Arañas gigantes polares.

“Asombra el gigantismo de las arañas acuáticas polares”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

Las ‘arañas de mar’ o picnogónidos, son animales marinos que suelen ser pequeños. Sin embargo, en la Antártida pueden alcanzar dimensiones de hasta 25 centímetros. ‘Padecen’ de gigantismo polar, cuya causa sigue siendo un misterio.

 

Tamaño: Puede medir unos pocos milímetros hasta 50 cm de largo, dependiendo de los hábitats que prefieran.

 

Nutrición: Es predador de algunos invertebrados marinos o también se alimenta de materia en descomposición. Con la ayuda de su probóscide absorbe los jugos de las presas.

 

Habitat: Marino, desde las regiones abisales a las regiones bentónicas.

 

Son los únicos artrópodos que pueden reduplicar las extremidades por lo cual pueden tener hasta 6 pares de patas. Muchas de las especies tienen un par de apéndices suplementarios, llamados ovígeros que utilizan para portar los huevos fecundados durante una parte del desarrollo.

 

Pertenece al grupo de los picnogónidos, también llamados pantópodos (Panthopoda), han sido en otro tiempo clasificados como arácnidos diferenciados o como un grupo totalmente separado, incluso de los mismos quelicerados. Su aspecto es similar al de una araña, tiene el cuerpo organizado por cefalotórax (prosoma) y abdomen (opistosoma) y suelen tener 4 pares de patas locomotoras. Su exoesqueleto es delgado y sin mineralizar, presenta relieves y setas (pequeños pelos erectos) de función principalmente sensorial, aparece perforado por canales los que se vierte el producto de diversas glándulas. Tiene probóscide.

 

Locomoción: Camina lentamente por el sustrato.

 

Reproducción: Su reproducción es sexual. Tiene fecundación externa. Los machos realizan un cortejo, tras el cual las hembras liberan los huevos al agua. Los machos transportan los huevos fecundados por un periodo de tiempo, aunque no llega al desarrollo total. Tiene desarrollo por medio de metamorfosis, con una larva llamada protoninfa que es de vida libre. Algunas completan su desarrollo enquistándose en el cuerpo de un coral, en otros casos los huevos llevan el vitelo suficiente para que la larva se desarrolle por completo mientras es portada por su padre.

 

Adaptación al entorno: probóscide larga de tipo suctora.

 

Una de las hipótesis barajadas por los expertos apunta como causa al alto contenido de oxígeno de las aguas frías, informa The Daily Mail 

 

Un equipo de científicos compuesto por expertos de la Fundación Nacional para la Ciencia, el Programa Antártico de Estados Unidos, la Universidad de Hawái en Manoa y la Universidad de Montana, sostiene dicha hipótesis.

Los animales más grandes en especial los insectos hace millones de años eran mucho más grandes porque disponían de un 20% más de oxígeno que actualmente. Parecería que el oxígeno bajo los hielos antárticos poseen los retos de la atmósfera antigua del planeta, más rica en oxígeno. (N. del Redactor)

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Imagen Ilustrativa.

 
 
 
 
 
 
 

Deja un comentario