Secuestrando C2O

“Primera planta que captura C2O”
Compilado por Manlio E. Wydler (°)
Ha comenzado a funcionar una planta que captura dióxido de carbono del aire.

La primera planta de captura de CO2 ha empezado a funcionar en Suiza hace unos días. El hecho ha alimentado el debate sobre si este tipo de tecnología puede jugar o no un papel significativo en la reducción del calentamiento global.
Esta instalación es la primera en capturar este gas a escala industrial. En total serán 900 toneladas capturadas al año, que es el equivalente a lo que emiten 200 automóviles. La planta es un proyecto de demostración a tres años.
De momento, la idea es vender este gas a posibles compradores, como a explotaciones agrícolas para que puedan usarlo para acelerar el cultivo de vegetales en invernaderos.
Obviamente, de momento se trata de una cantidad muy pequeña de este gas comparada con la que se emite y no está claro cómo se puede secuestra posteriormente ese gas. Pero la empresa (Climeworks) que hay detrás dice que se podría capturar el 1% de las emisiones globales con una tecnología similar, bastaría con que se construyeran 250.000 plantas similares.
La planta se basa en un proceso mediante el cual se usan unos filtros que van capturando el gas según el aire pasa por ellos, luego basta con quitar los filtros saturados y calentarlos a 100 grados para recuperar el gas.
Más tarde se transporta por unas tuberías hasta un explotación agrícola para cultivar hortalizas. También se podría usar para elaborar refrescos carbonatados.
A partir del año que viene se pretende experimentar con la inyección del gas capturado en tierra para así secuestrarlo y alcanzar emisiones negativas.
Entre los escépticos está Howard Herzog (MIT). Según estima, el costo de capturar CO2 de este modo está en los 1000 dólares por tonelada capturada de este gas, una diez veces el coste de eliminar este gas en las centrales térmicas que usen combustibles fósiles. Básicamente, esto se debe a que el CO2 está mucho más concentrado en la chimenea de la central térmica y en el aire normal está a una proporción muy pequeña.
“A ese precio es ridículo”, afirma. “Tenemos muchas otras formas de hacerlo que son mucho más baratas”, añade.
Además, algunos científicos señalan que este tipo de ideas sobre emisiones negativas son una apuesta injusta y distraen la atención de las verdaderas soluciones. Básicamente debemos dejar de emitir.
Sin embargo, se ha propuesto en el pasado que se investigue en tecnologías de captura de este gas y todo el gas emitido por la quema de combustibles fósiles del pasado ya está en la atmósfera. Si se quiere reducir el efecto invernadero habrá que hacer algo y esto sería siempre más barato que la sombrilla espacial.
Quizás todo depende de lo barato que se pueda hacer, tanto desde el punto de vista económico, como desde el punto de vista energético, pues una planta de estas consume energía.

(°) Ingeniero, Presidente H. de FAPLEV. Vecino Solidario 2001.

Injertos y prótesis

“Injertos humanos para control de prótesis”
Compilado por Manlio E. Wydler (°)
Una nueva técnica quirúrgica podría permitir que los usuarios de extremidades protésicas las sintieran de manera muy parecida a las naturales. A través de la coordinación entre la extremidad protésica, los nervios existentes y los injertos musculares en el paciente, este podría notar cómo está posicionada su extremidad artificial a cada momento sin necesidad de mirarla, y también cuánta fuerza se está aplicando sobre ella. Un sistema de este tipo podría además ayudar a reducir la tasa de rechazo de las extremidades protésicas, que se encuentra en alrededor del 20 por ciento.

La nueva técnica es obra del equipo de Hugh Herr y Shriya Srinivasan, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge, Estados Unidos.

En el reciente estudio sobre la validez de esta técnica, los investigadores han demostrado en ratas que esta posibilita reacciones sensoriales, cuyas señales, procedentes de músculos y tendones, se reciben en el sistema nervioso. Ello debería transmitir información suficiente sobre el posicionamiento de la extremidad protésica y las fuerzas aplicadas sobre ella.

