Estudio sobre viajes espaciales, pero de la ESA.

“La ESA comenzará el próximo nueve de septiembre hasta 90 experimentos programados dentro del estudio más prolongado en el tiempo sobre las consecuencias de los viajes espaciales”)

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

El próximo 9 de septiembre, la ESA «mandará» a la cama durante 60 días al primero de 12 hombres elegidos para una curiosa investigación sobre los efectos del vuelo espacial en el cuerpo humano. Este estudio de reposo en  cama implica estar acostado con una inclinación de seis grados para que la cabeza esté más baja que el cuerpo, y por lo menos uno de los hombros debe tocar la cama en todo momento.

 

De forma similar a las personas postradas en la Tierra, los astronautas en el espacio ven como los huesos y músculos pierden fuerza por su infrautilización. La ESA organiza regularmente estudios de reposo en cama de duración variable. Estas investigaciones se realizan en colaboración con el Centro Aeroespacial Alemán, DLR, o el centro francés en el MEDES en Toulouse, para encontrar maneras de contrarrestar los síntomas de los vuelos espaciales, tales como la pérdida de hueso y los cambios en el flujo sanguíneo.

 

Pero el estudio de reposo de este año es el primero de larga duración y será ejecutado en el Centro Aeroespacial Alemán, en Colonia, Alemania. El edificio «enviable» ofrece a los investigadores médicos un equipamiento de última generación  y donde todo, desde la luz del día a la temperatura y la humedad, se puede regular a lo largo de los 60 días de estudio.

 

DLR está organizando y ejecutando este estudio y también ha reclutado a los participantes en el experimento. Doce grupos científicos han previsto unos 90 experimentos que examinarán resistencia a la insulina, el sistema cardiovascular, cómo el cerebro hace frente a estar patas arriba, y también pondrá a prueba la eficacia de la gravedad simulada en órganos específicos.

 

Dos semanas antes y dos semanas después del estudio, se medirán  los cambios Se utilizará un dispositivo de ejercicio de nuevo desarrollo que permite a los sujetos «saltar» en posición horizontal, así como en el espacio utilizando cilindros de baja presión para recrear la gravedad. El experimento se dirige a los huesos, los músculos y la coordinación. Esta es la primera vez que este «salto reactivo» se pondrá a prueba como una forma de evitar la pérdida de hueso y músculo.

 

Los participantes deben estar tan sanos como un astronauta típico, pero también están dispuestos a retirarse de su vida diaria durante 60 días. Su motivación es a menudo más la ciencia y cumplir una tarea en la futura exploración espacial.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

60 días en cama para investigar los efectos de los vuelos espaciales en humanos

 
 
 
 

Diamantes de microondas.

“Los diamantes de microondas”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Actualmente, está surgiendo un nuevo mercado de fabricación de diamantes en laboratorios, que solo se pueden distinguir de los tradicionales por medio de máquinas especiales. Pese al reducido tamaño de ese mercado hoy en día, algunos predicen un veloz crecimiento en la próxima década.

 

A diferencia de los diamantes de imitación, como la circonia cúbica-prácticamente un vidrio-, los que se producen ahora en laboratorios tienen las mismas características físicas y composición química que las joyas tradicionales extraídas de las minas, informa Bloomberg.

 

El proceso consiste en colocar un trozo de carbono en una cámara de microondas con metano u otro gas que contenga carbono y, a continuación, sobrecalentarla hasta convertirla en una bola de plasma. De este modo, se crean partículas que se cristalizan en diamantes, un proceso que tarda unas 10 semanas.

La tecnología ha avanzado tanto que los expertos necesitan una máquina especial para distinguir los diamantes sintetizados de los tradicionales.

Aunque los diamantes artificiales constituyen tan solo una fracción del mercado de diamantes mundial de 80.000 millones de dólares, la demanda va creciendo a la vez que los compradores buscan piedras más baratas y libres de estigmas de carácter ético.

En ese sentido, grupos de derechos humanos han popularizado el término “diamantes de sangre” para llamar la atención sobre el papel que la extracción de diamantes ha jugado en la intensificación de los conflictos en África.

Los diamantes de este tipo comienzan a venderse en tiendas como en las cadenas Walmart o Helzberg Diamonds. No obstante, las compañías que dominan el mercado de las joyas naturales aún no ven a esa nueva industria como una amenaza seria, debido a su reducido tamaño de mercadeo

El año pasado, según algunas estimaciones, se fabricaron tan solo unos 360.000 quilates de diamantes artificiales, frente a 146 millones de quilates de joyas tradicionales en 2013. No obstante, se prevé que el suministro de diamantes producidos en laboratorios probablemente suba hasta 2 millones de quilates en 2018 y 20 millones en 2026.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

 

 

 

 

El momento justo.

Momento exacto”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

La cámara del orbitador capta una sucesión de fotografías donde se descorre un gran portal en la roca y parte entre vapores una nave alien al espacio.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

 

 

 

 

Supongamos si….

“Suponiendo”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

El portal IFL Science  ha consultado a Robin Andrews, un vulcanólogo de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda, para averiguar qué sucedería si una bomba nuclear fuera lanzada en un volcán. En realidad, resulta que no pasaría nada especial: la bomba se derretiría en el magma sin iniciar una reacción nuclear.

 

El experto argumenta que para desencadenar una reacción nuclear y crear una explosión catastrófica habría que detonar la bomba por encima de la boca del volcán, pero mejor transportarla de alguna manera hasta el centro de la cámara magmática.

De estas dos opciones, detonar la bomba nuclear por encima de la boca del volcán causaría la menor explosión. Si se trata de un estratovolcán (volcán de forma cónica), entonces causaría pequeños estragos en el mismo, pero probablemente no provocaría una erupción. El radio de la explosión de la bomba es demasiado pequeño como para llegar a la cámara de presión del magma que desencadena una explosión.

Mientras tanto, la bomba por si misma produciría una bola de fuego que incineraría todo a su alrededor y formaría una clásica nube en forma de hongo. Además, una onda expansiva derribaría edificios, y la gente en el radio de alcance de la bomba sufriría una dosis letal de radiación.

Una real destrucción tendría lugar si la bomba fuera repentinamente transportada a la cámara de magma, de 1 a 10 kilómetros bajo la tierra. El magma se encuentra en un estado semisólido, semilíquido, pero el destello inicial de la bomba lo haría hervir rápidamente.

“Se calentaría tan rápidamente que se convertiría en vapor, y de tal modo se obtendría una enorme cavidad de vapor”, explica Robin Andrews. “Sería algo parecido a cuando se agita una botella de Coca-Cola, pero se trataría de una sola burbuja masiva en lugar de un montón de pequeñas”.

La bomba mezclaría el magma local, la roca y la tierra con partículas radioactivas, mientras que en la cámara se crearía rápidamente una enorme cantidad de presión. “Habría un solo lugar a donde irían ese magma, la roca y la presión: afuera”, sostiene el medio.

En este caso lo más peligroso y mortal no sería la lava, sino las cenizas arrojadas por el volcán, puesto que serían todas radioactivas. Y la potencia de la reacción en cadena de la bomba empujaría más ceniza en el medio ambiente durante un prolongado período de tiempo, provocando riesgos de contaminación a largo plazo y modificación climática.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

Desplazándose sobre Marte.

“Anomalía extraña muy cerca del Polo Norte Marciano”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Una nave antigravedad, flota a pocas yardas sobre la superficie del planeta del Oeste al Este.  Mientras se mueve parece que las manchas que hay en el suelo son atraídas por su casco y se acumulan por detrás como una estela. Es un espectáculo raro, realmente. Hay cosas que nos cuesta interpretar.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Cuadro

Cuadro

La ceguera de amaizing….

“Típico Blog que nunca sale de lo que supone la ciencia correcta”

Compilado por  Manlio E. Wydler (º)

Es así que nos encontramos con uno que nos habla sobre lo que podríamos encontrar en otros lugares del sistema solar, como en Marte o Titán como exponentes vivos en sus posibles biologías. Nos dice que la tendencia es estudiar microbios y seres complejos primitivos y no superiores, cono insectos y extremófilos y podrían darnos una idea, de cómo podrían ser tan exóticos seres vivos.

Así expresa que:  Algunos de los organismos más inusuales encontrados en la Tierra proporcionan pistas clave a Dirk Schulze-Makuch, de la Universidad del Estado de Washington, en Pullman, Estados Unidos, para avanzar en una fascinante línea de investigación en la que trabaja desde hace tiempo, la de predecir cómo podría ser la vida en otras partes del universo. Este científico se basa en lo que se conoce acerca de los seres que habitan en los lugares de la Tierra con las condiciones más hostiles para la vida, y sobre lo que se sabe de las condiciones ambientales reinantes en Marte y en Titán (una luna de Saturno), para esbozar cómo podría ser la vida en otros mundos.

 

Más allá de los microbios, que en ese sentido son los organismos estrella de casi toda extrapolación sobre vida alienígena elemental, hay algunos casos que han recibido mucha atención últimamente. Schulze-Makuch siente un gran interés por un tipo de escarabajos conocidos como escarabajos bombarderos. Estos insectos excretan una explosiva mezcla de peróxido de hidrógeno y otros productos químicos para protegerse de sus depredadores.

 

En otros planetas, bajo condiciones de gravedad similares a las presentes en Marte, un animal alienígena parecido a un escarabajo bombardero podría generar en su cuerpo una reacción química propulsiva similar, aunque en vez de usarla para escupir un chorro contra un depredador le serviría para impulsarse hasta 300 metros por el aire, según cálculos recientes…………

 

Como pueden ver, la ciencia no quiere pensar en naves aliens, aunque sean fotografiadas por el propio Curiosity, que demuestran presencia de seres inteligentes en los cielos de Marte. El autor del artículo no cree en Humanoides sobre Marte, pero pone una foto del paisaje marciano y en ella hay dos anomalías de objetos artificiales, hecho por Humanoides. En la foto vemos en primer plano un dispositivo tubular con ciertos pequeños caños conectores y algo más arriba del centro de la imagen se nota una turbina, las dos claras evidencias de obras humanas.

Para que buscar microbios, si se pueden estudiar los restos de una civilización completa, que mejor puede contestarnos las preguntas del caso.

Si el autor de esta foto-La NASA-, emitida por la Viking I, no le llama la atención las anomalías y tampoco al Blog que divulga el artículo, mal pueden dedicarse a estudiar cosas menos evidentes.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

 

 

 

[Img #30237]

Notable anomalía sobre el Gale.

“Caja de llaves que comandan el fluido hidráulico en las grandes máquinas de construcción”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Los que desean ver civilización en Marte, esto ya basta para saber que aquí vivieron y se afanaron por progresar seres humanoides, que lograron fresar un dispositivo  que es el corazón de la maquinaria moderna cargada de diferentes equipos.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

 

 

 

 

Preparando las tripulaciones para el Viaje a Marte.

“Preparando a las tripulaciones para el viaje a Marte”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Un equipo de científicos, con el apoyo económico de la NASA, ha comenzado esta madrugada a convivir en una cúpula cerca de un volcán extinto en Hawai para simular lo que sería la vida en Marte. La experiencia de aislamiento, que tendrá una duración de un año, será el más largo de su tipo que se ha intentado nunca.

Los expertos estiman que una misión humana en el planeta rojo podría durar tres años. Como el primero será sin descender y pasar un tiempo en la superficie, durará algo más de un año. Los seis miembros del equipo vivirán encerrados bajo la cúpula, sin aire fresco, alimentos frescos y casi sin intimidad.

Una salida fuera de la cúpula, que tiene un tamaño de 11 m de diámetro y 6 metros de altura, por la falda del volcán Mauna Loa requerirá utilizar un traje espacial. Un astrobiólogo francés, un físico alemán y cuatro norteamericanos; un piloto, un arquitecto, un periodista científico ambientalista y un científico del suelo con trabajos sobre el permafrost, conforman el equipo de la NASA. Los hombres, tendrán cada uno una pequeña cama para dormir y un escritorio dentro de sus habitáculos. Para este primer viaje se ha optado porque sean solo varones. Las provisiones incluyen queso en polvo y atún en conserva.

Las misiones a la Estación Espacial Internacional suelen tener una duración de seis meses. La agencia espacial de Estados Unidos ha llevado a cabo recientemente experimentos de aislamiento con duraciones de cuatro y ocho meses. Mientras que otros experimentos se han centrado en los desafíos técnicos y científicos del día a día, este experimento de aislamiento quiere abordar el elemento humano de la exploración y los problemas que se plantean durante la convivencia en espacios reducidos.

 

 “Creo que una de las lecciones es que realmente no se pueden evitar los conflictos interpersonales. Ya sucedió durante otras misiones de larga duración, incluso con las mejores personas”, comentó Kim Binsted, investigadora principal y profesora del Departamento de información y Ciencias de la Computación de la Universidad de Hawai-Manoa. “Cuanto más tiempo dura cada misión, mejor podemos comprender los riesgos de los viajes espaciales”. “Esperamos que esta próxima misión se basará en nuestra actual comprensión de los factores sociales y psicológicos implicados en la exploración espacial de larga duración y proporcionar a la NASA datos sólidos sobre la mejor manera de seleccionar y apoyar una tripulación de vuelo que funcione coherentemente como un equipo, mientras estén en el espacio”.

 

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

El Habitáculo de la nave, La tripulación que hoy se entrena y el lugar en Hawai.

 

Agua en Marte.

“Todavía brota agua en Marte”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Solo en los días más calientes del verano, que debido a la delgadez atmosférica el Sol puede calentar una piedra hasta los 25 Grados, aunque a la sobre de esa piedra puede hacer menos 40 grados, el agua debajo del suelo puede licuarse y emerger en el declive de un viejo manantial y correr un poco antes de vaporizarse y en parte volver a enterrarse.

