas producen enormes nubes de gas y polvo. Los sistemas solares nacen cuando las ondas de choque de vientos estelares y supernovas de las cercanías comprimen y concentran el material de una nube hasta que los “grumos” de esa nube crecen lo suficiente en densidad como para autocomprimirse por efecto de su propia gravedad, convirtiéndose en astros y formando así una nueva generación de estrellas y planetas.

 

Estas nubes contienen incontables granos de polvo. De la misma manera que se crea escarcha en las ventanas de un automóvil durante las noches frías y húmedas, el dióxido de carbono, el vapor de agua y otros gases forman una capa de escarcha sobre la superficie de estos granos. La radiación en el espacio energiza reacciones químicas en esta capa de escarcha con el resultado de que se forman moléculas orgánicas complejas, incluyendo posiblemente la vitamina B3. Los granos helados acaban siendo incorporados a cometas y asteroides, algunos de los cuales impactan contra planetas jóvenes como la primitiva Tierra, suministrando a estos las valiosas moléculas orgánicas contenidas en ellos.

 

Los investigadores pusieron a prueba esta teoría simulando el ambiente espacial en el Laboratorio de Hielo Cósmico del Centro Goddard de la NASA. Se empleó una placa de aluminio enfriada hasta alrededor de 253 grados centígrados bajo cero (423 grados Fahrenheit bajo cero) para representar la superficie gélida de un grano de polvo interestelar. La placa fue enfriada en una cámara de vacío para reproducir las condiciones espaciales, y se inyectaron en esta última gases que contenían agua, dióxido de carbono y piridina, donde se congelaron sobre la placa. Esta fue entonces bombardeada con protones a una energía de aproximadamente 1 millón de voltios procedentes de un acelerador de partículas para simular la radiación espacial.

 

El equipo efectuó un análisis inicial de los contenidos de la capa helada iluminándola con luz infrarroja para identificar patrones de absorción (ciertas moléculas absorben luz infrarroja en frecuencias o colores específicos). La placa fue después calentada a temperatura ambiente para que el residuo de hielo pudiera ser analizado en mayor detalle en el Laboratorio Analítico de Astrobiología del Centro Goddard. El equipo encontró que este experimento produjo una serie de moléculas orgánicas complejas, incluyendo la vitamina B3.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Niacina
Niacin structure.svg
Niacin-3D-balls.png

 

 

Infecciones por los lentes de contacto.

“No a los lentes de contacto”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Los usarios de lentes de contacto suelen tener más infecciones que los que no las usan: las personas que gozan de la comodidad de las lentes de contacto también suelen adquirir a través de ellas huéspedes microbianos no deseados. De hecho, según un amplio proyecto dirigido por María Domínguez Bello, del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, para clasificar los microorganismos que viven en la superficie ocular, los usuarios de lentillas presentan una mayor diversidad de bacterias que la población general. Esta diferencia podría explicar por qué desarrollan también infecciones oftalmológicas con una frecuencia hasta siete veces mayor.

Para determinar el microbioma ocular, los investigadores analizaron cientos de muestras obtenidas de los ojos y párpados de 11 personas que no llevaban lentes y de 9 que sí las llevaban. Los resultados fueron presentados en el congreso anual de la Sociedad Americana de Microbiología, el pasado 31 de mayo. Los análisis demostraron que los usuarios presentaban unas tres veces la proporción habitual de las bacteriasMethylobacteriumLactobacillusAcinetobacter yPseudomonas.

Aunque las tres primeras resultan inofensivas, cuando Pseudomonas se introduce en una córnea arañada puede dar lugar a una infección y provocar enrojecimiento, dolor y visión borrosa. Si no se trata, la afección puede derivar en ceguera. Estos grupos de bacterias tienden a vivir de forma inocua en nuestra piel, comenta Lisa Park, quien participó en el proyecto. Ello significa que muy probablemente pasan de los dedos a los ojos en el acto de colocarse las lentes, lo que sugiere que se produce un cambio instantáneo en el microbioma local.

Otros resultados del estudio refuerzan esa conclusión. Los investigadores descubrieron que, en las personas que llevan lentes desechables, la composición de las bacterias que viven en los ojos se asemeja más a la de su propia piel, en comparación con las personas que no necesitan lentes. «Aunque no se trata de una relación definitiva», apunta Park, «resulta muy intrigante.» Las características físicas de las lentes en sí mismas, tales como la presión que ejercen sobre el ojo, podrían también favorecer el crecimiento bacteriano.

