Venus terraformado

“Venus también a su tiempo podrá ser de temperatura amable”
Compilado por Manlio E. Wydler (°)
Los profesores Francis Macdonald y Robin Wordsworth de la Universidad Harvard han dado una respuesta a como la Tierra se convirtió en una bola de nieve hace unos 700 millones de años:

Ellos argumentan que la actividad volcánica puede tener un gran efecto sobre el medio ambiente, así que la gran pregunta era ¿cómo se relacionaron estos dos sucesos?

Tras descartar algunas alternativas, se determinó que los aerosoles emitidos por los volcanes sí pudieron enfriar con la rapidez necesaria la Tierra, aunque bajo ciertas condiciones.

Los análisis hechos en una zona del Ártico canadiense, de la cual se sospecha que fue el escenario de mucha de esa actividad volcánica inicial, mostraron que la materia pétrea expulsada en las erupciones, y que luego conformaría muchas de las rocas de la zona, surgió a través de sedimentos ricos en azufre, que habrían sido empujados hacia la atmósfera durante la erupción, adoptando la forma de dióxido de azufre. Cuando esta sustancia alcanza suficiente altitud en la atmósfera, posee allí una enorme capacidad para bloquear la radiación solar, sobre todo si asciende hasta más allá de la tropopausa, la frontera entre la troposfera y la estratosfera. Si alcanza esta altitud, es menos probable que regrese a la superficie en forma de precipitación o mezclado con otras partículas, lo que extiende su presencia en la atmósfera desde cerca de una semana a aproximadamente un año.

Debido a la deriva continental, hace 717 millones de años la región afectada (la gran provincia ígnea de Franklin) estaba cerca del ecuador, allí donde entraba la mayor parte de la radiación solar que mantiene caliente la Tierra. Así que un gas muy efectivo a la hora de reflejar la luz entró en la atmósfera justamente en el sitio y la altitud adecuados para causar enfriamiento. Pero faltaba una cosa. Las erupciones que lanzaban azufre hacia el aire hace 717 millones de años no eran explosiones únicas de volcanes individuales como el Pinatubo en 1991, que por sí solo tuvo con su erupción un efecto refrigerante medible a escala mundial. Los volcanes de hace 717 millones de años se extendían a lo largo de más de 3000 km a través de Canadá y Groenlandia, y además entraban en erupción de forma continuada, no ocasional. Ante tal escenario, habría bastado más o menos una década de erupciones continuas para lanzar a la atmósfera una cantidad de aerosoles capaz de desestabilizar rápidamente el clima.

Cuanto más hielo, más luz solar se refleja y más se enfría el planeta. Una vez el hielo alcanza latitudes próximas a la actual California, el bucle de realimentación positivo toma el control del proceso y el efecto desencadenado de bola de nieve se hace básicamente imparable.

Como vimos que la Tierra hoy ocupa el lugar que tenía Marte hace casi 3000 millones de años, debido a la expansión universal acelerada, Venus, dentro de 2 mil millones de años podrá estar en la zona de habitabilidad, que hoy ocupamos……

Para no esperar tanto tiempo, podremos hacer explotar artefactos nucleares, para mantener una óptima capa de aerosoles, que disminuirán las temperaturas y permitirán el descenso estratificado de elementos de su densa atmósfera, combinándose entre algunos de ellas y con las rocas venusinas.

Si la temperatura baja a unos 70 °Celsius, en los mares recién formados, los prebióticos se forman como en una gran olla hidrotermal, luego las arqueas fotosintéticas y la atmósfera venusina empezará a llenarse de Oxígeno…, no esperaremos a que se duplique naturalmente la evolución, allí los genetistas colocarán las ramas fundadoras de vegetales y animales y con toques genéticos se irán haciendo evolucionar todo, rápidamente….bueno, es un decir… ..tendremos así preparado en Venus una nueva Tierra, para no volver a equivocarnos.

(°) Ingeniero, Presidente H. de FAPLEV. Vecino Solidario 2001.

Venus con hielo y agua….

La Cosmología del Multiverso.

“Para algunos, la primera prueba histórica del Multiverso”
Compilado por Manlio E. Wydler (°)

El fondo cósmico de microondas (CMB, por sus siglas en inglés), una reliquia del Big Bang, muestra un retrato del Cosmos cuando tenía unos 380.000 millones de años, prácticamente un bebé en términos cosmológicos. Rastreado por la sonda Planck de la Agencia Espacial Europea (ESA), en esta primera luz aparecen pequeñas fluctuaciones en la temperatura que se corresponden con regiones con una densidad ligeramente distinta: son las semillas de las estrellas y galaxias que vemos hoy en día. Según el modelo cosmológico estándar, estas fluctuaciones crecieron de forma brutal durante un breve período de expansión acelerada, lo que se conoce como inflación. Sin embargo, el Cosmos no presenta las mismas propiedades en todas direcciones. Existen algunas anomalías extrañas, como la llamada Mancha Fría, que resultan inexplicables.

El fondo cósmico cubre todo el cielo a una temperatura de 2,73 grados por encima del cero absoluto (-270,43ºC), pero algunas anomalías, incluyendo la Mancha Fría, son aproximadamente 0,00015 grados más frías que sus alrededores. Esto ha causado un fuerte debate en los modelos de la cosmología estándar, incapaces de encontrar una explicación. Una de las hipótesis más extendidas para la gran mancha es que se trata de un enorme vacío, miles de millones de años luz de diámetro que contienen relativamente pocas galaxias. Pero investigadores de la Universidad de Durham no están de acuerdo con esa teoría, y creen que esta rareza podría ser tener una explicación de lo más exótica: una colisión entre universos.

