Cada vez más mutaciones.

“A medida que la flecha del tiempo avanza mutaciones más letales salen a nuestro encuentro”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

“Vivimos una competición evolutiva con los microbios. No hay ninguna garantía de que nosotros seremos los supervivientes”. Son opiniones del Premio Novel de Medicina Joshua Lederberg y es que los microorganismos están en continua evolución y no aceptan las barreras que les pone la medicina y cada vez con más fuerza esta se tiene que enfrentar a bacterias y virus mutantes que resisten todo tipo de tratamiento conocido y requieren tener que ponerse a estudiar nuevos tratamientos para hacerles frente.

Cuando murió un paciente hace muy poco en un hospital de Arabia Saudí, se certificó que padecía neumonía y que un fallo renal precipitó su muerte, pero tras varios análisis posteriores se descubrió un nuevo cornavirus que han tenido que bautizar con un nombre nuevo y que ha sido detectado en más de 60 muertes en diferentes países.

Las autoridades sanitarias y entidades encargadas de rastrear las huellas que van dejando estos nuevos virus como el Centro de Enfermedades de Atlanta (Estados Unidos) o la OMS ya están alertadas de que las mutaciones avanzan a una velocidad incontrolable. Las nuevas bacterias y virus no dan tregua y ya están causando muertes especialmente en China y África. La OMS ya tiene preparado un informe con más de 100 enfermedades infecciosas que afectan al ser humano y que en muchas ocasiones proceden de animales y que tienen una clara tendencia a crecer.

La evolución dota a estos microbios de ciclos complicados con varios huéspedes, todo lo cual coadyuva a complicados estudios y cada vez más difíciles tratamientos.

En los informes del grupo mixto FAO/OMS hay un grupo de nuevos microorganismos mutantes que ahora hay que estudiar procedentes de la zoonosis que son enfermedades infecciosas que se transmiten entre animales y personas y viceversa; por lo que ya está comprobado que un 60 o 70% de las nuevas enfermedades detectadas proceden de bacterias de animales.

África también cada tanto nos sorprende con nuevas cepas de enfermedades. Hoy el Ébola es el gran cuco a vencer.

Gracias al estudio de los genomas podemos saber que algunos plasmodios hace pocos millones de años era inocentes algas y que perdiendo funciones autótrofas se convirtieron en los causantes de enfermedades deletéreas  o invalidantes, como la malaria y el mal de Chagas-Maza.

Solo la tecnología podrá en un futuro más o menos lejano mantener un férreo control en ciudades autónomas y reciclantes, donde todo este perfectamente controlado, para evitar los contagios de una naturaleza siempre más amenazante. Y además contar con una medicina poderosa, con especialidades individuales que permitan filtrar y atacar cualquier invasión a nuestra superficie y medio interno.

Solo así los humanos del futuro vivirán vidas plenas, libres desde las taras genéticas  a las enfermedades emergentes, cualquiera sea.  Los humanos  lo lograremos, con mucho esfuerzo y estudio. Tendremos mucha ayuda.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

La naturaleza libre de contaminantes en las ciudades –mundos del futuro:

 

 

 

Deja un comentario