En total, los expertos identificaron unas 10.000 cepas diferentes de bacterias en las muestras. El conocimiento de la comunidad microbiana exacta que habita en el ojo de un paciente podría ayudar a tratar las infecciones con antibióticos específicos, comenta Jack Gilbert, microbiólogo de la Universidad de Chicago que no participó en el estudio.

Sin embargo, para evitar por completo las infecciones, los usuarios de lentillas deberían seguir con asiduidad unas buenas prácticas: lavarse bien las manos antes de manipular las lentes, utilizar una solución salina fresca para enjuagarlas y guardarlas y reemplazar los estuches cada tres meses. De esa manera, al menos, se reduciría la acogida de nuevos pequeños huéspedes amenazadores.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLE, Vecino Solidario 2001,

 

 

Fábrica de elementos bioquímicos.

“Los elementos se forman en las estrellas, las biomoléculas en el polvo de los plantes y en los planetas”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Esto se sabía desde hace muchos años pero faltaban ejemplos que lo confirmaran, los científicos han tratado de averiguar cómo es posible que a partir de estos precursores se formen todas y cada unas de las biomoléculas  proteínas, ácidos nucléicos, lípidos, etc.) que forman los seres vivos, una tarea que resulta complicada porque cada una de ellas tiene una naturaleza química distinta y por ello su propia historia. Además, otra de las complicaciones nace del hecho de plantearse si estas moléculas se formaron en la Tierra, o bien si llegaron a ellas «a bordo» de cometas que se estrellaron contra su superficie.

Ahora, un estudio elaborado por un equipo internacional, en el que han participado científicos del CSIC, ha publicado en la revista “Science” el descubrimiento de moléculas orgánicas que podrían ser precursoras de la vida sobre la superficie de un cometa. En concreto, han encontrado cuatro sustancias que nunca se habían analizado antes en estos cuerpos, y lo han hecho en la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, gracias a los trabajos realizados por el módulo Philae, el compañero de la nave Rosetta.

«Algunas de las moléculas orgánicas halladas en el polvo del cometa se consideran precursores de la vida, pues intervienen en la formación de aminoácidos esenciales o de bases nucléicas. Además, cuatro de ellas (isocianato de metilo, acetona, propanal y acetamida) no se habían descubierto anteriormente en otros cometas», ha explicado Guillermo Muñoz Caro, un investigador del Centro de Astrobiología, un centro mixto que depende del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y del Instituto Nacional de Técnica Aerospacial que ha participado en el análisis de los datos obtenidos procedentes del cometa.

 

Según ha explicado este científico, los resultados tienen importancia desde el punto de vista astrofísico, porque refuerzan la teoría de que los cometas se formaron a partir de granos de   de hielo en la gran nube que luego formó al Sistema Solar. Pero también tienen importancia para el estudio del origen de la vida sobre la Tierra, porque podría ayudar a entender si es posible que hace 3.800 millones de años el gran bombardeo de cometas que sufrió el planeta supuso la llegada de los precursores de la vida.

 

En esta investigación, dirigida por Fred Goesmann, del Instituto Max  Plank se ha analizado la composición del cometa usando un dispositivo diseñado para identificar compuestos orgánicos presentes tanto en las proximidades del cuerpo como en el suelo. Así, después de que Philae rebotara y luego se posara en 67/P, detectaron la presencia de 16 compuestos orgánicos. Varios de ellos tenían nitrógeno, uno de los elementos principales de los seres vivos.

 

«Esto no ha supuesto grandes sorpresas y en realidad no es definitivo», ha alertado Fred Goesmann, el líder de la investigación. «Esperamos que Philae puede taladrar la superficie del cometa y más adelante tengamos aún mejores resultados».

 

La presencia de estas moléculas orgánicas complejas que se han encontrado en el interior de 67/P, es un indicio acerca de la formación de los cometas. El motivo es que estas sustancias solo pueden formarse cuando interaccionan con la radiación ultravioleta procedente del Sol y con los rayos cósmicos procedentes del espacio, cosa que solo puede ocurrir cerca de la superficie. Por ello, una explicación para encontrarlos en el núcleo de 67/P es que este se hubiera formado por la agregación de granos de polvo que hace millones de años estaban bañados por la radiación.

 

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

El cometa emite muy pocas sustancias, algo que también deberá investigarse:

El descubrimiento refuerza la teoría sobre la formación de los cometas a partir de polvo espacial

 
 
 
 
 
 
 

Cráneo diferente.

“El único ejemplar de cráneo alargado sobre Marte.”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Que haya sido encontrado por el Spirit, no quiere decir que sea este el cráneo de un marciano, de hoy o de la antigüedad.

Todos los cráneos encontrados sobre Marte son de homínidos similares a nosotros, salvo este, de cráneo muy alargado y otro con unas excrecencias “aladas” desde los temporales.

Sobre Marte debe de haberse realizado una guerra de grandes proporciones entre razas diferentes. Cosa que deberán ser estudiadas a la brevedad. Un gran avance tecnológico no siempre indica un avance moral, lamentablemente.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

POSSIBLE MARTIAN SKULL OR MARTIAN ANIMAL SKULL ON MARS

Aurora en enana marrón

Los científicos captan por primera vez una aurora fuera del Sistema Solar

Como algunas veces Júpiter, Las enanas marrones tienen auroras”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Es una enana marrón   y tiene el  nombre de LSR J1835+3259. Está a una distancia de unos 18 años luz de la Tierra y los astrónomos han descubierto en su superficie la primera aurora «boreal» vista en un objeto más allá del Sistema Solar.

 

El descubrimiento ha sido publicado en un estudio realizado por expertos de las universidades de Sheffield y Oxford. Y, según los investigadores, tiene implicaciones para el estudio de los exoplanetas. De hecho, el doctor Stuart Littlefair, de la Universidad de Sheffield, explicó que estos resultados son una prueba más de que hay que pensar en las enanas marrones como «planetas reforzados antes que como estrellas fallidas».

 

«Ya sabíamos quelas enanas marrones tienen atmósferas   con nubes -como los planetas- aunque están hechas de los minerales que forman las rocas en la Tierra, pero ahora sabemos que las enanas marrones tienen también potentes auroras», ha indicado.

 

El equipo internacional de investigadores observaron a LSR J1835+3259 desde el observatorio radioastronómico Karl Jansky V. L. A. (VLA) en Nuevo México, así como con los telescopios Hel de Monte Palomar y Keck de Hawai. Sus observaciones indicaron que las estrellas más frías y las enanas marrones tienen atmósferas exteriores que soportan actividad de auroras, en lugar del tipo de actividad magnética vista en otras estrellas más calientes o con mayor masa.

 

Este descubrimiento revela una importante diferencia entre la actividad magnética de las estrellas con mayor masa y las registrada en las enanas marrones y los planetas: «Toda la actividad magnética que hemos visto en ese objeto puede explicarse por las potentes auroras», ha dicho Gregg Hallinan, del Instituto Tecnológico de California (Caltech) y director del estudio quien ha agregado que eso indica que esta actividad reemplaza a la de la corona solar en las enanas marrones.

 

La aurora que los científicos observaron parecía impulsada por un proceso de dinamo poco entendido y similar al que se ha visto en planetas más grandes del Sistema Solar: «Lo que hemos visto en ese objeto parece ser el mismo fenómeno que hemos observado, por ejemplo, en Júpiter, pero ciento de veces más potente», señaló Hallinan, «lo que sugiere que puede ser posible detectar este tipo de actividad en los planetas extrasolares, muchos de los cuales tienen una masa significativamente mayor que la de Júpiter».

 

Littlefair, por su parte, indicó que «en ocasiones lo mejor de un resultado científico es sencillamente descubrir algo excitante y nuevo». Las auroras boreales «son una de las cosas más espectaculares y hermosas que pueden verse» y puesto que siempre quiso ver una y hasta ahora no ha tenido la oportunidad, Littlefair consideró una «ironía» haber descubierto una aurora mucho mayor y potente que las de la Tierra y «a muchos años luz de distancia».

Las auroras boreales están provocadas por la interacción del campo magnético del planeta con los vientos solares, pero el fenómeno que se ha observado en esa estrella se debe a un proceso diferente. Este tipo de astros, se llaman enanas marrones o también «estrellas fallidas», y son difíciles de detectar y de clasificar, puesto que tienen mucha masa para ser planetas, pero son demasiado pequeñas para disparar en su interior las reacciones termonucleares que alimentan a las estrellas.

 

(º) Ingeniero, presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001

Otras pequeñas presencias.

“Foto tomada por el Spirit”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

En el cuadrado marcado 1, se encuentran los cuerpos desinflados del amortiguador del aterrizaje y en el cuadrado 2, hay un personaje que he llamado androide de Marte y más atrás se distinguen otros dos. Esto sucedía en el primer paseo en la zona del aterrizaje.

Dicen que durante años limpiaron al róver e incluso trataron de arreglarlo cuando rompió una de las ruedas y que finalmente lo dejó varado en un arenal (de arenas movedizas, de salmuera).

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

 

 

Gran fracaso del Curiosity.

“Parece que la utilidad científica del Curiosity está acabada”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 El robot Curiosity de la NASA halló un lecho rocoso con niveles muy altos de sílice, divulgó hoy la revista especializada Noticias de la Ciencia y la Tecnlogía.

Según expertos, se trata de un lugar distinto a cualquier otro estudiado con anterioridad por el autómata, y agregan que la sílice, un compuesto que forma piedras y contiene silicio y oxígeno, que se encuentra en la Tierra habitualmente en forma de cuarzo.

El terreno inspeccionado se halla cuesta abajo de una zona geológica de contacto que el robot ha estado estudiando cerca del Marias Pass, -como suele bautizar la nasa, cualquier lugar que despierte interés-en la zona baja del Monte Sharp. La realidad es que hace tres meses que se ha desistido de trepar el monte Sharp, por el terrible estado del rodado y la poca electricidad generada por la pila atómica.

Los operadores del Curiosity decidieron hacerlo retroceder 46 metros (151 pies) desde la zona geológica de contacto para investigar el objetivo llamado “Elk”, con alto contenido de sílice  Un retroceso en bajada que le ha llevado al Curiosity, 87 días, tal es su estado…

“La decisión se tomó después del análisis de datos de dos instrumentos, la ChemCam (Chemistry & Camera), que dispara rayos láser, y el DAN (Dynamic Albedo of Neutrons). Ambos conjuntos de datos mostraron cantidades altas de silicio e hidrógeno, respectivamente”, explica el texto. , se a usado siempre un intenso calor en las muestras solo para convertirlas en los gases de los elementos estudiados, pero nunca moléculas orgánicas. Esto es un retroceso gravísimo ya que el laboratorio de la Viking, con casi 50 años a cuestas tenía mucho más sentido que este quemador de muestras del Curiosity de más de 700 grados de temperatura. Si había vida, cualquiera que sea no se encontraría pues todas las moléculas terminarían en gases elementales. No llevaron secuenciador de ARN o ADN, portátiles, que hubieran determinado fácilmente la vida..Es evidente que fueron al fracaso. Esto es imperdonable.

Estos grandes niveles podrían indicar condiciones ideales para la conservación de material orgánico primitivo, si existiera. Esto me suena a broma!

El robot, a punto de cumplir el tercer aniversario de su aterrizaje. Solo los buscadores de anomalías estamos salvando el pellejo a la misión.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV. Vecino Solidario 2001.

robot Curiosity de la NASA

 

Nacimientp igual entre estrellas y enenas marrones

“Las enanas marrones nacen como las estrellas”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Gracias a los radiotelescopios del observatorio Jansky Very Large Array (JVLA), ubicado en Estados Unidos, un grupo de astrónomos ha descubierto que los astros destinados a convertirse en enanas marrones expulsan chorros de materia hacia el espacio interestelar. Los resultados, publicados en la revista The Astrophysical Journal, confirman que, en términos de proceso de formación, estos objetos intermedios entre estrellas y planetas se parecen más a las primeras que a los segundos.

La hipótesis original sobre la existencia de las enanas marrones se remonta a los años sesenta, aunque el primer descubrimiento se produjo en 1994. Hoy sabemos que estos cuerpos celestes tienen una masa mayor que la de los planetas gigantes como Júpiter e inferior a la de las estrellas. Esta característica les impide producir la temperatura y la presión necesarias para «encender» las reacciones termonucleares en su núcleo, las cuales las convertirían en estrellas.

Por otro lado, uno de los mayores retos para los astrónomos era comprender si las enanas marrones nacían de manera similar a las estrellas o a los planetas. Las primeras se forman cuando una enorme nube de gas y polvo colapsa bajo el efecto de la gravedad y empieza a ganar masa. Posteriormente, crea un disco de materia a su alrededor, a partir del cual se forman los planetas. En las etapas primordiales, las estrellas jóvenes también dan lugar a chorros de materia que expulsan de los polos hacia el espacio interestelar, un proceso ausente en la formación de un planeta.

Ahora, por primera vez, se ha observado de forma directa la presencia de chorros también en las enanas marrones, lo que indica que estos objetos celestes, aunque de menor masa, nacen de la misma manera que las estrellas. Un grupo de investigadores liderados por Oscar Morata, del Instituto de Astronomía y Astrofísica de la Academia Sinica (Taiwán), llegó a estas conclusiones tras estudiar una muestra de once astros candidatos a convertirse en enanas marrones situados en la constelación del Tauro, en una región de formación estelar a unos 450 años luz de la Tierra. Observaciones con los radiotelescopios del JVLA han puesto de manifiesto que cuatro de ellos muestran el mismo comportamiento que se observa en las estrellas masivas durante su formación.

Morata y sus colaboradores también compararon esos datos con modelos teóricos utilizados para explicar la emisión radio de estrellas jóvenes de baja masa. Sus análisis indicaron que el proceso de formación de las enanas marrones es una versión a pequeña escala del que caracteriza las estrellas. Estudios anteriores ya habían sugerido esta posibilidad; la detección de los chorros en la banda radio del espectro electromagnético constituye la confirmación definitiva de estas teorías.

Más información en The Astrophysical Journal. Una versión gratuita del artículo está disponible en el repositorio arXiv.

(º) Ingeniero. Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario2001

 

Reloj en Marte

“Un reloj en la arena pisada por el róver”—Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Como oficialmente ningún humano ha estado en Marte, como es posible que el Curiosity haya fotografiado en su huella este reloj de escape mecánico, común antes de los eléctricos.

Parece por sus engranajes de la década de loa ’50, se le ha saltado la esfera con los números por eso podemos saber sobre su mecanismo.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Ondas muy dañinas.

“Sobre los microondas”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Las microondas son, de hecho, radiación. Son clasificadas como radiaciones no ionizantes – una  radiación que puede cambiar la posición de los átomos, pero no es lo suficientemente fuerte como para alterar su estructura, composición o propiedades. A pesar de que la radiación no ionizante no es lo suficientemente fuerte como para alterar la estructura de los átomos, que todavía es capaz de causar alteraciones físicas.

 

Un claro ejemplo de cómo la radiación no ionizante puede hacerte daño es el daño causado a la piel y los ojos, causado por el sol. Cuando se cocina con microondas, usted se está exponiendo a radiación de microondas.

 

Otras formas de radiación ionizante son,

  •  luz visible
  •  ondas ultravioletas e infrarrojas
  •  ondas emitidas desde televisores, teléfonos celulares, y mantas eléctricas

Hoy en día vivimos en un mundo tecnológicamente avanzado. Podríamos etiquetar el tiempo en que vivimos como la “era de la tecnología”, así como la “edad de la radiación”.

 

Actualmente somos bombardeados con radiación de casi todo lo que nos rodea: 

  •  torres de radio
  •  televisores
  •  Teléfonos celulares
  •  hornos de microondas
  •  Ordenadores, satélites
  •  antenas transmisoras,

…y mucho más.

 

Desafortunadamente, los daños de la radiación no desaparecen con el tiempo; de hecho, sólo se acumulan. Aunque hemos llevado a cabo un estudio tras llegar a la conclusión de que ninguna cantidad de radiación es segura, no sabemos muy bien lo que significa todo esto a largo plazo.

 

Pero esto es lo que sí sabemos:

  • Cuando cualquier onda de radiación resuena con una parte del cuerpo, el efecto biológico se intensifica. Por ejemplo, las frecuencias de microondas son muy similares a las frecuencias de tu cerebro. Los efectos que las microondas tienen sobre el cerebro son más grandes que esas mismas ondas en cualquier otra parte del cuerpo.
  • Aunque se realizan estudios para ver los efectos de la radiación, la mayoría de estos estudios se hacen por períodos cortos de exposición a intensidades más altas. Hay una inmensa escasez de estudios que utilizan los períodos de exposición largos con radiación de bajo nivel.  Hay que hacer simplemente más investigación.
  • La radiación se acumula con el tiempo y nunca se va.
  • Debido a la cantidad de radiación a la que todos estamos expuestos a todos los días, es difícil llevar a cabo estudios utilizando grupos de control. La radiación en realidad ya no puede ser controlada debido a la inevitable invasión.

Nosotros simplemente no sabemos los efectos a largo plazo de la radiación de microondas, así que ¿por qué arriesgarse a mirar cocinarse su comida en su microondas tras día y noche tras noche?

 

Este es un estudio hecho por rusos, pero en este lugar, hace unos minutos existía otro estudio más nuevo, noruego, que mostraba la peligrosidad de los teléfonos celulares. Al ser subida al Blog, la misma, con foto incluida se “evaporó, por lo que la he remplazado con este estudio algo más viejo, pero que esencialmente dice lo mismo:

Cuanto menos usemos las cosas eléctricas más anos estaremos.

 

¿Será por eso que desapareció el anterior?

 

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.