Construcción megalítica americana.

“Sacsayhuamán la  no datada construcción megalítica americana”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Cerca de Cusco, ciudad símbolo de la cultura andina (junto a Puno y La Paz), está la imponente estructura de piedra llamada Sacsayhuamán, situada a unos 3555 metros de altura sobre el nivel del mar.

 Sacsayhuamán (del aimara saqsaw waman, lugar donde se sacia el halcón) es el lugar más misterioso de todo el continente americano. En efecto, cuando los conquistadores pertenecientes al ejército de Pizarro llegaron a Cusco en 1533, quedaron atónitos frente a tan inmenso monumento megalítico de muros ciclópeos de enorme peso.

Los españoles se preguntaron cómo había sido posible que los indígenas Incas, quienes desconocían el uso de poleas y la existencia del hierro, y que utilizaban troncos de árboles en vez de ruedas, transportaran rocas de hasta 200 toneladas de peso, les dieran forma para que encajaran perfectamente entre sí y las levantaran para colocarlas unas encima de las otras.

Los españoles se preguntaron también cuál misterioso motivo habrían tenido los indígenas, quienes a sus ojos eran “arcaicos”, para construir tal monumento, tomándose tanto tiempo y gastando tanta energía. Los Incas decían que las habían construido los antiguos, los que vinieron del cielo.

Estas preguntas, de unos 477 años de antigüedad, conservan su actualidad.
Nadie sabe tampoco cuándo fue edificado en realidad, aunque recientemente la arqueología oficial sugirió que los indígenas de la cultura Killke erigieron la imponente estructura en el 1100 d.C.

En los últimos años tuve la oportunidad de entrevistar a varios arqueólogos, tanto peruanos como brasileros, y me dio la impresión de que ninguno quiere realmente hablar del tema de Sacsayhuamán por qué el tan reconocido método de datación llamado carbono 14 funciona sólo cuando hay material orgánico, pero no es capaz de datar el período en el cual se construyó un monumento pétreo

 (º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001

Los muros megaliticos de Sacsayhuamán

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario