Más sobre el tacto

“Lo que tocamos”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

Mandar un correo electrónico por ordenador. Levantar una copa hacia los labios. Sentir el interruptor de la luz en una habitación a oscuras. Son tareas simples y cotidianas que exigen sutiles interacciones entre nuestras manos y nuestro entorno pero, sorprendentemente, todavía queda mucho por conocer acerca de la mecánica del sentido del tacto. 

“La mayoría de la gente no tiene una idea muy clara de cómo surge realmente la sensación táctil”, dice Yon Vissel, profesor del Departamento de Ingeniería Eléctrica e Informática de la Universidad de California en Santa Bárbara (Estados Unidos). 

Aunque las personas están familiarizadas con la idea de que el tacto consiste en la interacción entre dos superficies -la piel y lo que está en contacto con ella-, son poco conscientes de las formas sutiles que tocan y que les ayudan a detectar, identificar y moverse por su entorno, sigue diciendo Visell. 

Por ejemplo, si tenemos los dedos entumecidos, es posible que podamos moverlos pero que no nos atrevamos a recoger un objeto o a enviar un mensaje de texto, debido a nuestra falta de sensibilidad. 

Según un estudio realizado por Visell y sus colaboradores, a través de nuestras manos accedemos a una información táctil muy rica, que va mucho más allá de la punta de los dedos. Esto podría explicar algunas de las notables capacidades del sentido del tacto. Por ejemplo, se ha demostrado que personas cuyos dedos han sido anestesiados todavía son capaces de sentir los detalles de una superficie fina. 

Esto es posible gracias a señales mecánicas o de vibraciones que van más allá de los dedos y del brazo”, explica Visell. “La mano tiene terminales sensoriales distribuidas ampliamente por ella, que pueden capturar dichas vibraciones mecánicas a distancia”. 

En su estudio, Visell y su equipo utilizaron acelerómetros diminutos, o sensores de vibración, y los pusieron en los lados y el dorso de dedos y manos. Con ellos lograron, por primera vez, registrar, catalogar y analizar los patrones de vibración que se producen en la piel de toda la mano durante el tacto activo. 

Acciones como tocar y arrastrar uno o varios dedos sobre diferentes tipos de materiales, así como agarrar, sujetar y tocar indirectamente (utilizando un objeto para dar en una superficie) generaron patrones de vibración distintivos. “Podríamos comparar esto con las diferentes maneras en que suena una campana si es golpeada por un martillo de metal o por un mazo de goma”, afirma Visell. 

Los investigadores se preguntaron entonces cómo reflejaban esas señales lo que la mano estaba haciendo o tocando; cómo las partes de la mano más cercanas a la muñeca recibían información significativa acerca de la forma del objeto tocado o cómo estaban involucradas las diversas partes de la mano en la detección táctil.   

Para tratar de averiguar todas estas cuestiones, siguieron adelante con su estudio. “Es posible que la mano, como el oído, sea capaz de utilizar las vibraciones producidas por el contacto, con el fin de inferir lo que está siendo tocado”, teorizaron.

Los resultados de este análisis revelaron que, efectivamente, las vibraciones generadas a través del tacto, así como la distribución de dichas vibraciones por la mano, dependen estrechamente del tipo de acción y del objeto que se está tocando

 

Por ejemplo, las formas de vibración producidas tocando algo con un solo dedo son más fuertes que las que surgen cuando se agarra algo o se desliza la mano sobre algo; y además se localizan mucho más en el dedo que toca. 

 

Por otra parte, los modelos de vibración en todas las partes de la piel de la mano varían en función del número de dedos utilizados al tocar, del objeto manipulado o de la acción que se lleve a cabo. 

 

Así, tocar algo con el dedo índice y el dedo corazón por sí solo resulta suficiente como para provocar vibraciones que cubran la mayor parte de la superficie de la mano. También el tamaño del objeto asido  -por ejemplo, un vaso o uno grande- influye en las vibraciones que se sienten en la mano. 

Las aplicaciones de la información obtenida en este estudio son muchas. Podrían contribuir, además de a aumentar la comprensión de nuestro sentido del tacto, a campos como la realidad virtual, en el desarrollo de tecnologías que permitan al usuario sentir si está cogiendo una pluma o un ladrillo en un entorno virtual. 

El trabajo también podría impulsar el desarrollo de robots que toquen e interactúen más eficazmente con entornos cambiantes; y de futuras prótesis de mano que proporcionen a sus usuarios una sensación táctil más natural y, con ella, una funcionalidad mayor. 

 

Otro de los hallazgos interesantes realizados sobre el sentido del tacto en los últimos años ha sido el  estudio de la Universidad de Yale y de la Universidad de Harvard. 

En este, se demostró que las interacciones interpersonales pueden estar determinadas, profunda e inconscientemente por este sentido, a pesar de que no nos demos ni cuenta. 

 

De hecho, señaló esta otra investigación, este sentido nos condiciona a lo largo de la vida en la construcción de nuestros juicios sociales y en las decisiones que tomamos. Así, acciones como un apretón de manos o los besos de saludo, pueden tener una influencia clave en la forma en que nos vinculamos a los demás, de una manera inconsciente.

 

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Para comentar: manliowy@yahoo.com.ar
Patrones de vibración nos 'dicen' lo que estamos tocando

 

 

 

 

 

¿Será Hercóbulus una enana negra?

“El Sol pudo robar el cuerpo espacial, totalmente negro y grande que orbita en los límites”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Un grupo formado por los principales astrónomos de Suecia y Francia han llevado a cabo un estudio a gran escala cuyos resultados indican que el Sol ‘robó’ un exoplaneta de otro sistema solar. Los científicos creen que el cuerpo celeste, Planeta X, Hercobulus ,la estrella de la muerte, etc.  como se conoce en la comunidad científica, no pudo haberse formado en nuestro sistema solar.

De acuerdo con un estudio publicado en un recurso en línea para prepublicaciones de artículos científicos arxiv.org,  aunque el gran objeto descubierto, que tiene aproximadamente 10 veces la masa de la Tierra, no se detecta visualmente ya que su plano de rotación es distinto del de otros planetas, los investigadores lograron determinar que se mueve en una órbita inusual muy alargada con un periodo orbital de 17.000 años.

 

Inicialmente estas características únicas del cuerpo celeste hacían que los astrónomos considerasen que había sido eliminado del disco protoestelar hace unos 4,5 millones de años, pero ahora los científicos creen que ni siquiera tiene origen en nuestro sistema solar. 

Los científicos simularon la evolución de la situación en la que el exoplaneta podría haber sido capturado por el campo gravitatorio de nuestra estrella. El experimento demostró que el Sol podría ‘haber robado’ el planeta a una distancia de alrededor de 150 unidades astronómicas si este giraba a una gran distancia de su estrella. Además, el Planeta X tiene una trayectoria orbital que tiene cabida en la configuración dinámica de nuestro sistema solar.

Como aún no se ha conseguido ver y por sus gran masa, podría  ser una estrella muy antigua que hubiera pasado por todos los estadios hasta ser una ensna negra, fría y de gran masa. El Sol y esta se habrían atraído mutuamente y nuestro sistema sería doble. Hasta la Luna- también muy vieja- podría haber sido un planeta sobreviviente de esta estrella tan oscura.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Para comentar: manliowy@yahoo.com.ar

Más escritos etruscos

“Hallan una piedra con texto muy largo etrusco”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

La lengua Etrusca y esa civilización anterior a la Romana, habían permanecido muy escondidas a la Historia de la Humanidad, hasta mediados del siglo pasado donde se encontraron muchos restos artísticos y arquitectónicos.  Se encontraron unas “láminas funerarias escritas en etrusco y en fenicio, que impulsaron al fin un cierto dominio del idioma. Este año de 2016 se han hecho hallazgos de importancia:

Arqueólogos italianos han descubierto, tallado en una losa, lo que podría ser un texto sagrado en una rara lengua etrusca y que podría ofrecer grandes pistas sobre la adoración a los dioses de esa población en el año VI a.C, la época en la que se ha datado la piedra.

 

“Este es un texto sagrado y será importante para conocer el sistema de creencias de esta cultura perdida que es fundamental para las tradiciones occidentales”, ha explicado el autor principal del trabajo, el arqueólogo Gregory Warden.

 

El científico ha explicado, además, que la losa pesa alrededor de 220 kilos y mide cerca de un metro de alto por más de medio metro de ancho. Sobre ella se han detectado, al menos, 70 letras legibles y signos de puntuación.

