La humanidad cada vez más tonta…

“La humanidad en promedio  es cada vez más tonta”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (*)

 

Realizada en conjunto por científicos de las universidades de Ámsterdam (Holanda), Umeå (Suecia), Vrije (Bélgica) y Cork College (Irlanda), esta investigación analizó la velocidad de reacción de las personas ante ciertos estímulos representando la rapidez de su proceso mental y que desemboca en la orden del cerebro al cuerpo, para que realice cierta acción.

Los investigadores, compararon los resultados de una prueba que se ha realizado varias veces entre los años 1884 y 2004. En ella, se mide la llamada reacción visual a estímulos. Los participantes, deben presionar un botón apenas visualizan cierta imagen.

El año 1884, el tiempo promedio de respuesta fue de 194 milisegundos. El 2004, éste subió a los 275 milisegundos. Los métodos e instrumentos utilizados fueron los mismos, por lo que sus realizadores consideran que los resultados son perfectamente comparables.

Según el científico holandés el Dr. Jan Dijenhius, el tiempo de procesamiento y reacción, es un indicador claro del nivel de inteligencia, de allí las conclusiones que se publicaron en un artículo llamado “¿Eran los Victorianos más inteligentes que nosotros? El declive en la inteligencia general, estimado en un meta análisis de la lentitud de los tiempos de respuesta simples”.

Existen varias hipótesis acerca de porqué  disminuye el CI de los humanos, al menos según lo dicen los co-autores de este estudio. Una de las teorías más aceptada es que la gente inteligente tiene menos hijos.

Las mujeres de gran coeficiente intelectual, tienden a no tener hijos o tener mucho menos descendencia. Así, bajan las posibilidades de las personas más inteligentes que se reproduzcan entre si.

Una mujer que tiene estudio universitario, tratará de tener una profesión y retrasará el momento de ser madre. Tendrá pocos hijos y generalmente no más de uno. Esto en el primer mundo

En el tercer mundo, sucede al revés, muchas mujeres no terminan siquiera el primario y extensas regiones de Sudamérica, África y Asia, desde muy jóvenes tiene muchos hijos, mal alimentados en hogares donde es difícil encontrar un libro y donde hay muy pocas oportunidades de desarrollar el intelecto.

La calidad humana así ha descendido en forma alarmante Aunque sea molesto, es más que evidente que ciertas etnias humanas nunca se han caracterizado por destacarse por su inteligencia, sino todo lo contrario.

Cada vez son más los que les cuadra el viejo dicho: “Lo que natura non da, Salamanca non presta”.

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Villas miseria, el hogar del 50% de los habitantes del tercer mundo, el medio ambiente degradado de los últimos 80 años.

 

Deja un comentario