El siguiente paso en esta línea de investigación y desarrollo será empezar a poner en práctica la técnica en humanos que sufrieron amputaciones, incluyendo al propio Herr, que perdió las dos piernas por debajo de la rodilla cuando tenía 17 años, tras quedar atrapado durante una tormenta de nieve tres días en una montaña que estaba escalando.

La historia personal de Hugh Herr es digna de una película. Con una capacidad de superación admirable, tras la amputación se convirtió en científico especializado en prótesis, fue uno de los pioneros de las prótesis robóticas, diseñó las suyas propias, volvió a caminar gracias a ellas y volvió a escalar montañas, superando incluso la altitud máxima de escalada a la que había llegado antes del accidente.

(°) Ingeniero, Presidente H. de FAPLEV. Vecino Solidario 2001
La nueva técnica quirúrgica permitiría a las personas con amputación de miembros recibir señales sensoriales de sus extremidades protésicas y mejorar su capacidad de controlarlas. (Foto: Jose-Luis Olivares/MIT)

Otra vez LIGO.

“Ligo detectó más ondas gravitacionales”
Compilado por Manlio E. Wydler (°)
La colaboración internacional LIGO (Laser Interferometer Gravitational-wave Observatory) acaba de anunciar su tercera detección de ondas gravitacionales, ondulaciones en el tejido del espaciotiempo, demostrando que esta nueva forma de observar el Universo está arraigando con rapidez. Igual que en las dos detecciones anteriores, las ondas gravitacionales se generaron cuando dos lejanos agujeros negros se fusionaron para formar otro más grande.

El agujero negro surgido tras la colisión tiene una masa equivalente a 49 veces la del Sol, lo cual lo sitúa justo entre las masas de los dos agujeros negros detectados previamente por LIGO, de 62 y 21 masas solares, respectivamente.

“Tenemos una nueva confirmación de la existencia de agujeros negros estelares con más de 20 masas solares -afirma David Shoemaker, portavoz de la colaboración LIGO, en la que trabajan más de 1.000 científicos-. Se trata de objetos cuya existencia desconocíamos hasta que LIGO los detectó. Resulta notable que los humanos podamos armar una historia, y probarla, sobre acontecimientos tan extraños y extremos, que tuvieron lugar hace miles de millones de años y a miles de millones de años luz de nosotros. La totalidad de los investigadores de las colaboraciones LIGO y la europea Virgo trabajan para juntar todas estas piezas”.

La nueva detección ocurrió durante la actual fase de observación de LIGO, que empezó el 30 de noviembre de 2016 y que se prolongará hasta el verano. LIGO es una colaboración científica con miembros repartidos por todo el mundo. Las observaciones se llevan a cabo por medio de dos detectores separados por más de 3.000 km. Uno de ellos está en Hanford, Washington, y el otro en Livinstong, Louisiana.

Como se recordará, LIGO llevó a cabo su primera e histórica detección en septiembre de 2015. La segunda llegó apenas un mes después, en diciembre del mismo año. La tercera, llamada GW170104, se hizo el pasado 4 de enero, y todos los detalles se publicarán próximamente en Physical Review Letters
.
En los tres casos, cada uno de los dos detectores de LIGO captó, por separado, ondas gravitacionales procedentes de las tremendamente energéticas fusiones de tres parejas de agujeros negros. Cada una de estas colisiones puede producir más energía que la luz de todas las estrellas y galaxias del Universo en un momento dado. La última detección, además, es la más lejana de las tres realizadas hasta ahora. De hecho, se encuentra a cerca de 3.000 millones de años luz de distancia, frente a los 1.300 y los 1.400 millones de años luz de las dos detecciones anteriores.
La nueva observación también proporciona pistas sobre las direcciones en las que los agujeros negros giran. A medida que los dos agujeros negros se “enroscan” en espiral el uno alrededor del otro, giran también sobre sus propios ejes, igual que harían un par de patinadores sobre hielo girando individualmente, al mismo tiempo que también evolucionan el uno alrededor del otro.