Anteriormente, la mayoría de las búsquedas de un supervacío han calculado las distancias a las galaxias usando sus colores. Con la expansión del Universo, la luz de las galaxias más distantes se desplaza a longitudes de onda más largas, un efecto conocido como desplazamiento al rojo. Cuanto más distante es la galaxia, mayor es su desplazamiento al rojo. Pero estas medidas tienen un alto grado de incertidumbre.

En su nuevo trabajo, el equipo de Durham presentó los resultados de un estudio exhaustivo de los desplazamientos al rojo de 7.000 galaxias, recogiendo 300 a la vez usando un espectrógrafo desplegado en el Telescopio Anglo-Australiano. A partir de este conjunto de datos de más alta fidelidad, los investigadores no ven ninguna evidencia de un supervacío capaz de explicar la Mancha Fría dentro de la teoría estándar.

Los investigadores encontraron que esta región fría, que hasta ahora se creía poco poblada de galaxias, se divide en huecos más pequeños, rodeados de cúmulos de galaxias. Esta estructura de «burbuja de jabón» se parece mucho al resto del Universo.

«Los vacíos que hemos detectado no pueden explicar la Mancha fría bajo la cosmología estándar. Existe la posibilidad de que algún modelo no estándar pueda ser propuesto para enlazar los dos en el futuro», dice Ruari Mackenzie, uno de los autores del estudio.
Si realmente no hay un supervacío que puede explicar la Mancha fría, las simulaciones del modelo estándar del universo dan una probabilidad de 1 entre 50 de que surgiera por casualidad.
«Esto significa que no podemos descartar por completo que la mancha haya sido causada por una fluctuación poco probable explicada por el modelo estándar, pero si esa no es la respuesta, entonces hay explicaciones más exóticas…», apunta Tom Shanks, coautor del trabajo.
«Tal vez la más apasionante sea que la Mancha fría fue causada por una colisión entre nuestro universo y otro universo burbuja. Si un análisis aún más detallado de los datos de CMB demuestra que este es el caso, entonces la Mancha fría podría ser tomada como la primera evidencia del multiverso, y podrían existir mil millones o un número infinito de otros universos como el nuestro, como piensa M. E. Wydler en su Cosmología», añade.

Por el momento, los investigadores dicen que la falta de un supervacío para explicar el punto frío ha inclinado la balanza hacia estas explicaciones más inusuales, ideas que tendrán ponerse a prueba por observaciones más detalladas del fondo cósmico de microondas.

De todas formas, conviene que empiecen a pensar en reescribir la verdadera Cosmología del Multiverso.

(°) Ingeniero, Presidente H. de FAPLEV. Vecino Solidario 2001.

Cuidado con el cerebro envejecido….

“El cerebro puede tener más edad que el resto del cuerpo y así…..”
Compilado por Manlio E. Wydler (°)

El cerebro puede tener una edad mayor a la real de una persona. Así lo destacaron especialistas británicos, al trabajar con imágenes de resonancia magnética y algoritmos, con los que lograron conocer cuántos años tiene el órgano y si puede ser causante de una muerte prematura.

Los neurocientistas del Imperial College de Londres utilizaron computadoras para predecir la edad cerebral con base en el volumen y el tejido del órgano. Al obtener un resultado y compararlo con la edad real de la persona, logran detectar dificultades en la salud mental que podrían surgir con el paso de los años, en especial, la posibilidad de morir antes de los 80 años.

Otros problemas pueden ser una menor capacidad pulmonar y una mayor lentitud para caminar.
En caso de que esta técnica sea ratificada, mejorada y finalmente aplicada en la práctica médica cotidiana -en las pruebas mostró un margen de error de unos cinco años- podría servir para informar a los médicos sobre la variable de la edad cerebral y, en consecuencia, recomendar determinados tratamientos o cambios en el estilo de vida.

“Se usa la ‘edad’ de un órgano todo el tiempo para hablar sobre la salud. Se dice que los fumadores tienen pulmones con 20 años más de los que deberían, incluso se pueden hacer consultas en Internet sobre ejercicios y dieta y saber la ‘edad del corazón’. Esta técnica podría funcionar igual”, explicó James Cole, uno de los especialistas que encabezó el estudio.

Por último, destacó la importancia de mejorar la “precisión” de este procedimiento para poder aplicarlo con todos los pacientes. Mientras tanto, hay que saber que los hábitos saludables nos aumentan la vida.
(°) Ingeniero, Presidente H. de FAPLEV. Vecino Solidario 2001.

Creación de nueva especie.

“Descubren una nueva forma de vida aparecida tras la erupción de volcán en Canarias”
Compilado por Manlio E. Wydler (°)

El 10 de octubre de 2011 la tierra tembló en la isla de El Hierro, en Canarias. Un volcán submarino comenzó a escupir lava en el Mar de Las Calmas, a sur de la isla, y generó una enorme salida de gases que se pudieron ver incluso desde la superficie, en forma de mancha verde. La erupción afectó al fondo marino en una franja de unos nueve kilómetros cuadrados y permitió el nacimiento de un nuevo volcán, llamado Tagoro, que pasó de estar a 363 metros de profundidad a tan solo 89. Aparte del vertido de lava, la erupción tuvo un gran poder destructivo en los alrededores. La temperatura del agua subió, la turbidez aumentó, la concentración de oxígeno disuelto cayó y en la zona se acumularon importantes cantidades de gases tóxicos para la mayoría de los organismos, como el sulfuro de hidrógeno.

En octubre de 2014, más de dos años después de que acabara la erupción, un vehículo operado de forma remota (ROV) bajó al fondo para examinar las consecuencias de la erupción. Los investigadores encontraron unos filamentos que cubrían una amplia zona en el entorno del cono del volcán Tagoro. Los llamaron «cabellos de Venus», y después de analizarlos en profundidad, descubrieron una nueva especie de bacteria, llamada Thiolava veneris, y todo un ecosistema (una comunidad de seres vivos que viven en un entorno concreto) basado en esta bacteria. Estos descubrimientos se han publicado en la revista Nature Ecology and Evolution este lunes.

