Apagando incendios.

 

“Apagando incendios bajo techo”

 

Por Manlio E. Wydler (*)

 

Cuando se tiene la mala suerte de que se incendie la casa, generalmente lo que no destruye el fuego se arruina por acción del agua u otras sustancias agresivas, cuando no por la acción de los propios bomberos.

 

Lo mejor es tener un sistema automático contra incendios, que venga equipado con la nueva sustancia que parece agua, pero no moja, no estropeas y si apaga el incendio.

 

Se le conoce como ‘el agua que no moja’, aunque realmente no es agua. Su nombre es Novec 1230 y es la nueva solución antiincendios que la empresa 3M presentó en el Perú.

Es un agente líquido que tiene apariencia de agua, es frío al tacto, se seca 50 veces más rápido y no descompone los artefactos que toca, incluso los eléctricos encendidos.

Su nombre químico es fluorocetona, un gas almacenado en forma líquida que funciona como un extintor aspersor en incendios. “El fuego requiere de tres condiciones: calor, combustible y oxígeno, y para poder controlarlo nosotros quitamos el calor”, explicó Eurídice Ibarlucea, especialista del producto para Latinoamérica. No es conductor, por lo que no se electrifica y arruina aparatos electrónicos.

En un sistema contra incendios, el detector de humo envía una señal al cilindro de almacenamiento del fluido, el cual deja salir la cantidad exacta para inundar todo el espacio en diez segundos.

“La atmósfera queda completamente enriquecida con el agente durante algunos minutos, lo cual evita una reignición”, indicó Ibarlucea.

La experta asegura que Norvic 1230 es amigable con el medio ambiente, ya que contiene una cantidad mínima de carbono. Recalcó también que no es tóxico para el ser humano al contacto con la piel, ojos e incluso en caso de ingestión.

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Deja un comentario