Los bloques de construcción más grandes del mundo.

“Los bloques de construcción más grandes del mundo”    

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

Para aquellos que se aferran a la paradigmática ortodoxia de la historia oficial, este descubrimiento podría significar un duro golpe que quizás, y solo quizás, los obligará a abrirse ante nuevas posibilidades.

Encontrado recientemente en Gornaya Shoria (Montaña Shoria), en el sur de Siberia, este sitio consiste en una formación de enormes bloques de piedra con superficies planas, ángulos rectos, y esquinas afiladas. Las piedras de granito están apiladas de forma ciclópea en una obra que hace sentir pequeño a cualquiera que la presencie.

 Rusia no es ajena a sitio ancestrales megalíticos, basta con mencionar lugares como Arkaim, el “Stonehenge ruso”, o la formación de Manpupuner. Sin embargo, este sitio en Shoria parece opacar a cualquier otro.

Son estos bloques serían sin duda alguna los más grandes jamás hallados en una edificación “humana”. Por increíble que parezca, este lugar había pasado desapercibido hasta ahora. De hecho, la primera expedición en estudiar estos megalitos fue realizada hace solo unos meses.

No se conocen fotografías anteriores a las obtenidas en esta expedición. Según el arqueólogo John Jensen, estos súper megalitos fueron encontrados y fotografiados por Georgy Sidorov en las montañas más australes de Siberia. Las imágenes que mostramos a continuación fueron extraídas del sitio del investigador Valery Uvarov. Otra obra realizada por los gigantes humanos muy antiguos, con una tecnología imposible aún para el Homo sapiens.

Hasta ahora no se han provisto mediciones más allá de las que se observan a escala en las fotos donde aparecen personas junto a estas estructuras. No obstante se estima que los bloques serían al menos el triple de masivos que aquellos existentes en la ancestral Baalbek, y podrían pesar más de  4.000 toneladas. De acuerdo a algunos medios rusos, los geólogos de la expedición que tomaron las fotografías reportaron anomalías magnéticas en sus brújulas al estar cerca de estos bloques. Las agujas apuntaban en dirección opuesta a los mismos, sugiriendo la presencia de un campo magnético negativo.

No existe grúa terrestre hoy día que pueda mover este peso y colocarlo en posición.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

 

 

 

 

Deja un comentario