Fósil antártico

“Uno de los fósiles más grandes encontrados en la Antártida Argentina”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (*)

 

La  Antártidahace decenas de millones de años se desplazaba desde una locación menos al Sur hacia el lugar que hoy ocupa.

 

La isla Vega, pertenece a un grupo de islas de la península antártica , bien al norte del continente enfrentada ala Argentinay a sus provincias australes, en especial la de Tierra del Fuego e islas del Atlántico Sur.

Investigadores argentinos y norteamericanos presentaron hoy los restos fósiles de un plesiosauro. Este ejemplar de reptil marino, que tiene unos 70 millones de antigüedad, fue encontrado enla Antártida y –según los especialistas- se encuentra en excelente estado de conservación.

“Lo que estamos anunciando es la concreción y armado total de un plesiosaurio, que es la conclusión de un trabajo de casi una década, ya que los primeros restos fueron encontrados en 1998”, explicó el titular de la Dirección Nacionaldel Antártico, Mariano Memolli.

El técnico señaló que el esqueleto –del que sólo resta encontrar el cráneo- fue hallado por un equipo conformado por investigadores argentinos y estadounidenses en una meseta de la Isla Vega, que está ubicada a unos 60 kilómetros de la Base y aeropuerto Marambio.

Marcelo Reguero -quien integró la expedición- aseguró que se trata de “uno de los esqueletos de plesiosaurio más completos jamás hallados”. Según explicó, esta criatura “habría habitado las aguas antárticas durante el período en que los continentes y los océanos eran mucho más cálidos”, unos 70 millones de años atrás.

Los fósiles tienen una extensión de 1,5 metros, lo que permite establecer que este reptil marino murió antes de llegar a la adultez (ya que un ejemplar adulto podía llegar a medir unos 10 metros).

Reguero consideró que la “espectacular preservación de este esqueleto” puede obedecer a que fue cubierta de “varias capas de cenizas volcánicas”. El descubrimiento se hizo en condiciones de “extrema adversidad“. Es que, para extraer el esqueleto, los expedicionarios acamparon durante meses y soportaron las crudas temperaturas antárticas

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

Deja un comentario