Vemos aquí un manantial que corría hasta un afluente y luego de integrar un río se derramaba en un lago hoy seco.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

 

 

Nos cuentan…..

“Nos dicen”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

¿Por qué el cielo nocturno es oscuro? Si en el universo hay miles de millones de galaxias, cada una con miles de millones de estrellas que llevan miles de millones de años emitiendo fotones, ¿por qué su luz no inunda el cosmos? El astrónomo alemán Wilhelm Olbers se planteó esta pregunta hacia 1820, razón por la que el enigma se conoce hoy como «paradoja de Olbers». Por aquella época, sin embargo, astrónomos y filósofos llevaban ya siglos cuestionándose por qué el cielo nocturno es oscuro y qué nos dice esa oscuridad sobre la naturaleza del universo. Como veremos, aquellos eruditos andaban tras la pista de un fenómeno verdaderamente profundo.

En el firmamento hay mucha más luz de la que podemos ver. Incluso en el espacio intergaláctico, muy lejos de la Vía Láctea, el cielo no es completamente negro: brilla con la llamada «luz de fondo extragaláctica» (EBL, por sus siglas en inglés). Esta se encuentra formada por todos los fotones con longitudes de onda comprendidas entre el ultravioleta cercano y el infrarrojo lejano que han sido radiados por todas las estrellas y galaxias a lo largo de la historia cósmica. La EBL procedente de galaxias lejanas es tenue, ya que el espacio extragaláctico resulta enorme en comparación con las galaxias que brillan hoy o con las que alguna vez lo hicieron en el pasado. Dado que el universo se está expandiendo, los fotones emitidos por esas galaxias se han ido diluyendo en la vastedad del espacio a lo largo del tiempo. Y, debido a la expansión cósmica, la EBL se nos muestra hoy desplazada hacia el rojo, lo que ha aumentado su longitud de onda hasta dejarla fuera del espectro visible.

Aunque los astrónomos sabían desde hacía tiempo que esa luz de fondo extragaláctica tenía que existir, no han sido capaces de medirla con precisión hasta hace poco. Entre 2012 y 2013, varios investigadores (incluidos dos de nosotros, Domínguez y Primack) lograron cuantificar por primera vez la luz de fondo extragaláctica. Para ello emplearon los datos del telescopio espacial de rayos gamma Fermi, de la NASA, así como los de varios observatorios terrestres conocidos como «telescopios Cherenkov atmosféricos» (detectores de rayos gamma de muy alta energía). El estudio de la EBL tiene una consecuencia fascinante: dado que la mayor parte de dicha radiación procede de las estrellas —bien por emisión directa, o bien por el calentamiento que estas causan en el polvo, el cual radia después en longitudes de onda mayores—, este fondo de luz difusa conserva cierta «memoria» sobre los procesos de formación estelar que han tenido lugar a lo largo de la historia cósmica. De hecho, las mediciones de la EBL están ayudando a entender mejor la evolución de las galaxias, desde épocas muy remotas hasta el presente. E incluso es posible que su estudio permita investigar la primera generación de galaxias, formadas hace más de 13.000 millones de años y cuya luz es hoy demasiado débil para captarla con los telescopios actuales Hace poco, sin embargo, los astrónomos han dado con una técnica para cuantificarla: estudiar la manera en que los fotones de la EBL absorben la radiación gamma de alta energía procedente de agujeros negros supermasivos muy distantes. La EBL que permea el espacio a diferentes distancias contiene información sobre cómo eran las galaxias en distintas épocas cósmicas. Su estudio aporta una herramienta completamente nueva para investigar la evolución del universo.

Me permito dudar de todo esto, muchos fotones que se alejaron de la emisión del Big Bang se desplazan tan lejos, sumado a la velocidad de la acelerada expansión que nosotros ya no los podemos ver, es por eso que el cielo se nos presenta negro…a este lugar en mi Cosmogonía le llamo “Límite Wydler II” y luego está el momento en que  la expansión del universo coincide con la velocidad de la luz y es en este otro límite al que he llamado “Límite Wydler I”, se produce el desfasaje de las propiedades de nuestro Universo y pasamos al Universo Alternativo Retrayente, un espejo simétrico del nuestro, un anti Universo, con las características que describo en Mi Cosmogonía-que está en muchos lugares de Internet-.

Señores, lo que ustedes se proponen encontrar, en la negrura del fondo de lo que vemos, está algo entre los dos límites y otro mucho en el Universo alterno y no lo verán con los medios ópticos sino solo podrán interactuar con ellos en las fluctuaciones del vacío y para eso, falta gastar “algunas tizas ”(N. del R.)

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

El infinito Multiverso: