Hayabuya o el Halcón peregrino.

“La misión Hayabusa”

 

Por Manlio E. Wydler (*)

 

Una muy complicada misión japonesa-norteamericana para traer ala Tierra, muestras de polvo tomadas directamente del asteroide llamado Itokawa, de0,5 Km. x0,7 Km.

 

Se desea saber su composición, ya que posee los elementos poco modificados, que dieron nacimiento a los cuerpos del sistema, entre ellos ala Tierra. Estainformación, luego de ser analizada podría ser sumamente interesante.

 

Esta nave robot tiene la forma de un cubo, de unos1,5 mts. de lado, con un pequeño motor iónico, unos paneles solares, baterías, dos radios, una de 20 watts., dos antenas, de alta y baja ganancia lentes y cámara, y un conjunto de implementos para cartografiar, medir y establecer la densidad.

 

Cuenta además con una pequeña nave auxiliar, de menos de un kilo, que saltará por sobre la superficie del asteroide.

 

La misión espacial de Hayabusa

 

Partió a mediados del 2003, logrando acercarse a pocos kilómetros del destino en el 2005, con algunos meses de retraso debido a la avería de uno de los paneles fotovoltáicos por una gran tormenta solar, lo que disminuyó la eficiencia del motor. La nave auxiliar, calcula mal el descenso y se pierde en el espacio.

 

Debido al retraso, la nave principal hace solo dos aterrizajes y recolecta polvo de dos lugares. Posee un arma que dispara proyectiles, que al hacer un diminuto cráter levanta polvo, que un embudo absorbe y coloca en lugares duplicados. 1 gramo de muestra por compartimento, que se sellan. Cartografía al asteroide.

 

El motor iónico y los giróscopos, pese a que fallan la ponen en viaje ala Tierrade regreso. Ingresa a la atmósfera terrestre en junio del 2010, desprendiendo los depósitos encapsulados en paracaídas y el resto se consume con el roce.

 

Rescatan el valioso polvo y su cápsula en el desierto australiano y es llevado todo a ser analizado en Japón. Uno de los logros más impresionantes de la astroquímica (cosmoquímica si somos puristas) acaba de adquirir carta de naturaleza con la publicación en Science de una serie de 6 artículos con los resultados de los análisis completos de unas 1500 partículas, de entre 3 y 180 µm de tamaño, recogidas directamente de la superficie de un asteroide por la sonda japonesa Hayabusa.

 

Los datos confirman que los meteoritos que se encuentran más frecuentemente en la Tierra, las condritas, provienen de los denominados asteroides de tipo S (los rocosos, compuestos de silicio fundamentalmente) y que los  del viento solar, que también explica las anomalías espectrales observadas.
(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Hayabusa(Muses-C) sampling.jpg

Deja un comentario