Conciente casi sin cerebro.

“Hombre con solo el 10% del cerebro reta lo que se sabe de la conciencia”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

Un hombre francés vive una vida relativamente sana a pesar de que ha perdido el 90 % de su cerebro. A pesar de décadas de investigación, nuestra comprensión de la conciencia sigue siendo bastante escasa. Sabemos que es una función del cerebro, pero los científicos se empeñan en encontrar alguna estructura que la soporte.

 

 Entonces, ¿cómo puede una persona perder la mayoría de sus neuronas y aun así ser consciente de sí mismo y sus alrededores?

 

Descrito por primera vez en The Lancet en 2007, el caso del hombre ha sido desconcertante para los científicos desde hace casi 10 años. El francés tenía 44 años en el momento en que salió el artículo en la revista, y aunque su identidad se mantiene confidencial, los investigadores explicaron que ha vivido la mayor parte de su vida sin darse cuenta de nada. La razón de su visita al médico fue debilidad leve en la pierna izquierda, pero los escáneres cerebrales revelaron que el cráneo estaba lleno de fluido, dejando sólo una capa externa delgada de tejido cerebral real, y la parte interna de su cerebro casi totalmente erosionada .

 

Los médicos creen que la mayoría del cerebro del hombre fue destruido lentamente durante el transcurso de 30 años por la acumulación de líquido en el cerebro, una condición conocida como hidrocefalia, que había sido diagnosticada cuando él cuando era un bebé y se trató con un stent, pero se retiró a los 14 años de edad, y desde entonces, la mayor parte de su cerebro parece haber sido erosionada.

 

Pero a pesar de su mínimo tejido cerebral restante, el hombre no tiene discapacidad mental, pero sí un coeficiente intelectual bastante bajo. Además, es casado y tiene dos hijos.  En el pasado, los investigadores han sugerido que la conciencia podría estar vinculada a diversas regiones específicas del cerebro, como el claustrum, una hoja delgada de neuronas que corre entre las principales regiones del cerebro, o la corteza visual. Pero si esas hipótesis fueran correctas, el francés no debería estar consciente.

 

“Cualquier teoría de la conciencia tiene que ser capaz de explicar por qué una persona así, que le falta el 90 % de sus neuronas, todavía exhibe un comportamiento normal”, explica Axel Cleeremans, un psicólogo cognitivo de la Universidad Libre de Bruselas en Bélgica. Cleeremans tiene la hipótesis de que la conciencia el cerebro la aprende una y otra vez, en lugar de haber nacido con ella. Lo que significa que su ubicación puede ser flexible. La conciencia se adquiriría por medio de la experiencia.

 

Él llama a su hipótesis de la “tesis de plasticidad radical”, y se ajusta en muy bien con las investigaciones recientes que sugieren que el cerebro adulto es más adaptable de lo que se pensaba anteriormente, y capaz de asumir nuevos roles en caso de lesión.

 

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Hombre con solo el 10 % de su cerebro reta hipótesis sobre la conciencia

 

Mente abierta.

“Preguntaron a Donald Trump, si le molestaba ver en los medios fotos de su señora totalmente desnuda”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Varios lugares de Internet se han hecho eco de las fotos y entrevistas curiosas que se le hiciera a la pareja candidata a ocupar pronto la Casa Blanca. En la tapa aparece un desnudo completo de la posible primera dama, de gran belleza.

“Eran  unas fotos que hizo antes de conocerla, para una revista europea. Y en Europa, este tipo de imágenes estaban de moda y eran comunes”, dijo a ese periódico su esposo, Donald Trump.

La modelo eslovena, que tenía entonces 25 años y era conocida por su nombre profesional Melania K, posó para el fotógrafo francés Alé de Basse-ville, que proverbialmente no gusta de las mujeres.

“Melania estuvo genial, tenía una personalidad fantástica y fue muy amable conmigo”, dijo al periódico neoyorquino el fotógrafo, que recordó que la ex modelo nunca se sintió incómoda posando desnuda.

La sesión de fotos tuvo lugar poco después de que Melania llegara a la Gran Manzana en 1995, donde  más tarde conocería a su actual esposo en una fiesta en la Semana de la Moda de Nueva York.

“Melania era entonces una de las modelos más exitosas y hacía muchas sesiones de fotos, incluidas portadas para las grandes revistas“, añadió Donald Trump.

Después de varios años de noviazgo, el magnate inmobiliario y la ex modelo eslovena, de 46 años, se casaron en 2005 en una ceremonia en Palm Beach (Florida).

A Donald Trump, le gusta estar rodeado de las mujeres más lindas del mundo, de ascendencia centro –europea y modelos. No cabe duda que no le molesta que pese a los años que pasan,  todos noten que las mejores mujeres lo quieran como esposo.

Respecto a la primera dama, será la primera vez que los ciudadanos la conozcan tan íntimamente, siquiera en fotos.  USA ha cambiado mucho el modo de pensar.

 (º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

 

Ver imagen en Twitter