Investigando los túneles de la Luna.

 

 “Los misterios de las cuevas de lava y el Faro de Heródoto”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

Hay una elevación del terreno continental llamada meseta de Aristarco, que está rodeada por el Oceanus Procellarum al norte, sur y oeste, y el Mare Imbrium al este.

El valle tiene una longitud de 155 kmy una profundidad máxima de unos 1000 m, iniciándose a 25 Kmal norte del cráter Heródoto, primero se dirige hacia el norte, luego en línea oblicua gira hacia el noroeste, para finalmente dirigirse hacia el suroeste. Su anchura varía de6 a10 Km.

El valle comienza con un pequeño y profundo cráter de 6 Km, conocido de manera informal como Cabeza de Cobra (debido a su parecido con una serpiente), posiblemente una chimenea volcánica. El valle en sí podría haberse formado o bien por un flujo de lava que hubiera manado del cráter volcánico, o ser un antiguo túnel de lava, cuyo techo se habría hundido con el tiempo, a semejanza de los que se pueden observar en la Tierra a los lados de los volcanes hawaianos, pero con dimensiones mucho menores.1

Muy cerca está el cráter Aristarco, el faro de Herodoto, como lo nombró galileo por su “extraña luminosidad

Una grieta sinuosa más delgada, de unos 600 mde anchura, recorre el fondo del valle, separándose de él casi al final,2ara continuar en solitario otros 49 Km, teniendo una longitud total de 204 Km.3 La presencia de esta grieta interior sugiere al menos una emisión posterior de lavas.4

El Vallis Schröteri fue seleccionado como el lugar de alunizaje del Apolo 18, posteriormente cancelado junto con el Apolo 19 y 20.

Justo cuando se pensaba llevar a un pequeño rover autónomo para investigar los canales de lava y sus cámaras, donde se pensaba encontrar otros significativos muestrarios de civilizaciones extraterrestres, el programa Apolo se discontinúa, pese a tenerse preparados los vectores y equipos completos hasta el XXI, que hoy pueden verse –tres de ellos en los museos norteamericanos-.

La conveniencia de utilizar los canales de lava, que por la poca gravedad lunar deben de ser muy amplios, con grandes cámaras para realizar construcciones a cubierto de radiaciones nocivas para la vida y del golpe de meteoritos, no deben de habérseles pasado por alto a todos los visitantes extraterrestres que han visitadola Lunay Marte.

La gran curiosidad era descubrirla Usinaatómica del cráter y porque no, confraternizar algo con los ocupantes actuales, pero la veda impuesta desde antiguo se hizo sentir.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Estas imágenes muestran al pequeño rover realizando sus pruebas en Nuevo México:

 

 

Deja un comentario