Enverdecimiento por actividad humana.

“La actividad humana a mejorado la vegetación del Hemisferio Norte”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

Un equipo internacional de científicos ha encontrado la primera correlación positiva entre la actividad humana y una mejora del crecimiento de la vegetación en el hemisferio norte.

El equipo de investigación, dirigido por Jiafu Mao del Laboratorio Nacional de Ciencias del Cambio Climático, ha utilizado nuevos datos y métodos estadísticos para descubrir la interacción humana en la vegetación en las latitudes extratropicales del norte. Concretamente, en la sección del planeta que abarca de 30 a 75 grados al norte, más o menos entre el Trópico de cáncer y la zona fría del Norte por encima del círculo polar ártico.

Esta es la primera evidencia clara de una huella humana discernible sobre los cambios fisiológicos de vegetación a escala continental”, ha apuntado el investigador.

Con la ausencia de registros de observación a largo plazo y sin las simulaciones adecuadas, el “toque” humano en el reverdecimiento de la latitud norte no había sido identificado previamente. Ahora, el equipo ha utilizado nueva tecnología para reflejar 30 años de evolución vegetal en dicho área. Para ello, han observado los forzamientos antropogénicos o inducidos por el hombre, como las emisiones de gases de efecto invernadero.

El índice del área foliar –el área total de la superficie superior de las hojas por área de unidad de terreno– es un indicador del crecimiento de la vegetación y la productividad obtenida a través de las imágenes de satélite. Esta información mostró una tendencia significativa al ‘verde’ sobre las latitudes extratropicales del norte, con respecto a las áreas de vegetación entre 1982 y 2011. Esto indica una mayor productividad vegetal, según han indicado los expertos.

Cuando Mao y sus colegas representaron la variabilidad del clima interno y las respuestas a los forzamientos naturales como erupciones volcánicas y la radiación solar entrante, estaba claro que la transformación ecológica era incompatible con las simulaciones de factores puramente naturales y sólo podría explicarse por forzamientos de gases de efecto invernadero antropogénicos, en particular concentraciones elevadas de dióxido de carbono.

Para los científicos, este efecto de reverdecimiento antropogénico tiene el potencial de alterar los procesos naturales a escala planetaria. Serían posibles cambios de la productividad vegetal en todo el continente, tales como intercambios de energía de impacto, uso del agua o los presupuestos de carbono. Todos estos aspectos pueden acelerar o ralentizar el ritmo del cambio climático.

Los autores del trabajo, publicado en ‘Nature Climate Change’, advierten de que la detección precisa y la atribución de los cambios en los patrones de crecimiento de vegetación son esenciales para la toma de decisiones estratégicas en la gestión de los ecosistemas, aplicaciones agrícolas y el desarrollo sostenible y la conservación.

Es la primera vez que el algoritmo de detección y atribución se ha aplicado en el índice de área foliar, ya que se suele utilizar para estudiar los datos climáticos físicos tales como los fenómenos extremos y las variaciones de temperatura o precipitación. Mao quiere ahora ver este método aplicado a zonas regionales.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Para comentar: manliowy@yahoo.com.ar

Evidencia de 'toque humano' en el reverdecimiento del hemisferio norte (ORNL)