«Una erupción volcánica es un fenómeno devastador tanto bajo el mar como en tierra (…) Pero de esta destrucción surgen nuevas oportunidades para que la vida comience de nuevo», ha escrito David L. Kirchman, investigador de la Universidad de Delaware y autor de un comentario aparecido en la revista Nature Ecology and Evolution.

No se trata de algo excepcional en la naturaleza. Por ejemplo, cada año, con la llegada de la primavera y el fin del duro invierno, las hierbas aprovechan para crecer en los bosques antes de que los árboles desarrollen sus hojas y les tapen la luz, o bien hay especies que son expertas en colonizar el terreno quemado tras un incendio. De hecho, en general, se considera que un nivel de daño intermedio en la naturaleza (se le suele llamar perturbación en la ecología) es capaz de aumentar la diversidad de especies de un ecosistema: el hecho de que un excremento de vaca caiga en una pradera es perjudicial para la hierba que queda debajo, pero es una gran oportunidad para muchos otros organismos.
microscopio, con pocos aumentos- Roberto Danovaro

En el volcán Tagoro ha aparecido una nueva bacteria muy similar a otra más conocida por los científicos, y conocida comoThioploca auracae. Se trata de un organismo que vive en los fondos no muy profundos del mar, y que está asociado a zonas de afloramiento, donde hay abundancia de nutrientes, o a chimeneas volcánicas. Está especializada en consumir sulfuro de hidrógeno como fuente de energía, que es liberado desde el fondo, y forma filamentos de hasta seis centímetros de largo que se apelmazan entre sí, y que forman «praderas» de incluso miles de kilómetros de largo. Estas praderas, son una fuente de alimento y un lugar de refugio para otras muchas especies.

La nueva bacteria descubierta en Canarias, Thiolava veneris, es muy similar. Pero después de analizar sus genes, los autores concluyeron que esta nueva especie es especialmente versátil. No solo aprovecha el sulfuro de hidrógeno, sino que también puede usar la materia orgánica, el nitrato y el oxígeno. «Usar más de un mecanismo para generar energía es probablemente común en los océanos donde las fuentes ricas en energías son escasas», ha escrito Kirchman.

La bacteria descubierta es muy fina, mide de 3 a 6 micrómetros de grosor (un micrómetro es la milésima parte de un milímetro) y alcanza varios centímetros de longitud. Varias de ellas crecen juntas dentro de una vaina más gruesa, de 36 a 90 micrómetros.
El análisis del ADN ha permitido averiguar que bajo el paraguas de esta simple bacteria hay una «ciudad entera» de organismos que no se parecen mucho a los que hay en el agua de alrededor. Ahí se han encontrado pequeños invertebrados, animales del fondo, bacterias y arqueas. «Todo indica que los “pelos de Venus”, alimentados por el sulfuro de hidrógeno que aún mana del volcán, es el productor primario en el fondo de la cadena trófica, que incluso alimenta a animales», según Kirchman.
¿Qué quiere decir esto? En la Tierra se dice que las plantas son los productores primarios porque son las encargadas de extraer energía del Sol y ponerla a disposición de las demás criaturas (en primer lugar de herbívoros y en segundo de carnívoros). En este caso, y gracias al gas que aún brota de los alrededores del volcán Tagoro, estos microbios hacen las veces de plantas al extraer energía del sulfuro de hidrógeno.

Esto no es del todo raro, puesto que, por ejemplo, se han observado cosas así en chimenas hidrotermales.
Entre otras cosas, en los alrededores del volcán no hay bacterias similares a los «cabellos de Venus». Así que, ¿de dónde han surgido? ¿Cuánto pueden dispersarse las bacterias para colonizar un nuevo volcán? Estas y otras muchas preguntas aún no han sido contestadas, pero parece evidente que, después de una profunda destrucción del fondo del mar, la vida es capaz de abrirse camino rápidamente. Una vez que unos pioneros se instalan, en este caso una bacteria, el resto se beneficia.

Por eso, los autores están convencidos de que esta investigación será de mucha ayuda para entender cómo coloniza la vida los volcanes submarinos después de sus erupciones. Esto es importante, puesto que la mayor parte de las erupciones ocurren bajo el mar.
(°) Ingeniero, Presidente H. de FAPLEV. Vecino Solidario 2001.

Mejor es mi Cosmología.

“Mi Cosmología es mejora esta nueva Cosmología, al igual que la standard”
Compilado por Manlio E. Wydler (°)
Matemáticos canadienses y egipcios han elaborado una nueva teoría científica que pretende explicar qué había en el universo antes del Big Bang, informa el diario británico ‘Daily Express’. Los investigadores han sugerido que el universo atraviesa de forma cíclica cuatro fases distintas. A su juicio, antes hubo otro universo, es decir, otra “fase cosmológica”.

El universo se expande de forma acelerada, pero, según las ecuaciones del nuevo modelo teórico, se producirá un cambio motivado por la mecánica cuántica que acabará deteniendo el proceso. Ello llevará al universo hacia atrás antes de volver a expandirse.
Según Mir Faizal, uno de los autores del estudio, el equipo ha aunado mecánica cuántica y cosmología al emplear una versión modificada del principio de incertidumbre generalizada (GUP, por sus siglas en inglés). Faizal sintetiza sus conclusiones: “En nuestro modelo cosmológico el universo no empezó con una gran explosión; hubo una transición de una fase a otra”.

Esto es lo que más me gustó de la Cosmología.

(°) Ingeniero, Presidente H. de FAPLEV. Vecino Solidario 2001.

