El 90 % de la ciencia nace en USA.

“USA y el crecimiento exponencial de la Ciencia”

Compilado por Manlio E. Wydler (°)

Los que hacemos divulgación de ciencias sabemos que el 90 % de las investigaciones tiene origen, desde hace décadas en los estados Unidos.

Esto viene notándose desde finales de los ´40, con el establecimiento de la Ingeniería Inversa sobre todo material de origen extraterrestre.

Estamos asistiendo a una hiperaceleración tecnológica, que la singularidad está más cerca que nunca y que, gracias a la evolución exponencial de la evolución tecnológica en muchos de sus campos (como la ley de Moore), justo ahora estamos a punto de empezar pasos de gigantes (cabe recordar que las primeros pasos en una progresión exponencial son muy lentos, 2, 4, 8, 16, 32…, pero llegados a cierto punto, los cambios son de millones a billones).

 

A este cambio tecnológico está contribuyendo también el hecho de que cada vez hay más personas trabajando para ello, cada vez más gente se conecta a internet, hay mayor colaboración 2.0, más acceso a la información y hasta la formación. Y tampoco debemos olvidar que actualmente el 90% de todos los científicos que han existido a lo largo de la historia están vivos.

Esta estadística tiene otra lectura: los grandes avances a los que hemos asistido en los últimos doscientos años son solo la punta del iceberg de todo lo que va a pasar en apenas una o dos décadas.

En un artículo escrito por Eric Gastfriend, que se muestra optimista al respecto del progreso de la ciencia, reúne tres indicadores del crecimiento de la ciencia: el número de doctorados concedidos por año, el número de patentes concedidas, y el número de artículos publicados.

 

El gráfico muestra que Estados Unidos creció exponencialmente ,  En 1961, Derek de Solla Price, el padre de la cienciometría (es decir, la ciencia que estudia la ciencia), determinó que el número de científicos se duplica más o menos cada 15 años. Sin embargo, los datos muestran que desde 1961, este ritmo se ha ralentizado ligeramente, con una duplicación cada 18 años.

Como se puede decir dando un rápido vistazo a la gráfica siguiente, el crecimiento de las patentes también ha seguido siendo exponencial. La tasa de crecimiento es similar a la de doctorados, con una duplicación más o menos cada 19 años desde 1961.

Si echamos un vistazo a la tasa de publicación de artículos científicos, en función de los datos aportados por Lutz Bornmann y Rüdiger Mutz en un paper titulado Growth rates of modern science: A bibliometric analysis based on the number of publications and cited references, se confirma también el crecimiento exponencial de la ciencia: desde la segunda mitad del siglo XX, el número de artículos publicados cada año se ha duplicando cada 9 años.

Todos estos datos, obviamente, no indican indiscutiblemente que la ciencia crece exponencialmente. Por ejemplo, podría aducirse que la ciencia cada vez es más compleja, lo que requiere más esfuerzo colaborativo y, en consecuencia, más científicos o más estudios no significa necesariamente un progreso más rápido.

No obstante, hay rasgos compensatorios a tener en cuenta: ahora la ciencia está más contactada entre sí que nunca: no son disciplinas aisladas de científicos aislados, sino que los avances en computación influyen en los avances de la biotecnología, por ejemplo.

(°) Ingeniero, Presidente H. de FAPLEV. Vecino Solidario 2001.

Resultado de imagen para bandera de usa

Deja un comentario