 

Fue descubierta incrustado en los cimientos de un templo monumental situado en el valle de Mugello, al noroeste de Florencia (Italia), donde había sido enterrada desde hace más de 2.500 años. Se trata de un edificio que se caracterizaba por estructuras ovales con entramado de madera y con un gran podio y bases de columnas dóricas de piedra, cinco de las cuales también han sido encontradas en el lugar.

 

“Esperamos hacer incursiones en la lengua etrusca. Las inscripciones son largas y raras, por lo que habrá nuevas palabras que nunca hemos visto antes”, ha apuntado Warden. Del mismo modo, el científico ha explicado que, hasta ahora, la mayor parte de los escritos encontrados en esta época eran funerarios, de manera que habrá muchos conceptos desconocidos en la nueva losa.

 

“Sabemos cómo funciona la gramática etrusca, lo que es un verbo, lo que es un sustantivo. Pero esperamos que esto revelará el nombre del dios o diosa que se adoraba en este lugar”, ha apuntado.

 

El texto será estudiado y publicado por un renombrado experto en la lengua etrusca, Rex Wallace, profesor de Clásicas en la Universidad de Massachusetts Amherst. Además, se ha hecho un llamamiento a otros estudiosos de la materia para trabajar en este hallazgo que podría dar lugar a una gran cantidad de nuevos conocimientos acerca de la cultura perdida de los etruscos. Desde cómo vivía la civilización etrusca, hasta su religión, su gobierno, su arte o su arquitectura.

 

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Para comentar: manliowy@yahoo.com.ar

 

 

 

 

Nuevo buscador de planetas.

“La NASA prepara un nuevo buscador de exoplanetas”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

La NASA ha iniciado el proceso de construcción de un nuevo instrumento de vanguardia que detectará planetas fuera del Sistema Solar midiendo el minúscula ‘bamboleo’ de las estrellas. Este instrumento será la pieza central de una nueva asociación con la National Science Foundation (NSF), llamado programa Observacional y de Investigación de Exoplanetas.

El instrumento, que se conocerá como NEID, medirá el ligero movimiento de vaivén hacia atrás y hacia adelante que provoca en las estrellas el tirón gravitacional de los planetas que la orbitan. Es decir, esa oscilación es la pista que obtienen los observadores para determinar la existencia del exoplanta. Además, la intensidad del movimiento les permite conocer la masa del objeto.

El instrumento de alta precisión, que será construido por un grupo de investigación de la Universidad de Pennsylvania y dirigido por el astrónomo Suvrath Mahadevan, se completará en 2019 y se instalará en el telescipio WIYN de de 3,5 metros de diámetro, que se encuentra en el Observatorio Nacional de Kitt Peak de Arizona (Estados Unidos).

La NASA ha explicado que, usando NEID los astrónomos serán capaces de buscar y estudiar nuevos planetas y sistemas planetarios y también podrán hacer el seguimiento de descubrimientos anteriores. NEID ayudará, además, a identificar objetivos prometedores para futuras observaciones para el telescopio espacial James Webb y el Telescopio Infrarrojo de Campo Amplio Encuesta.

“El instrumento NEID es una parte crítica de la colaboración de la NASA con la NSF. Este instrumento de precisión tecnología de última generación permitirá a la comunidad buscar nuevos mundos usando el Telescopio WIYN”, ha explicado el director de la División de Astrofísica de la NASA en la Sede, Washington, Paul Hertz: “Esperamos lograr muchos descubrimientos que luego puedan explorarse usando los telescopios espaciales de la NASA”.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Para comentar: manliowy@yahoo.com.ar

 
 
 
 
 
 

No es bueno ser vegetariano

“Ser vegetariano no es todo bueno”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Un equipo científico de una universidad de Nueva York halla pruebas evolutivas de que los vegetarianos son más propensos a sufrir una serie de enfermedades crónicas.

El consumo de alimentos exclusivamente vegetarianos a largo plazo es causante de una mutación denominada rs66698963 que se ubica en el gen FADS2, la cual puede hacer que las personas sean más susceptibles a la inflamación. Y esta está asociada a un mayor riesgo de sufrir enfermedades del corazón y cáncer de colon. Lo asegura un estudio de la Universidad neoyorquina de Cornell  (EE.UU.) publicado en la revista Molecular Biology and Evolutión.