La zona caótica

“La zona caótica entre los Universos del Multiverso”
Por Manlio E. Wydler (°)

Entre los Universos paralelos espejos existe una zona límite, llamada zona caótica donde empiezan a desfasarse las propiedades de unos y aparecen los del otro, es así que vemos aparecer partículas desde lo virtual; que nos han mostrado que el vacío está colmado de cosas.
Por otro lado En contra de lo que establece la segunda ley de Newton –según la cual la aceleración de un objeto es directamente proporcional a la fuerza neta aplicada sobre el mismo e inversamente proporcional a sus masa– un grupo de físicos estadounidenses de la universidad Estatal de Washington han logrado crear la primera materia con masa negativa. Se trata de un fluido que cuando es empujado en una dirección se acelera en dirección opuesta a la del impulso que recibe, informa el portal Phys.org.

Según explican los creadores del fluido, quienes afirman que tienen “el control sobre la naturaleza de esta masa negativa”, el hallazgo ha sido posible gracias al uso de unos láseres empleados para enfriar átomos de rubidio hasta una temperatura cercana a la del cero absoluto en un pequeño recipiente de 100 micrómetros de diámetro, creando así un condensado conocido como de Bose-Einstein.
Cuando un haz de fotones atraviesa a este condensado de vapor de rubidio súperenfriado, encontramos que la luz se ralentiza hasta tal punto que puede casi detenerse y cuando sale logra su velocidad original conocida. Mientras suceden varios efectos paradojales.
Sabemos que las causas preceden a los efectos, en esta zona, hay efectos que no suceden si no se respetan las secuencias posteriores de la causas…en preliminares inversiones espacio-temporales.
Cerca del Cero ° Kelvin el helio súperenfriado, no solidifica como los otros gases, sino que escapa de entre los átomos del recipiente donde se encuentra alojado hasta vaciarse.
Cada vez más veremos que en esta zona, donde las propiedades de lo que existe se van confundiendo, se irán descubriendo más curiosidades que demuestran la naturaleza del Multiverso. Estas curiosidades completarán nuestros pequeños conocimientos de lo que somos y ampliarán enormemente las posibilidades tecnológicas de nuestra acción hasta lo lejanísimo.
Confirman además las características que ya hace años mostraron las propiedades de la Cosmología del Multiverso de mi autoría inspirada en el conocimiento akáshico.
(°) Ingeniero, Presidente Honorario de FAPLEV. Vecino Solidario 2001

Nuevo antimicótico

“Descubren un antibiótico que podría usarse contra un conocido hongo que ataca a los humanos”
Compilado por Manlio E. Wydler (°)

Un nuevo antibiótico con propiedades contra los hongos fue descubierto en el país gracias a la colaboración científica de investigadores de la Universidad de Costa Rica (UCR), la Universidad de Harvard y la Universidad de Wisconsin en Madison, ambas de Estados Unidos.
Esta nueva molécula con propiedades contra los hongos es la Selvamicina, llamada así en honor al sitio donde fue descubierta: la Estación Biológica La Selva, ubicada en Sarapiquí, en Heredia, de la Organización para Estudios Tropicales (OET), consorcio de universidades al cual pertenece la UCR.
De acuerdo con los científicos, el antibiótico tiene la capacidad de inhibir el crecimiento de la Candida albicans, un hongo muy conocido que afecta a los humanos. Estas características le confieren al descubrimiento un alto potencial de ser desarrollado para uso terapéutico.
La Selvamicina se identificó a partir de una bacteria asociada a las hormigas del género Apterostigma, que cultivan hongos para su alimentación. Se localizó tras realizar dos aislamientos bacterianos en el 2013 en dos hormigueros cercanos uno del otro.
El antibiótico se compone de una estructura parecida a la Nistatina A1 y a la Amfotericina B (reconocidos antimicóticos), los cuales forman parte de la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ambas sustancias poseen ciertas características que no son beneficiosas para los humanos, como por ejemplo una alta toxicidad. Por este motivo, los científicos buscan otras alternativas para poder reemplazarlas.
“La Selvamicina es un miembro atípico de una clase clínicamente importante de agentes antimicóticos y parece tener dos de las mejores propiedades terapéuticas y un mecanismo distinto de acción”, afirman los investigadores en el artículo científico que esta semana publicó la revista Proceedings of the National Academy of Science of the United States of America) o PNAS, la publicación oficial de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.
El antibiótico se identificó a partir de una bacteria asociada a las hormigas del género Apterostigma, que cultivan hongos para su alimentación. (Foto: Carlos de la Rosa)
El Vicerrector de Investigación de la UCR, Dr. Fernando García Santamaría, indicó que “la resistencia a drogas antimicrobianas es un problema global de salud pública y la búsqueda de nuevas moléculas con estas propiedades resulta esencial y urgente”.
El académico resaltó el trabajo conjunto entre las tres universidades y señaló que “el descubrimiento surgió de una de las mayores ventajas en investigación que tiene nuestro país: la biodiversidad”.
Por su parte, el director de la Estación Biológica La Selva, Dr. Carlos de la Rosa, expresó que “la OET, con sus tres estaciones de investigación en Costa Rica, apoya a la comunidad científica para que tenga el espacio físico y las facilidades para poder llevar a cabo sus proyectos”.

La Selva, próxima a cumplir 50 años de creación, recibe al año a cerca de 300 investigadores y desarrolla entre 125 y 150 proyectos anualmente.
El hallazgo del nuevo antibiótico se logró luego de muchos años de investigación científica sobre las hormigas, que forman parte de los insectos sociales y con un alto grado de organización, con el fin de conocer sus interacciones y actividades.
Las relaciones de mutualismo entre las hormigas y el hongo que ellas cultivan para su alimentación se han moldeado durante millones de años de evolución conjunta. Las hormigas colectan material vegetal que acumulan dentro del hormiguero para que el hongo prolifere y les brinde los nutrientes necesarios para su supervivencia.
Por otro lado, existen microbios que atacan a este tipo de hongo y, en respuesta, las hormigas tienen una bacteria perteneciente al género Pseudonocardina que les provee una defensa química. Esta bacteria produce agentes antifúngicos y antibacteriales.
El investigador de la UCR, Dr. Adrián Pinto Tomás, explicó que desde el 2009 viene trabajando con las hormigas en Costa Rica. “Nosotros estudiamos los microbios en su ambiente natural, cómo se relacionan entre sí y con sus hospederos. También estudiamos a los microbios que protegen a los insectos sociales de enfermedades, como en el caso de las hormigas”, expresó.
Para el científico, la identificación de una nueva molécula “refuerza la idea de que queda mucho por descubrir, de que las hormigas son una fuente de muchos productos de los cuales la sociedad tiene necesidad, abre nuevas posibilidades de investigación, de colaboración y de entrenamiento para estudiantes y futuros profesionales”.
El investigador de la Universidad de Harvard, Ethan van Arnam, comentó que “la Selvamicina es una fascinante molécula con potencial como agente antimicótico terapéutico. En nuestro trabajo en la Facultad de Medicina de Harvard nos intrigaba la inusual estructura química de esta molécula.
Se espera empezar las pruebas en animales….
(°) Ingeniero, Presidente H. de FAPLEV. Vecino Solidario 2001

La masa negativa.

“Logran crear «masa negativa» en un laboratorio”

Compilado por Manlio E. Wydler (°)

Se comporta de un modo completamente extraño. Si empujamos una masa negativa, ésta no se moverá en la dirección esperada, sino en la contraria

Un equipo de físicos de la Universidad Estatal de Washington ha conseguido crear con éxito un fluido de masa negativa. Se trata de algo extraño y que va contra nuestra intuición sobre cómo deben suceder las cosas. Por ejemplo, si empujamos una masa negativa, ésta no se moverá en la dirección esperada, sino en la contraria a la dirección del empujón. Un comportamiento que la diferencia de cualquiera de los objetos que pueblan el mundo que conocemos.

Para Michael Forbes, profesor de Física y Astronomía en la Universidad de Washington, este fenómeno, muy difícil de recrear en condiciones de laboratorio, se puede usar para explorar algunos de los conceptos más desafiantes de todo el Universo. El trabajo se acaba de publicar en Physical Review Letters.

En principio, no existen razones por las que la materia no pueda tener una masa negativa, de la misma forma que una carga eléctrica puede ser tanto positiva como negativa. Sin embargo, nadie suele pensar en esos términos, y nuestra experiencia diaria solo nos muestra los aspectos «positivos» de la segunda Ley de Newton, según la cual una fuerza es igual a la masa de un objeto multiplicada por su aceleración (F=ma). En otras palabras, si empujamos un objeto, éste acelerará en la dirección en la que le hemos empujado. La masa acelerará siempre en la dirección en la que se ejerce la fuerza, y no en la contraria.

«Así -dice Forbes- es cómo funcionan la mayoría de las cosas que estamos acostumbrados a hacer. Pero si empujas algo con masa negativa, el objeto acelerará hacia ti».

Forbes y sus colegas crearon las condiciones para conseguir una masa negativa enfriando átomos de rubidio apenas un poco por encima del cero absoluto (-273 grados centígrados), creando así lo que se conoce como un condensado Bose-Einstein. En ese estado, que debe su nombre a las predicciones de Satyendra Nath Bose y Albert Einstein, las partículas se mueven con una extraordinaria lentitud y, según los principios de la Mecánica Cuántica, empiezan a comportarse como ondas. Las partículas se sincronizan y se mueven al unísono en lo que se conoce como un «superfluido», que fluye sin perder energía en el proceso.

Dirigidos Por Peter Engels, también profesor de Física y Astronomía en la Universidad de Washington, los investigadores crearon en su laboratorio esas condiciones utilizando láseres para ir ralentizando a las partículas, enfriándolas y permitiendo a la vez que las partículas más calientes escaparan como vapor, lo que enfriaba aún más el material.
Los láseres «atraparon» a los átomos de rubidio confinándolos en una zona muy pequeña, como si se tratara de un recipiente de apenas cien micras de ancho. En este punto, sin embargo, la masa del rubidio seguía siendo normal. Para crear la masa negativa, fue necesario aplicar un segundo conjunto de láseres que empujaban a los átomos de un lado a otro y cambiaban el sentido en que giraban. Y resulta que cuando el rubidio se precipita lo suficientemente rápido, se comporta como si tuviera masa negativa. «En este punto -explica Forbes- si lo empujas, acelera hacia atrás. Es como si el rubidio estuviera golpeando una pared invisible».

La técnica utilizada por los investigadores evita algunos de los defectos subyacentes con los que tropezaron anteriores intentos de obtener masa negativa. »Lo que hemos conseguido aquí -explica el científico- en un exquisito control sobre la naturaleza de esta masa negativa, sin ninguna otra complicación».
El trabajo proporciona a los científicos una herramienta completamente nueva para poder estudiar la masa negativa en el Universo, como por ejemplo en estrellas de neutrones o en fenómenos cosmológicos como las estrellas de neutrones, agujeros negros, la híper -velocidad sobre la luz, donde los experimentos directos son aún imposibles.

(°) Ingeniero, Presidente H. de FAPLEV. Vecino Solidario 2001.

Foto agujero negro.

“La NASA comunica que por primera vez se ha logrado fotografiar un agujero negro”
Compilado por Manlio E. Wydler (°)
Un equipo internacional de astrónomos ha logrado hoy, por primera vez en la historia, imágenes de un agujero negro, informó en su versión digital la revista National Geographic.