En ocasiones, ambos movimientos se producen en el mismo sentido, algo que los astrónomos conocen como “alineación de espín”, y en otras lo hacen en sentidos contrarios. Y lo que es más, los agujeros negros también pueden inclinarse al contrario del plano orbital. Esencialmente, son capaces de girar en cualquier dirección.
Los nuevos datos de LIGO no son suficientes para determinar si estos dos últimos agujeros negros estaban o no inclinados, pero implican que al menos uno de ellos podría haber estado desalineado con respecto al movimiento orbital. Se necesitarán más observaciones antes de poder decir algo definitivo sobre los espin de los agujeros negros binarios, pero estos datos ofrecen ya pistas importantes sobre la forma en que se forman estas extrañas parejas.
“Se trata de la primera vez que tenemos evidencias de que los agujeros negros pueden no estar alineados -afirma Bangalore Sathyaprakash, de las Universidades Penn State y Cardiff y uno de los autores del artículo-. Lo cual nos sugiere tímidamente que los agujeros negros binarios podrían formarse en los densos cúmulos estelares”.

Existen dos modelos principales para explicar cómo puede formarse una de estas oscuras parejas. El primero de ellos propone que los dos agujeros negros nacieron al mismo tiempo, formándose cuando cada una de las dos estrellas de una pareja de estrellas explotó. Dado que las estrellas originales giraban en el mismo sentido, los agujeros negros resultantes siguen haciendo lo propio.

En el segundo modelo, sin embargo, los agujeros negros se emparejarían mucho después de formarse, en el interior de los abarrotados cúmulos estelares. De hecho, lo harían solo después de zambullirse en el centro del cúmulo estelar. En este escenario, los agujeros negros pueden rotar en cualquier dirección, alineándose o no con su movimiento orbital. Y dado que LIGO ha encontrado algunas evidencias de que los agujeros negros de GW170104 no estaban alineados, sus datos parecen apoyar la hipótesis del denso cúmulo estelar.
“Apenas estamos empezando a hacer estadísticas reales con sistemas binarios de agujeros negros -explica Keita Kawabe, del Caltech, también editora del artículo-. Y eso es interesante porque unos modelos de formación binaria de agujeros negros se ven ahora algo favorecidos sobre los otros y, en el futuro, podremos estrechar aún más el círculo”.
Próximamente, los detectores norteamericanos y europeos empezarán a estudiar también otros tipos de eventos capaces de generar ondas gravitacionales, como por ejemplo las violentas colisiones entre dos estrellas de neutrones.

(°) Ingeniero, Presidente H. de FAPLEV. Vecino Solidario 2001.

Agua Lunar

“Nuevos descubrimientos en la Luna”
Por Manlio E. Wydler (°)
Nuevas áreas brillantes han sido identificadas en cráteres cerca del polo sur de la Luna que son lo suficientemente frías para tener escarcha en la superficie. Así se ve en las fotos del Orbitador Lunar.
Los depósitos de hielo parecen ser irregulares y delgados, y es posible que se mezclen con la capa superficial de tierra, polvo y pequeñas rocas llamadas regolito
Los investigadores dicen que no están viendo extensiones de hielo similares a un estanque congelado o una pista de patinaje. En cambio, están viendo señales de escarcha superficial.
Se encontró en un cráter profundo o a lo largo de una sección de la pared del cráter que no recibe luz directa del sol, donde las temperaturas permanecen por debajo de los 163 grados Celsius
Bajo estas condiciones, el hielo de agua puede persistir durante millones o miles de millones de años.
Hoy sabemos que el agua en el sistema se forma con los protones del viento solar interactuando con los hidróxilos del polvo, en este caso del regolito lunar formando cristalitos de hielo por las bajas temperaturas.
Pero en los lugares que pega el sol con su luz calórica se gasifican y se pierden en el espacio, en tanto que en los lugares sombríos, permanecen como cristales y duran más tiempo.
En lugares que están en sombra perenne, desde que la Luna mira a la Tierra, estos cristales se conservan indefinidamente… (Nota del Redactor).
Si se encuentran trozos de hielo grandes, serían remanentes antiguos, de cuando la Luna era un planeta independiente, con una buena rotación, magnetismo atmósfera ríos y vida….pero sobre esto, deberemos comprobarlo en la propia Luna e interpretar los vestigios de remotísimas épocas.
(°) Ingeniero, Presidente Honorario de FAPLEV. Vecino Solidario 2001.
Brillos de escarcha en el polo lunar.