La cuña de Aiud.

“La Cuña de Aiud,  Transilvania”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

Se les llama “Ooparts”, acrónimo de Out of Place Artifact (literalmente, ‘artefacto fuera de lugar’) a aquellos utensilios, herramientas u objetos que se encuentran en un lugar que en el que no deberían. Uno de los Ooparts más curioso es el conocido como “La cuña de aluminio de Aiud”.

 

Este objeto fue el protagonista de controversia y abre un abanico de posibilidades, de caminos y explicaciones, desde las más simples hasta las más complejas y fantásticas…

 

En la naturaleza, el aluminio puro es casi imposible de encontrar de forma casual. Se necesita de un gran trabajo de búsqueda en canteras tras perforaciones y análisis, recoger el material, machacarlo, triturarlo, tamizarlo, añadir aditivos y pasar por diferentes hornos que superan los 1000 grados… Hoy se los purifica en grandes hornos electroforéticos  y todo esto para separa el aluminio de los diferentes componentes de la roca donde se encuentra, de lo que se llama “escoria”. Lo que quiero hacer ver es que es muy difícil encontrar una pieza de aluminio con un 95% de pureza en la naturaleza… y más aun que esta pieza tenga una forma concreta, la de una herramienta tal vez, como una cuña. Afines del siglo XIX, el aluminio era una rareza de laboratorio y valía mucho más que el Oro. En los siglos anteriores era desconocido.

 

Esto es lo que sucede con la cuña de aluminio de Auid. Una pieza que fue encontrada por casualidad mientras se realizaban unas excavaciones en busca de huesos de mamutes en  la rivera del río Mures, dos kilómetros al este de la ciudad de Aiud, en Transilvania.

 

Como sabemos,  cuando excavamos en el terreno, lo que hacemos es encontrarnos con diferentes estratos, capas de tierra que una vez se encontraban en la superficie y que con el tiempo fueron sepultadas por sedimentos, y así sucesivamente. A mayor profundidad, mayor antigüedad. Pues bien, la capa de tierra donde se encontraba la cuña de aluminio, estaba datada en unos 20.000 años antes de nuestra era, cuando aun vivían los mamuts.

 

Hace 20.000 años, nuestros antepasados utilizaban simples herramientas elaboradas mediante los golpes con otras, a los miles de años aprendieron a pulir piedras para hacer herramientas, y hace 3.500 años empezó la Edaddel Bronce. ¿Cómo el hombre pudo pues hacer una cuña de aluminio hace 20.000 años? En una época en que aun no se había conocido el bronce y que es un material mucho más complicado de extraer y de trabajar y que necesita de una tecnología inimaginable para el hombre de la prehistoria. Algo no encaja. De hecho el aluminio no consiguió dominarse hasta el grado en que se encuentra fabricado la misteriosa cuña, hasta hace apenas 130 años.

 

La respuesta está en los Vimanas, máquinas voladoras de  razas extraterrestres, que generaron luego los mitos y religiones de los homínidos terráqueos. Esta pieza perteneció al sistema de aterrizaje de una de esas máquinas, de las que se posee dibujos y planos. Una tecnología avanzada de estas razas que vivían en el norte de India.

 

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario