Hidrógeno molecular proteonado.

“Hidrógeno molecular protonado”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

Ekaterina Trúsheva, una niña rusa de 13 años, se preocupó tanto cuando averiguó que los días de un planeta Tierra habitable estaban contados que decidió inventar una nave para poder explorar el espacio, otros sistemas y planetas y salvar a la Humanidad. El viaje, por ejemplo, hacia Alpha Centauri —el sistema estelar más cercano al nuestro, dentro de nuestra galaxia—, duraría tan sólo 42 años cuando hasta ahora las naves espaciales existentes necesitarían 50.000 años para hacerlo. Para ello esta nave aceleraría y frenaría durante años y alcanzaría unos 90.000 km/seg. En su máxima velocidad.

 

La nave, a la que Trúsheva ha bautizado como «Tierra», tendría una capacidad para 500 personas, los alimentos serían sintetizados o cultivados a bordo y no le haría falta incluir ninguna  fuente de energía, ya que captaría mediante un embudo magnético el hidrógeno que se encuentra en el ambiente interestelar en forma de hidrógeno protonado. De esta manera, se reduce la masa y se aumenta la velocidad del vehículo.

 

El proyecto, que ha sido elegido por el director del Instituto Internacional de Educación Espacial de Alemania, Ralf Heckel, para participar con su equipo en la competición de construción de astromóviles para la exploración humana dela NASA, sería construido en la órbita terrestre.

 

El hidrógeno sería comprimido y calentado por reacción termonuclear. Un propulsor de uniflujo termonuclear y un propulsor de uniflujo fotónico completarían la nave. De esta forma, se conseguiría la propulsión y velocidad necesaria.

 

Además, según defiende la menor, su construcción no sería demasiado costosa y se podía incluso financiar gracias a los turistas que quisieran viajar a bordo de la nave.

 

Un ejercicio mental que habla muy bien de los estudiantes y maestros de Rusia, aunque hay muchos temas que no han sido aún inventados por la ciencia ganada para cumplir  con los requisitos de este viaje, pero podemos si hablar de esta forma iónica particular en que se encuentra el Hidrógeno en el espacio:

El Hidrógeno molecular protonado, catión trihidrógeno, o H3+, es uno de los iones más abundantes del Universo. Es estable en el medio interestelar debido a la baja temperatura y baja densidad del espacio interestelar. El ión H3+ posee gran importancia en la química en fase gaseosa del medio interestelar, sin paralelo con ningún otro ión poliatómico. Este catión es también la molécula triatómica más simple, ya que sus dos electrones son los únicos electrones de valencia del sistema. Es asimismo un ejemplo de sistema de enlace de tres centros y dos electrones.

El hidrógeno triatómico[1] o trihidrógeno, H3 es una molécula de Rydberg de gran inestabilidad porque su estado electrónico fundamental es disociativo pero sus estados excitados o estados de Rydberg poseen una vida media relativamente alta comparadas con sus periodos vibracionales y rotacionales. Sin embargo el catión H3+ (hidrógeno molecular protonado o catión trihidrógeno) es estable.

El único problema es su enormemente pequeña concentración de iones. Solo[2] 1014 cm-2. Podremos captar magnéticamente estos iones y ser suficientes pata que produzcan el empuje necesario,,,,,,Todo parece indicar ….que no.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Una muy buena alumna Ekaterina Trúsheva:

Una niña rusa inventa una nave para llegar a otros planetas mucho más rápido

 

Deja un comentario