Las imágenes corresponderían, concretamente, al horizonte de sucesos, una de las partes que componen un agujero negro, según explicó a National Geographic Vincent Fish, científico del Observatorio Haystack de Massachusetts y uno de los astrónomos involucrados en la investigación.

El horizonte de sucesos es una frontera donde espacio y tiempo terminan tal y como los conocemos.
No obstante, Fish alertó que la información obtenida todavía debe procesarse y que el equipo tendrá que esperar algunos meses para comprobar si las imágenes realmente corresponden al agujero negro.
Los astrónomos tenían como objetivo fotografiar dos agujeros negros, el Sagittarius A, en el corazón de la Vía Láctea, y uno de mayor tamaño en la galaxia elíptica M87.
Las imágenes se obtuvieron por medio de la colaboración de una red mundial de observatorios con radiotelescopios llamada “Telescopio Horizonte de Sucesos” entre los que se encuentran el español IRAM Pico Veleta, el mexicano LMT o varios ubicados en el desierto de Atacama (Chile).
(°) Ingeniero, Presidente de FAPLEV. Vecino Solidario 2001.

Vuelos entre Universos

“Los saltos hiperlumínicos de las poderosas naves nodrizas”

Compilado por Manlio E. Wydler (°)

Actualmente no es ningún secreto que los extraterrestres utilizan naves nodriza para sus desplazamiento, desde sus galaxias de origen hasta otras mucho más lejanas. Según la ciencia de los seres humanos, aquella posibilidad es imposible, si bien los extraterrestres ya han explicado que utilizan otras dimensiones para hacerlo, algo así como la Cuarta Dimensión; tal como le explico Rahel, (extraterrestre proveniente del planeta Milburbek, situado a 50 años-luz de la Tierra) al contactado mexicano Pablo Hawnser:

El Multiverso contiene a todos los universos posibles, logrando la velocidad de la luz con los motores antigravedad, se pasa a alguno de los universos paralelos, en estos casos retrayentes y el tiempo tiene la flecha orientada al pasado por lo que se retrocede en el tiempo, en tanto que el espacio es recorrido a cada vez más velocidad al lograr un segundo pasaje de la velocidad de la luz….si es necesario se pasa a otro universo paralelo, esta vez inflacionario y si aún falta algo puede tomarse otro Universo retrayente. Así nos encontraremos en el destino buscado y controlando los tiempos positivos y negativos del pasaje de Universos, encontraremos que podemos hacer un viaje a otra galaxia en el tiempo que deseemos, por ejemplo: 1 hora. Hay que cuidar que no lleguemos antes del O tiempo, porque apareceríamos en otro Universo alterno. (Nota del Redactor)….Cosmología de M. Wydler.

Por otra parte, en el campo de la cosmología, las fuerzas básicas son la gravitacional y la electromagnética. En estos terrenos se encuentra la ciencia que tus hermanos llaman “Teoría de la Relatividad”. En ella entran en consideraciones que les hicieron comprender que el cuarto factor o coordenada para ubicar a los cuerpos en tercera dimensión es el tiempo, y que al ser éste una parte del sistema completo determinaron que en realidad lo que se tiene es una sola dimensión a la que se denomina espacio-tiempo.

Las características ya son válidas para aplicar el conocimiento al universo real al que pertenece tu planeta por ser parte del sistema planetario del Sol, y éste a su vez del conjunto de estrellas de la galaxia conocida por ustedes como la Vía Láctea.

Ésta, a su vez, forma parte del universo local, que a su vez es parte integral con otros de un Multiverso. La Teoría de la Relatividad, en la ciencia de tus hermanos, explica cómo se altera el “tiempo propio” de cualquier objeto. La alteración del tiempo está en función de su velocidad, si ésta llegara a ser la velocidad de la luz (300 mil kilómetros por segundo aproximadamente), en ese momento la coordenada tiempo llegaría a tener un valor de “cero”, esto es, que el tiempo se habrá detenido para ese objeto.
No es fácil imaginar el “tiempo” detenido porque es algo que no puedes ver, debes comprenderlo de manera abstracta únicamente, pues imaginar un mundo con el tiempo detenido sería como una fotografía o un escenario fijo. Es más fácil, en todo caso, cambiar de contexto y pensar en él como otra dimensión.

Imagínate que tienes puestos unos anteojos de cristal verde, estás en un salón verde y todo lo ves claramente en tonos de verde. Pasas a otro salón y con los anteojos no ves nada, sólo vacío. Te pones ahora unos anteojos color rosa y todo lo ves claramente en tonos de rosa, pero si con los anteojos rosa vas al salón verde tampoco podrás ver nada, pero ya sabes lo que hay y aunque no lo puedas ver con esos anteojos, sigue existiendo. Algo similar pasa en los cambios de dimensión, cada una existe aun cuando tú, desde otra, no la puedas ver; sin embargo, comprendes su existencia y los fenómenos con que se pueda manifestar.

Con el ejemplo anterior, si haces un esfuerzo de imaginación para comprender lo que te acabo de describir, tendrás la capacidad para pensar y aceptar que pueden existir otras dimensiones más allá, y así podemos entonces anunciar como CUARTA DIMENSIÓN a aquella región del espacio en la que la materia está integrada de tal forma, que el tiempo ya no existe como dimensión separada sino integrada a su ser.

