“Hipatia de Alejandría”

Uno de los genios de este mundo,  gran Filósofa, Matemática y Astrónoma, brilló a tal extremo, que con su terrible martirio a manos de furibundos cristianos, apedreada y descuartizada, el mundo retrocedió más de un milenio, pues postulaba el heliocentrismo, el átomo y un neopaganismo que derivaría con el tiempo en un profundo agnosticismo. Peleó por la igualdad de derechos entre los sexos y para toda la humanidad, sin esclavitudes.
 
Con su muerte primó la idea astronómica cristiana que la Tierra era una creación especialísima de dios y todos los objetos celestiales giraban alrededor.
Hipatia Ὑπατία de Alejandría355 o 370 – [2] fue una filósofa y maestra neoplatónica griega, natural de Egipto,[3] que se destacó en los campos de las matemáticasy la astronomía,[4] miembro y cabeza de la Escuela neoplatónica de Alejandría a comienzos del siglo V. Seguidora de Plotino, cultivó los estudios lógicos y las ciencias exactas, llevando una vida ascética. Educó a una selecta escuela de aristócratas cristianos y paganos que ocuparon altos cargos, entre los que sobresalen el obispo Sinesio de Cirene —que mantuvo una importante correspondencia con ella—, Hesiquio de Alejandría y Orestesprefecto de Egipto en el momento de su muerte.
Hija y discípula del astrónomo Teón, Hipatia es la primera mujer matemática de la que se tiene conocimiento razonablemente seguro y detallado. Escribió sobregeometríaálgebra y astronomía, mejoró el diseño de los primitivos astrolabios —instrumentos para determinar las posiciones de las estrellas sobre la bóveda celeste— e inventó un densímetro.[5]
Hipatia murió a una edad avanzada,  60 años, linchada por una turba de cristianos. La motivación de los asesinos y su vinculación o no con la autoridad eclesiástica ha sido objeto de muchos debates. El asesinato se produjo en el marco de la hostilidad cristiana contra el declinante paganismo y las luchas políticas entre las distintas facciones de la Iglesia , el patriarcado alejandrino y el poder imperial, representado en Egipto por el prefecto Orestes, ex alumno de la filósofa. Sócrates Escolástico, el historiador más cercano a los hechos, afirma que la muerte de Hipatia fue causa de «no poco oprobio» para el patriarca Cirilo y la iglesia de Alejandría,[6] y fuentes posteriores, tanto paganas como cristianas, le achacan directamente el crimen, por lo que muchos historiadores consideran probada o muy probable la implicación de Cirilo.[7]
La figura de Hipatia se ha convertido en un verdadero mito icónico: desde la época de la Ilustración se la presenta como a una «mártir de la ciencia» y símbolo del fin del pensamiento clásico ante el avance del Cristianismo.[8] No obstante, en la actualidad se destaca que su asesinato fue un caso excepcional y que, de hecho, la escuela neoplatónica alejandrina, progresivamente cristianizada, floreció hasta pleno siglo VII.[9]
Por su parte, los movimientos feministas la han reivindicado como paradigma de mujer liberada, incluso sexualmente,[10] aunque, según la Suda, estuvo casada con otro filósofo e []Hipatia enseñaba a sus discípulos en su propia casa.
Su muerte, marca un paralelismo con la destrucción de la Biblioteca de Alejandría y la muerte ocasionada a tantos por la Inquisición y otros tiránicos poderes posteriores. El saber molesta a los que nos conducen como ganado.

Deja un comentario