Mediante el uso de datos del proyecto internacional 1000 Genomas, que tiene como objetivo principal catalogar la variación genética en la especie humana, el equipo de Cornell ha hallado una prueba de que la abstención completa de consumir carne provoca la aparición de la mutación rs66698963, que regula la expresión de los genes clave para la producción de grasas poliinsaturadas de cadena larga: FADS1 y FADS2.

 

Entre estas grasas poliinsaturadas de cadena larga se encuentra el ácido araquidónico, el principal culpable del desarrollo de enfermedades del corazón, cáncer de colon y otros trastornos relacionados con la inflamación. “Los cambios en el equilibrio dietético de ácidos grasos omega-6 y omega-3 pueden contribuir al aumento de las enfermedades crónicas observadas en algunos países en desarrollo”, alertan los autores del estudio.

 

Para realizar el estudio, los investigadores Tom Brenna, Kumar Kothapalli y Alon Keinan llevaron a cabo un análisis genéticos entre los residentes vegetarianos de la ciudad india de Pune y entre sus antagonistas en términos alimenticios, los estadounidenses del estado de Kansas. Históricamente un 70% de los indios de Pune no han consumido carne, mientras que un 80% de los estadounidenses de Kansas son aficionados a los productos cárnicos.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Para comentar: manliowy@yahoo.com.ar

Foto ilustrativa

 

La oxitocina.

“Pocas neuronas para el control del dolor”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

Alivio del dolor, contracción del útero durante el parto, lactancia, vínculo materno-filial, orgasmo, regulación de la conducta social, ansiedad, empatía … Una molécula, la oxitocina, produce ella sola todos estos efectos. Sin embargo, de los 90.000 millones de neuronas que componen nuestro cerebro, solo una pequeña población de 40.000 a 60.000 neuronas localizadas en el centro del hipotálamo segrega esta sustancia. Liberada en el torrente sanguíneo o directamente en el cerebro, la oxitocina actúa sobre las neuronas periféricas, las células musculares del útero, las glándulas mamarias o el prosencéfalo, dependiendo de las señales que han desencadenado su producción. ¿Cómo puede un centro tan pequeño inducir tal abanico de acciones?

De acuerdo con una hipótesis propuesta en los últimos años, este centro oxitocinérgico albergaría pequeñas subpoblaciones neuronales cada una de las cuales se encargaría de una función. Pero estas subpoblaciones todavía no se habían identificado, hasta ahora. Un equipo internacional coordinado por Valerie Grinevich, del Centro Alemán de Investigación Oncológica, y por Alexandre Charlet, del Instituto de Neurociencia Celular y Integrativa de Francia, ha demostrado que, en las ratas, unas treinta neuronas del centro oxitocinérgico controlan la respuesta de cierto tipo de dolor, el inflamatorio.

Los neurobiólogos se habían propuesto cartografiar el centro oxitocinérgico para entender mejor cómo se comunicaba con sus diferentes lugares de acción, entre ellos el prosencéfalo. De hecho, la oxitocina es producida por dos tipos de neuronas: las neuronas magnocelulares (grandes neuronas que proyectan sus axones hacia el sistema sanguíneo y el prosencéfalo) y las neuronas parvocelulares (pequeñas neuronas cuyos axones se unen a otras regiones del tronco encefálico y de la médula espinal). Estos dos tipos de neuronas coexisten en el hipotálamo, donde forman una red compleja que los investigadores intentan desentrañar.

Alexandre Charlet y sus colaboradores comenzaron por estudiar la neuroanatomía del sistema oxitocinérgico de la rata, muy similar al de los humanos. Descubrieron así que en una región del hipotálamo, el núcleo paraventricular, una treintena de neuronas de parvocelulares oxitocinérgicas proyectaban un doble axón que las conectaba, por una parte, a las neuronas magnocelulares de otra región del hipotálamo (los dos núcleos supraópticos) y, por otra parte, a las capas más profundas de la médula espinal.

Pero resulta que las capas más profundas de la médula espinal son el lugar donde, cuando hay dolor, los mensajes sensoriales de los nervios afectados son interpretados y codificados en una información que se transmite a otras neuronas, las del centro oxitocinérgico. Este libera entonces la oxitocina en la sangre, que de este modo alcanza los nervios afectados y reduce las señales de dolor emitidas.

