Bases extraterrestres.

“Las fotos de Ceres y lo dicho por las astronauta Airlt, de Roswell coinciden”

 Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

Desde el momento en que fueron descubiertos los puntos brillantes en Ceres por la sonda espacial Dawn de la NASA, dejaron fascinados tanto a científicos y astrónomos aficionados de todo el mundo. Pero la pregunta desde entonces ha sido: ¿Qué son y por qué están allí? Hasta el momento la NASA no ha ofrecido ninguna explicación oficial de peso, aunque algunos científicos creen que las misteriosas luces podrían ser piscinas de hielo en el fondo de un cráter que actúan como una superficie reflectante, mientras que otros piensan que podría ser debido a la actividad volcánica en el planeta enano.

Son tantas las preguntas sin respuesta que la propia NASA ha tenido que habilitar una página web para que la gente pueda opinar sobre la naturaleza de estos dos puntos brillantes. Pero ahora nuevas imágenes parecen mostrar como las misteriosas luces brillantes proceden de ciudades o bases de origen extraterrestre.

Recientemente, la NASA publicó nuevas imágenes con gran detalle de los misteriosos puntos brillantes en el planeta enano Ceres. Pero a pesar de que la sonda espacial Dawn consiguió las mejores imágenes hasta el momento de las “luces” en el interior de un cráter, los científicos continúan sin tener ninguna explicación lógica para el misterioso fenómeno.

Según se pude apreciar en las imágenes ofrecidas por la NASA, dentro de un cráter hay un grupo central de puntos brillantes rodeados por otros puntos brillantes de diferentes tamaños.

“Los misteriosos puntos brillantes hacen de Ceres único de todo lo que hemos visto antes en el sistema solar”, dijo Christopher Russell, profesor de la Universidad de California en Los Ángeles e investigador principal de la misión Dawn. “El equipo científico está trabajando para entender su origen. Con vistas más cercanas a los nuevos ángulos, pronto tendremos las mejores condiciones para determinar la naturaleza de este enigmático fenómeno. Todo lo que aprendemos de Ceres es absolutamente nuevo. Nos acercamos a él con temor y casi con total ignorancia.”

Pero no todo el mundo está de acuerdo con la explicación ofrecida por Christopher Russell, y hay muchas personas que creen que la NASA está ocultando la verdad. Para los teóricos de la conspiración no hay duda alguna, las misteriosas luces brillantes son en realidad las luces de las calles y edificios altos en ciudades extraterrestres, únicamente visibles desde el espacio.

Scott C. Waring, editor de la página web UFO Sightings Daily, ha afirmado que existen muchas más estructuras luminosas extraterrestres en las imágenes de Ceres, y que son más visibles cuando se cambia el contraste de la foto.

“Esta nueva foto es un primer plano de Ceres en el hemisferio sur”, explicó Waring. “Yo añadí contraste para ver las estructuras con más claridad. La NASA está tratando de demostrar que no hay nada en el planeta enano, y mucho menos que hay vida extraterrestre. Por supuesto, cometieron un error. En las imágenes se pueden observar dos estructuras blancas, y una de ellas tiene detalles cúbicos similares a las luces originales. Parece que hoy estamos aprendiendo más sobre Ceres.”

Cabe mencionar que son muchas las personas que llevan tiempo asegurando que los puntos brillantes en las imágenes de Ceres enviadas por la sonda espacial de la NASA son ciudades y una prueba irrefutable de la existencia de civilizaciones extraterrestres.

Mientras tanto, otros expertos en anomalías espaciales aseguran haber avistado en las imágenes proporcionadas por la NASA ovnis volando por encima del planeta. En una de las imágenes se podía apreciar la sombra un enorme objeto cerca de Ceres, lo que podría ser una “nave nodriza extraterrestre”. Otro ufólogo aseguró ver una mancha oscura sobre los dos grandes puntos brillantes no identificados, que parecía ser un OVNI realizando un movimiento de 180 grados.

Aunque también cabe destacar que los más escépticos aseguran que todas estas evidencias no son pruebas de que Ceres este habitado por una raza de extraterrestres, y que más bien los misteriosos puntos luminosos son “volcanes de hielo”, pero hasta que la NASA no tenga datos suficientes no emitirán un comunicado oficial.

Matilda O’Donnell MacElroy, quien se desempeñó como enfermera del grupo de bombarderos 509 con base en Roswell en 1947, proveyó de estos documentos al editor, junto con dos cartas, y notas personales.

Estas transcripciones oficiales revelan el dialogo con un ser extraterrestre, único sobreviviente del famoso accidente de Roswell, ocurrido el 8 de Julio de 1947 en Nuevo México, mantenido en secreto –bajo amenaza de muerte- por la enfermera MacElroy durante 60 años, y revelado unos pocos meses antes de su muerte a la edad de 83 años.

El último deseo de la señora MacElroy fue que las transcripciones finalmente sean reveladas al mundo, como consta en la carta que las acompaña donde ella dice: “La humanidad necesita saber las respuestas a preguntas que contienen estos documentos: ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Cuál es nuestro el propósito en la Tierra? Si hay vida inteligente en alguna otra parte del universo, ¿porque no nos han contactado? Es vital que la gente entienda las consecuencias devastadoras para nuestra supervivencia física y espiritual si fallamos en tomar las medidas necesarias, para deshacer los efectos de una larguísima y persistente intervención extraterrestre sobre la Tierra.”

En sus cartas, ella afirma que las transcripciones son un registro exacto de una serie de entrevistas que ella condujo, a una extraterrestre, durante su servicio militar, como enfermera de vuelo en la Fuerza Aérea del Ejercito de los Estados Unidos de Norteamérica, durante los meses de Julio y Agosto de 1947.

Tan pronto como los primeros problemas de comunicación fueron resueltos, lo que se detalla en los primeros seis capítulos, se hizo evidente que la extraterrestre conocida como Airl, no tenía ningún interés en la agenda militar que se desarrollaba a su alrededor, en cambio decidió “hablarle” a Matilda, proveyéndole información vital para la humanidad en los siguientes diez capítulos.

La entrevistada, se identificó a sí misma como una oficial, piloto e ingeniera de La Fuerza Expedicionaria del Dominio, una raza de seres provenientes de otro universo, -de la zona de Tau-Zeti, pero con otro nombre en el otro Universo Alterno -quienes han estado usando el cinturón de asteroides de nuestro sistema solar, como base de operaciones intergalácticas, por los últimos 10.000 años. Su flota espacial usa el Planeta Venus y el cinturón de asteroides-Ceres- como puertos espaciales en nuestro sistema solar y sus posesiones territoriales, las que son tan extensas, que la Vía Láctea representa solo una pequeña franja marginal.

Las transcripciones cubren un amplio espectro de temas desde la historia antigua de la tierra, el universo, la biología, la ciencia y los mitos religiosos; todo desde un inesperado y sorprendente punto de vista como solo un observador de fuera de este mundo (Universo) podría tener.

Los lectores disfrutaran al encontrar puntos de contacto con otros conocidísimos libros como “The Truth About the UFO Crash at Roswell” por Kevin D. Randle y Donald R. Schmitt, o “The Day After Roswell”, por el Coronel retirado Philip J. Corso, entre otros. El conductor de la Ingeniería Inversa que tanto conocimiento y material para experimentación derramó por el mundo.

Inesperado, Sorprendente, Fuera de Serie, Asombroso, son algunos de los conceptos que intentan describir – al menos en parte – este libro que podría ser la pieza faltante del rompecabezas de la historia de la Tierra. Si Ud. es un entusiasta de las naves aliens, le dará un nuevo motivo a su entusiasmo, pero en el caso contrario, si el tema alien no le atrae, este es un libro que podría cambiarle su propia definición de Ud. mismo.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Base del Cráter Occattor:

ceres