Juno y Hubble se unen en la investigación.

“Júpiter y sus auroras enormes”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

El telescopio espacial Hubble de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) ha captado espectaculares auroras en los polos del planeta Júpiter, que en cuestión de días será visitado por un artefacto humano, la nave Juno. Estas luces impresionantes son aún más grandes que la Tierra, cientos de veces más energéticas que las auroras en nuestro planeta y jamás cesan.

 

Júpiter, el planeta más grande del sistema solar, es bien conocido por sus tormentas de colores, siendo la más famosa la Gran Mancha Roja  Ahora los astrónomos se han centrado en otra hermosa característica de ese mundo: las auroras. Estos brillos de extraordinaria intensidad se crean cuando las partículas de alta energía entran en la atmósfera de un planeta cerca de sus polos magnéticos y chocan con los átomos de gas.

 

Además de producir bellas imágenes, el Hubble tiene como objetivo determinar cómo los diversos componentes de las auroras de Júpiter responden a diferentes condiciones del viento solar, una corriente de partículas cargadas expulsada del Sol.

 

Este programa de observación está coordinado con la nave Juno de la NASA, que se encuentra actualmente en el viento solar cerca de Júpiter y entrará en la órbita del planeta el próximo 4 de julio. Mientras que el Hubble está observando y midiendo las auroras en Júpiter, Juno  mide las propiedades del propio viento solar; «una colaboración perfecta entre un telescopio y una sonda espacial», dicen los responsables del primero.

 

«Estas auroras son muy impactantes y entre las más activas que he visto nunca», afirma Jonathan Nichols, de la Universidad de Leicester, Reino Unido, e investigador principal del estudio. «Casi parece que Júpiter está lanzando una fiesta de fuegos artificiales para la llegada inminente de Juno».

 

Para poner de relieve los cambios en las auroras de Júpiter, el Hubble está observando el planeta a diario alrededor de un mes. Con estas imágenes, es posible que los científicos creen vídeos que demuestran el movimiento de las auroras en vivo, cubriendo áreas más grandes que la Tierra. Las auroras no sólo son enormes, sino también cientos de veces más energéticas que nuestras auroras. Y, a diferencia de las que conocemos, nunca cesan.

 

En nuestro planeta las auroras más intensas son causadas por las tormentas solares: las partículas cargadas llueven sobre la atmósfera superior, excitan los gases y hacen que se iluminen de color rojo, verde y púrpura. Pero Júpiter tiene una fuente adicional de auroras. El fuerte campo magnético del gigante de gas captura las partículas cargadas de su entorno. Esto incluye no sólo las partículas cargadas en el viento solar, sino también las lanzadas al espacio por su luna Io, conocida por sus numerosos y grandes volcanes.

 

Las nuevas observaciones y mediciones realizadas con el Hubble  y Juno ayudarán a comprender mejor cómo el Sol y otras fuentes influyen en las auroras. Si bien las observaciones con el Hubble están aún en curso y el análisis de los datos llevará varios meses más, las primeras imágenes y vídeos ya están disponibles y muestran las auroras en el polo norte de Júpiter en todo su esplendor.

 

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Para comentar: manliowy@yahoo.com.ar

Auroras en el polo norte de Júpiter