Trataré de explicártelo con otras palabras, cuando un cuerpo alcanza a desplazarse con la velocidad de la luz, el tiempo como lo concibes deja de existir para él, tiene un valor de cero.
Puede deducirse claramente, que una vez “detenido el tiempo” y alcanzando la velocidad de la luz; ya “dentro” de la Cuarta Dimensión, sus naves nodriza, o como citan las Agencias de Seguridad, los “transportes”, son hiper-acelerados para rebasar las distancias intergalácticas; o tal vez para alcanzar lugares más alejados como la galaxia de Andromeda, que se encuentra a una distancia de 2,5 millones de años-luz de la Tierra, acercándose hacia nosotros a 300 km por segundo. De este modo le explicaron al contactado Pablo Hawnser, que desde la Tierra al planeta Milburbek, tardan aproximadamente media hora en recorrer 50 años-luz. Un equivalente cercano al tiempo utilizado por los pleyadianos en recorrer 500 años-luz utilizando 7 horas aproximadamente; según le indicó la extraterrestre Semjase al contactado suizo Eduard “Billy” Meier en relación con la mecánica de los viajes intergalacticos:

Del libro Los grandes contactados, de Manuel Navas Arcos:

Con los pleyadianos a unos quinientos años luz de la Tierra, los físicos terrestres opinan que, viajando a la mayor velocidad concebible, es decir a la velocidad de la luz, un viaje desde Las Pléyades a la Tierra, y regreso, requeriría mil años, sin embargo, Meier mantenía que el sistema de propulsión pleyadiano era capaz de alcanzar velocidades de muchos millones de veces más veloces que la luz.-la velocidad del entrelazamiento cuántico- Y que, con frecuencia. Semjase iba y volvía desde su planeta natal ERRA, y la Tierra. Los pleyadianos, añadía Meier, realizaban el viaje en siete horas.

Durante el cuarto contacto, y de nuevo en el octavo. Semjase le había explicado aspectos del sistema de propulsión que permitían a las naves luminosas pleyadianas trascender la distancia y el paso del tiempo.

– Para viajar a través del espacio cósmico –dijo-, se necesita un impulso que sobrepase muchas veces la velocidad e la luz. Pero esa propulsión solo entra en acción cuando ya se ha alcanzado dicha velocidad. Esto significa que una nave luminosa necesita por lo menos dos impulsos: uno normal que proporciona impulso hasta alcanzar la velocidad de la luz, y un segundo híper impulso, como vosotros lo llamaríais. Con este segundo impulso paralizamos el tiempo y el espacio. Y sólo cuando el tiempo y el espacio han dejado de existir somos capaces de viajar a distancias de años luz en una fracción de segundo. Todo se realiza de una manera tan rápida que los vivientes ni se dan cuenta.

Después es muy importante calcular el tiempo de frenado….Si, es verdad, tenemos varios tiempos en diferentes sectores del viaje. Nos educan para poder resolver con exactitud los problemas paradojales.

No estoy autorizada a darte más detalles.-dice Semjase- Pero puedo decirte que vuestros círculos científicos más avanzados están trabajando sobre sistemas conocidos como impulsos emisores de luz y los impulsos de taquiones. Los principios elementales ya les son conocidos. El impulso emisor de luz sirve como un sistema de propulsión normal para hacer avanzar las naves hasta los límites del espacio y del tiempo. Una vez allí, el impulso del taquión entra en acción. Se trata del sistema de híper¬-propulsión, que es capaz de forzar el espacio y el tiempo hasta el híper espacio. Nosotros empleamos otros nombres, pero los principios son exactamente los mis¬mos.(En el Univrso paralelo Taquión es el imverso del bosón- Nota del Redactor).

………………………………………………………………………

Esas naves intergalácticas constituyen algo así como “ciudades volantes” donde miles de seres desarrollan diversas actividades, tanto científicas como de observación y control respecto a civilizaciones “poco evolucionadas”, siendo una de ellas la terrestre. Me llamó la atención aquello que le transmitieron los extraterrestres al contactado estadounidense Daniel W. Fry: Su civilización vivía dentro de una nave de dimensiones considerables, desplazándose de un modo errante por la galaxia. Según le explico A-Lan, el extraterrestre, raramente abandonaban su “nave madre” aunque tenían la capacidad de observar lugares lejanos utilizando naves de menor tamaño, autodirigidas:

Del libro El incidente de White Sands, del doctor Daniel W. Fry

A-Lan decía lo siguiente:

La nave espacial en la cual vivimos, trabajamos y aprendemos ha sido nuestro único hogar por generaciones. Es bastante grande comparada con sus grandes transatlánticos, y desde hace mucho hemos desarrollado avances tecnológicos que nos hacen casi independientes de cualquier planeta.

Nuestra nave es un sistema cerrado. Toda sustancia dentro de la nave queda dentro de ella; nada es emitido, excretado o perdido. Hemos aprendido métodos simples para reducir todos los compuestos a sus elementos y re combinar estos elementos para obtener lo que necesitamos. Por ejemplo, respiramos en la misma manera que ustedes. Es decir, nuestros pulmones toman oxígeno del aire y expulsan anhídrido carbónico. Por consiguiente el aire de nuestra nave pasa constantemente a través de soluciones que contienen organismos vegetales que absorben el anhídrido carbónico y desprenden oxígeno, como hacen las plantas sobre la Tierra.

Los organismos vegetales usan el carbono para su propio crecimiento. En ciertas ocasiones estas plantas pueden transformarse en uno de nuestros alimentos. Las docenas de ciclos naturales a través de los cuales la vida se crea y se mantiene sobre un planeta como el de ustedes son duplicados dentro de nuestra nave. Desde que el tamaño de la nave que contiene a nuestra raza es pequeño con respecto a un planeta, los ciclos deben cumplirse más rápidamente y bajo condiciones de control muy precisas; pero en cualquier otro aspecto los ciclos de vida y reproducción son los mismos.

Hay nave más avanzadas donde los sintetizadores reconfiguran los elementos para crear nueva materia, utensillos y personas.

Por supuesto, hay pérdida de energía durante estos ciclos, que debe ser reemplazada de alguna fuente externa. Cuando estamos en la proximidad de estrellas como el Sol, podemos captar fácilmente más energía de lo necesario, así como su planeta recibe del Sol más energía útil de la que emplean.

Durante nuestros ocasionales viajes interestelares, nuestra nave puede viajar por varias generaciones en regiones más bien remotas con respecto a cualquier estrella, pero todavía podemos recoger pequeñas cantidades de energía que llegan de millones de estrellas y galaxias remotas, y también hay por supuesto otras fuentes de energía que están constantemente disponibles a nuestro alcance, como la energía de los rayos cósmicos y las diferencias de temperatura que también son aprovechables.

Puede ser difícil para usted concebir una raza de seres inteligentes que pasan sus vidas dentro de los confines relativamente estrechos de su nave espacial. Y dentro de su limitada comprensión, ustedes pueden sentirse inclinados a tener piedad por tal raza. Nosotros, por nuestra parte, nos sentimos inclinados a tener piedad por razas primitivas que todavía están confinadas sobre la superficie de un solo planeta, donde son incapaces de poder controlar muchas de las condiciones que los rodean y se vuelven víctimas desamparadas de terremotos, inundaciones, tornados, mareas, nevadas, sequías y otros riesgos que constantemente amenazan a los que viven en la superficie de un planeta.

Cada aspecto de nuestro medio ambiente es controlado con precisión. La temperatura es mantenida constantemente dentro de una fracción de grado. La humedad, la presión atmosférica y aun la fuerza gravitacional que nosotros creamos dentro de nuestra nave son mantenidos exactamente en su punto óptimo.

Más, si se decide la nave toda y su tripulación se pone en progresión rápida en un Universo retrayente por un tiempo a determinar y todo recupera la juventud y las máquinas son OK….Podemos ser inmortales salvo algún accidente grave que no podamos evitar.

Mientras nuestros cuerpos raramente dejan la nave, nuestra tecnología nos ha provisto de una casi ilimitada prolongación de nuestros sentidos, así que, con el propósito de observación, aprendizaje y comprensión, podemos estar íntimamente presentes en cualquier momento, en cualquier lugar que nosotros elijamos para observar o visitar, siempre que el punto que deseemos alcanzar o ver esté a unos pocos millones de millas de nuestra nave. A través de esta habilidad que puede parecer extraña a ustedes pero que es bastante normal entre nosotros, somos capaces de generar y aplicar fuerzas simples a distancias considerables de nuestra nave.

Nuestras habilidades pueden parecer algo sorprendentes e increíbles a su gente, pero son tan sorprendentes e increíbles como vuestras actuales capacidades científicas comparadas con las capacidades de vuestros propios antecesores hace unos pocos cientos de años. Cualquier logro científico o técnico parece increíble a aquellos que todavía no lo han alcanzado porque ellos no lo entienden.

………………………………………………………………………

Pero de todas las observaciones de naves nodriza que se han reportado y que circulan por Internet, hay una que verdaderamente me ha llamado la atención, me refiero a una gigantesca nave de dimensiones planetarias absorbiendo energía del Sol, el día 11 de Marzo de 2012. Imágenes, al parecer, grabadas por el SOHO (NASA) (Solar and Heliospheric Observatory), aunque la NASA, en su línea oficial, desmintió haber grabado unas “imágenes en las cuales se observa un objeto cuasi-planetario unido al Sol por una especie de cordón umbilical”. Podemos imaginar por tanto, que la tecnología extraterrestre empleada supera con mucho la ciencia terrestre:

A modo de ampliación, podría decirse que desde hace muchos años atrás se han reportado diferentes avistamientos de naves nodriza en todos los lugares de la Tierra. De igual forma, “los gobiernos correspondientes se han empeñado en negar tan gigantescas evidencias”; naves de transporte en cuyo interior transportan otras de menor tamaño, que son utilizadas para la exploración del planeta correspondiente: son los famosos “platillos volantes” u OVNIs que son dirigidas por una tripulación de entre 4 y 12 personas bajo la dirección de un comandante de nave. El tamaño y forma de los OVNIs varía dependiendo del origen de la raza en cuestión (Las clásicas formas de platillo volante, triangulares, esféricas, piramidales, romboides, etc.). Los “deslizadores”, como los llaman algunas de estas razas extraterrestres, suelen tener un tamaño de entre los 12 y 30 metros de diámetro; aunque hay reportes de otras mayores de entre 100 y 200 metros de diámetro, como aquellos platillos volantes surgiendo de un lago y donde se reunió, en su primer contacto con seres de las estrellas procedentes de Las Pleyades, el contactado colombiano Enrique Castillo Rincón relatado todo ello en su libro OVNI Gran Alborada Humana.
Siguiendo con esta exposición de las capital ships (naves nodriza) he incluido un extracto del libro Los desconocidos del Espacio, escrito por el Mayor de la Marina de EE.UU. Donald E. Keyhoe en el cual se describen diversos avistamientos y encuentros con muchas de esas naves gigantescas; así como las “argucias y el empeño” de muchos gobiernos por ocultar esta realidad extraterrestre a la población en general.

Donal E. Keyhoe se licencio en la Academia Naval de los EE.UU. (Institución para la formación de futuros oficiales de la Armada e Infantería de Marina, situada en Annapolis, Maryland) en 1919. Fue cofundador en el año 1956 del NICAP (Comité Nacional de Investigación sobre Fenómenos Aéreos) que investigó durante muchos años multitud de avistamientos OVNIs y las maniobras de ocultación del gobierno de EE.UU.

Dentro de la temática y estudio del fenómeno extraterrestre, el libro Los desconocidos del Espacio, de Donald E. Keyhoe es imprescindible si quiere tenerse una comprensión de todo aquello relacionado con los OVNIs. Bajo mi opinión, es una obra maestra; una recopilación de hechos que de otra forma se hubiesen perdido en el olvido y que todos nosotros siempre deberíamos agradecer al Mayor Donald E. Keyhoe.

(°) Ingeniero, Presidente H. de FAPLEV. Vecino Solidario 2001.