El Multiverso y el canto.

“La música y la superposición de estado entre Universos”
Por Manlio E. Wydler (°)

Las investigaciones cosmológicas modernas se postulan sobre la existencia de infinitos Universos paralelos, más o menos similares, agrupados en dos taxones bien definidos, los Inflacionarios y los retrayentes.
Unos con vida; los primeros y otros sin ella, los segundos.
Las interacciones son más fuertes entre universos más parecidos. Todo está en superposición de estados, más visibles o sentidas por esta semejanza.
Nuestras “copias”, sean personas u objetos, muestran roles o usos semejantes. No así en los disímiles, donde muchas cosas no existen o tomaron otros caminos. Recordar el gato vivo y el gato muerto.
Más aún, hay Universos donde estamos naciendo o estamos muriendo, o donde nunca estaremos ni estuvimos. Podemos reencarnar indistintivamente en cualquier universo.
Hay actividades en donde se puede sentir que esto nos sucede en nuestro tiempo. Cuando se ejecuta un instrumento, cosa que se logra luego de pacientes años de estudio y perfeccionamiento…..pero al llegar el momento de la ejecución nos ataca al principio una gran preocupación, de no estar a la altura de las circunstancias, pero nos rodea inmediatamente como una burbuja, en donde por momentos nos parece que salimos de escena y nos estamos viendo….pasan los minutos y los dedos caen en sus perfectas posiciones….todo sale bien….los aplausos nos vuelven del todo a nuestra realidad….todo se vuelve mágico y nos da un gran placer.
Cuando joven deseaba ser franciscano. Ya en el Postulantado se oraba, estudiaba y se cantaba o se tocaba el armonio…en el Noviciado, las misas eran la fuente de entrada más importante para la manutención del convento. Generalmente eran misas, llamadas de difuntos, por hacerse para pedir por el pacífico descanso de los parientes- donde el órgano solo era común acompañante del oficiante-el sacerdote-. Si se pedía algo más solemne, aparecía el coro…se cantaban obras de poca dificultad y sin solistas….pero en las fiestas más importantes; cuando asistía hasta el Gobernador de la Provincia y las familias ilustres, el Maestro de canto preparaba la ejecución de Misas solemnes y allí entre los bajos y tenores elegía a los solistas.
Recuerdo que ante este trabajo-siempre me elegían para los solos de Bajo- siendo solo barítono-bajo-….pero al encarar mi parte, parecía que salía de mi cuerpo y me escuchaba….era otra persona….de más edad y la voz salía imponente…..en ese tiempo pensaba que era obra de Dios.
La gran satisfacción sucedía en la Sacristía donde venían a saludarnos los dignatarios y donde especialmente varias mujeres querían conocer al “padrecito”, el novicio que tenía tal vozarrón…
Todo sucedió bajo superposiciones de estado de vidas paralelas…
(|) Ingeniero, Presidente H. de FAPLEV. Vecino Solidario 2001.
Sacristía, donde se guardan los objetos de culto, en especial las vestimentas sagradas:

Deja un comentario