Los neurobiólogos examinaron a continuación si la treintena de neuronas desempeñaban una función en la modulación del dolor. En primer lugar, demostraron que se comunican bien con sus dos poblaciones diana, la médula espinal y los núcleos supraópticos.

La técnica que emplearon se asemeja a la construcción de un rompecabezas. Mediante virus modificados, desarrollaron una estrategia que les permitía desencadenar la expresión de una proteína fluorescente dentro de las treinta neuronas cuando estas se comunicaban con una de las poblaciones diana: cada una de estas dos poblaciones albergaba un virus que contenía un elemento del rompecabezas necesario para la expresión de la proteína. Se observó así que la proteína fluorescente se producía en las treinta neuronas.

A continuación, comprobaron la funcionalidad de esas vías en las ratas mediante la estimulación de las treinta neuronas y el seguimiento de su respuesta a lo largo de cada una de las vías. Finalmente, observaron que al activar o inhibir las treinta neuronas, lograban modular la respuesta del animal a un dolor inflamatorio, pero no a un dolor neuropático.

Mediante la liberación de oxitocina en dos lugares al mismo tiempo, esta pequeña población de neuronas cuenta así con dos maneras para aliviar la percepción del dolor. Por un lado, activa las neuronas magnocelulares de otra región del hipotálamo, que a su vez liberan oxitocina en la sangre; en segundo lugar, modula en la misma médula espinal el mensaje de dolor codificado y enviado principalmente al centro oxitocinérgico, y funciona así como una especie de bucle de realimentación negativa.

«Nuestro estudio constituye sobre todo un trabajo de investigación básica destinado a comprender mejor la modulación selectiva de las emociones. Ya conocíamos la función analgésica de la oxitocina y el mecanismo general que desencadena su producción. Pero por primera vez, hemos descrito una población de neuronas que ejercen a la vez un efecto central y otro periférico: su acción coordina por sí sola la secreción central y periférica de la oxitocina», comenta Alexandre Charlet.

Probablemente no se trate de su única función. Alexandre Charlet y sus colaboradores están investigando su participación en otros procesos, como la lactancia y ciertos comportamientos sexuales. Las neuronas sobre las que actúa en la médula espinal forman parte de hecho del sistema nervioso autónomo, que interviene en estos procesos. El equipo continúa explorando el centro oxitocinérgico con el objetivo de identificar los circuitos que modulan las emociones y determinar el modo de acción de la oxitocina en el prosencéfalo.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Para comentar: manliowy@yahoo.com.ar

 

 

 

Temperaturas extremas

“Altísimas temperaturas de un lejano Quásar”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Un equipo de científicos rusos realiza un hallazgo llamado a modificar nuestro concepto de los procesos que tienen lugar en los núcleos de los quásares.

El estudio del cuásar más brillante de la constelación de Virgo, el 3C273 –gracias al radiotelescopio ruso RadioAstron– ha permitido descubrir que el chorro de plasma que sale desde su núcleo activo es mucho más brillante y más caliente de lo que se suponía considerado los modelos teoréticos.

Es un descubrimiento científico exitoso que nos ayudará a comprender mejor la naturaleza de los cuásares

“El descubrimiento contradice nuestra percepción de la naturaleza del brillo de los cuásares. Aún no hemos encontrado ni una explicación de lo cómo puede ser que la temperatura sea diez veces más alta. Supongo que detrás de este resultado sorprendente se esconde un nuevo capítulo en el estudio del Universo lejano”, afirma Nikolái Kardashev, jefe del proyecto RadioAstron.

Según el coordinador principal del proyecto de Radioastron , Yuri Kovaliov, del Centro Astroespacial del Instituto de Física de la Academia de Ciencias rusa, los primeros descubrimientos de este tipo ya se produjeron en 2012. Hace cuatro años que los estudios de RadioAstron han mostrado que las temperaturas de los chorros de plasma que se expulsan desde dentro de los agujeros negros supermasivos superan los límites previstos  e incluso los sobrepasan.

El hallazgo cambiará nuestro concepto de los procesos que tienen lugar en los núcleos de los cuásares

Durante los dos años posteriores, el equipo astrofísico ruso no estaba seguro de que sus resultados correspondieran a la realidad y continuó realizando su labor. En 2012, Kovaliov comentó  el estado de la investigación entonces dirigiéndose al Comité de Investigaciones Espaciales: “Si ello queda confirmado por nuestros estudios, transformará nuestro concepto de los procesos que tienen lugar en los núcleos de los cuásares”, asevera. 

 

Actualmente, Kardashev y Kovaliov al mando de sus respectivos sus equipos están dispuestos a confirmar su conclusión a partir de la observación del cuásar 3C273, situado a una distancia de 2.000 millones de años luz de la Tierra en dirección a la constelación de Virgo. La lejana ubicación de los cuerpos celestes no es precisa y final, ya que la distancia entre ellos y nuestro planeta aumenta de manera permanente debido a la expansión del Universo.

No obstante, el radiotelescopio cósmico ruso Spectr-R, integrante del área espacial del proyecto RadioAstron, junto a los telescopios terrestres de Effelsberg (Alemania), Green Bank (EE.UU.) y Arecibo (Puerto Rico), han obtenido datos precisos de que el núcleo y chorro de plasma del cuásar 3C273 se encuentran a una temperatura de entre 20 y 40 billones de grados kelvin, según reza el estudio publicado en la revista Astrofisical Journal Letteres.

 

El dato parece asombroso si se tiene en cuenta que la temperatura máxima del plasma, del que están formados los chorros de cuásares, no puede superar los 500.000 millones de grados kelvin.

Si la energía de los electrones supera este límite, estos comenzarían a transmitir su energía a fotones y a enfriarse. Ello explica esta barrera térmica. “De alguna manera, el cuásar 3C273 logra mantener la temperatura extrema. Hemos expresado algunas ideas. Vamos a analizarlo. Es un descubrimiento científico exitoso que nos ayudará a comprender mejor la naturaleza de los cuásares”, concluye Kovaliov. 

Se ha encontrado que la supersimetría tiene en equilibrio dentro de los quásares un límite entre Universos Alternos. Las temperaturas son especulares, más o menos debajo del cero absoluto o sobre él. Combinados, la diferencia podría alcanzar estas temperaturas.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Para comentar: manliowy@yahoo.com.ar

Foto ilustrativa

 

Un asteroide choca con Júpiter

“Un asteroide choca contra Júpiter”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

El astrónomo aficionado John McKeon observaba las lunas de Júpiter con sus telescopio de 11 pulgadas desde Swords, Irlanda, el pasado 17 de marzo, cuando repentinamente un objeto apareció en su campo de visión e impactó contra el mundo más grande del Sistema Solar. La escena, en la que se ve un punto brillante golpeando el planeta, fue capturada por el sorprendido aficionado en un vídeo en time-lapse que ha colgado en YouTube.

Aunque todavía es pronto para saber con exactitud qué ha chocado con Júpiter, Paul Chodas, que dirige el Centro para el Estudio de Objetos Cercanos a la Tierra en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California, explica que, probablemente, lo que se ve en las imágenes es un asteroide, no un cometa.

 

Otro astrónomo aficionado, Gerrit Kernbauer, de Mödling, Austria, también capturó el evento astronómico y lo subió a YouTube. «La visión no era la mejor, así que dudaba de procesar los vídeos», escribió en su descripción del vídeo. «Sin embargo, 10 días después eché un vistazo a los vídeos y me encontré con este extraño punto de luz que apareció durante menos de un segundo en el borde del disco planetario. Pensando en Shoemaker-Levy 9, mi única explicación para esto es un asteroide o cometa que ingresó en la atmósfera de Júpiter y se quemó/explotó muy rápido».

 

En julio de 1994, el cometa Shoemaker-Levy 9 (SL9) impactó en Júpiter y dejó gigantescas cicatrices oscuras en la atmósfera del planeta visibles durante semanas. Este espectacular golpetazo fue la primera observación directa de una colisión extraterrestre en el Sistema Solar. Sus efectos todavía persisten, ya que según los astrónomos, el planeta todavía conserva en su atmósfera agua dejada por la roca espacial.

 

En 2009 se produjo otro impacto en la región polar de Júpiter que dejó una cicatriz del diámetro de la Tierra. Poco después, en junio de 2010, astrónomos aficionados observaron un misterioso flash de luz sobre la superficie del planeta. El estallido luminoso fue provocado por el paso de asteroide en llamas  por encima de las nubes. La roca no se introdujo suficientemente en la atmósfera como para explotar y dejar tras de sí una nube de escombros, algo habitual observado en las anteriores colisiones de rocas cósmicas contra este mundo.

 

En el 2012 George Hall, astrónomo aficionado, captó el instante preciso del choque de otro asteroide y lo colgó en su web.

 

¿Demasiados golpes? El gigantesco Júpiter, con su enorme atracción gravitatoria, funciona como un gran escudo que atrae a cometas y asteroides y protege, en cierta medida, a otros mundos interiores, como la Tierra. Según explicaban en un anterior estudio investigadores de la Universidad del País Vasco (UPV), el planeta «podría verse afectado por objetos de alrededor de 10 metros de diámetro entre 12 y 60 veces al año, unas cien veces más que la Tierra».

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001

Para comentar: manliowy@yahoo.com.ar

¿Qué impactó contra Júpiter el 17 de marzo?

 

 

 

 

La fuerza del criovulcanismo

 

“La energía de los criovolcanes de Encélado”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

La nave espacial Cassini lleva observando los géiseres que emanan desde el sur de Encélado, una de las lunas de Saturno, desde 2005, que hasta hoy, el proceso que impulsa y mantiene estos chorros es un misterio.

Ahora, con la ayuda de simulaciones por ordenador, científicos de las universidades de Chicago y Princeton (EE UU) han encontrado la posible explicación: las fuerzas de marea cíclicas que ejerce Saturno sobre su satélite, según publican esta semana en la revistaPNAS.

En la Tierra, las erupciones no suelen durar mucho, pero en Encélado se supone que hay un gran océano bajo su gélida superficie que, de alguna manera, no deja de emitir material por las múltiples fisuras de su polo sur (como se ve en la imagen).

Estas denominadas ‘rayas de tigre’ han estado expulsando vapor y pequeñas partículas durante décadas, y probablemente mucho más tiempo, según los investigadores.

Su modelo indica que la acción mareal bombea el agua desde el océano subterráneo hacia la superficie por las profundas fracturas en la capa de hielo de Encélado. Esto también podría estar ocurriendo en Europa, una de las lunas de Júpiter, otro de los ambientes criovolcánicos propicios para la vida.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Para comentar: manliowy@yahoo.com.ar

Fuerzas mareales para explicar los géiseres de Encélado. / NASA/JPL/Space Science Institute
 
 
 
 
 

 

El rinoceronte lanudo

“El rinoceronte lanudo”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

El unicornio es un animal mitológico, símbolo de la imaginación y la fantasía, pero existió uno real, el llamado unicornio siberiano, el Elasmotherium sibiricum. Esta especie de rinoceronte se creía extinta hace 350.000 años, pero investigadores de la Universidad Estatal de Tomsk (TSU) en Rusia han descubierto ejemplares mucho más recientes, de hace tan solo 29.000 años, en el que sería su último refugio, Kazajstán. El estudio aparece publicado en el American Journal of Applied Science. 

 

 El elasmoterio (bestia plana siberiana) era del tamaño de un elefante y su único cuerno frontal podía alcanzar los dos metros de longitud, por lo que algunos lo consideran el animal que inspiró a las bestias mitológicas como el unicornio.

 

«Probablemente, el sur de Siberia occidental fue un refugio, donde este rinoceronte perduró durante más tiempo que el resto de la especie. También cabe la posibilidad de que pudiera migrar y habitar por un tiempo las zonas más al sur», explica Andrey Shpanski, paleontólogo y autor de la investigación.

Shpanski y su equipo llegaron a estas conclusiones tras descubrir el cráneo del rinoceronte cerca de la localidad de Kozhamzhar en la región de Pavlodar, en Kazajistán. El fósil, que está bien conservado y tan solo tiene algunas grietas, fue examinado con el método de análisis de radiocarbono AMS, en la Universidad Queen de Belfast en Reino Unido. Resultó que perteneció a un animal que murió hace unos 29.000 años. «Lo más probable es que fuera un macho de gran tamaño solitario. Las dimensiones de este rinoceronte son las más grandes descritas en la literatura científica, y las proporciones son típicas», dice el investigador.

 

El hábitat del Elasmotherium sibiricum era el vasto territorio desde el río Don hasta el Este del moderno Kazajstán. El hallazgo de restos de este animal en el Irtysh Pavlodar han demostrado que fue el hogar de estos rinocerontes en el sureste de la llanura de la Siberia Occidental.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Para comentar: manliowy@yahoo.com.ar