El cada vez más importante reciclaje del Fósforo.

“El cada vez más importante reciclado del Fósforo”

 

Recopilado por Manlio E. Wydler (*)

 

Sólo cinco países en conjunto controlan el 90% de las reservas mundiales de la roca fosfórica.

La batalla económica para asegurar la fuente del fósforo ha comenzado ya, pero está tomando otra dirección.

Hasta ahora el panorama era el siguiente:

China, el mayor productor, ya ha comenzado a proteger sus suministros mediante un arancel del 135% a las exportaciones (año 2008).

Los EE.UU agotan rápidamente sus propias reservas -de extracción ya ha alcanzado su máximo- y ya depende de las importaciones.  

Aparte de un número de pequeños productores, liderados por Sudáfrica y Jordania, el proveedor más grande es Marruecos.

Las reservas de fosfato de Marruecos se encuentran, concretamente, en el Sahara Occidental, un territorio que es reconocido internacionalmente como un país soberano, pero que ha sido ocupado por Marruecos desde 1975.

Mucho del fósforo drena hacia el mar y luego forma minerales en el fondo marino, que solo volverá a tierra firme con la continua, pero lenta formación y transformaciones de la corteza terrestre. Los depósitos de guano, defecación de las aves marinas se están acabando, así que es imperioso tratar que todo el fósforo se recicle.

Gracias a la tecnología varios países ya han montado estas industrias que con cada vez mayor eficiencia, salvarán la actual brecha entre lo disponible y lo necesario.  

Es posible recuperar selectivamente el fosfato, en la planta de tratamiento en sí, especialmente en las plantas de biofóforo. Hay varias maneras de hacer esto, como el proceso Phostrip y el proceso BCFS– En los Países Bajos la planta de tratamiento de Geestmerambacht utiliza el proceso de Phostrip. El fosfato se precipita en un Crystalactor, con una arena como semilla reactora de precipitación que produce gránulos de fosfato con menos de 20% de humedad.

 El producto es un fosfato de calcio muy puro con niveles de impurezas muy por debajo de los límites establecidos para el proceso Phostrip, bajo secreto industrial-. Este material puede ser utilizado para hacer fósforo en cualquier cantidad. Se estima que el 75% de todos los fosfatos se puede recuperar de esta manera. El resto se quedará en el lodo activo, que puede depositarse en los terrenos dedicados a forestación-. La implementación de esta tecnología en todos lados tiene su  costo inicial.

 Sin embargo, es posible recoger todas las filtro-prensadas biofósforo -lodos-, transportarlos a una planta de tratamiento cerca del incinerador central, y realizar otra vía lateral de recuperación de biofósforo en un reactor secundario. De acuerdo a una investigación, alrededor del 90 de las 414 plantas de tratamiento de aguas residuales holandeses han incluido la elaboración biológica de Fósforo en su proceso. La cantidad total de fosfato que, teóricamente, se puede recuperar de esta manera es de aproximadamente 18 kton P2O5/año (Óxido fosfórico).

También el Estiércol como fuente de fosfatos secundarios: En los países con ganadería intensiva, el estiércol puede representar un problema, ya que su difusión en tierras de cultivo es a menudo limitada por las regulaciones. Así como con los lodos anteriores, el estiércol puede ser tratado en un incinerador o tratarse de una planta dedicada a la recuperación fosfórica. La primera categoría se está desarrollando actualmente en el Reino Unido y los Países Bajos, donde los incineradores de estiércol de aves están en funcionamiento o en construcción. Desafortunadamente, esta ceniza tiene también demasiado zinc (1500 mg / kg) y cobre (600 mg / kg). Las cenizas de estiércol de cerdo contiene típicamente el doble de la cantidad de zinc. Esto y el contenido de fosfato de baja (15-20% de P2O5) hacen que estos materiales poco atractivos todavía para el proceso del Fósforo reciclado.

La ceniza de huesos y DCP de la gelatina, son técnicamente adecuados para su uso en el proceso de reciclado de Fósforo, siempre que el contenido de cloruro no sea demasiado alto.

Muchas industrias producen cantidades de residuos de fosfato, por ejemplo alimentos y elaboración de productos lácteos, el tratamiento de metales y grabado, fabricación de productos electrónicos y otros procesos que utilizan fósforo, ácido fosfórico o fosfatos. En los Países Bajos, de estos se obtienen al menos un 5 kt / año (expresado en Fósforo). Una gran parte de estos materiales es adecuada para su procesamiento en el proceso de reciclado descripto, dependiendo de la naturaleza del material. (Un gran problema en la obtención de fosfatos secundarios de otros países es la legislación sobre residuos). Por lo general no se permite el transporte de residuos a través de las fronteras, y muchos fosfatos secundarios se clasifican actualmente como solo residuos. Hay necesidad de una legislación menos rígida y la regulación a escala nacional y europea, especialmente en cuanto a la diferencia entre los materiales de desecho y los reciclables como materias primas. Esto debería evitar que el vertido de materiales valiosos.

Las legislaciones actuales crean barreras que desalientan o impiden el Reciclaje. Pero como dicen: “A la fuerza ahorcan”.

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Mina de Fosfato:

Deja un comentario