Los dogmas destruyen a la ciencia y el saber

“Los dogmas destruyen el conocimiento”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

En centenares de artículos he tratado de mostrar lo que una gran cantidad de personas tenemos como experiencias de vida o experimentos o estudios diversos.

 

Hay Teorías para todos los gustos y la mayoría es aceptada según parámetros muy lejos de ser definitivos.

 

Particularmente no creo en el calentamiento global y si en el Cambio Climático adverso. Demuestro en varios artículos que vamos a una nueva gran Glaciación.

 

Las naves extraterrestres son fenómenos que pertenecen al saber de buena parte de la humanidad y que los telescopios solares han documentado en forma concluyente.

 

Mi mujer y yo hemos sido abducidos hace 38 años,,,,se lo que ví y experimenté.

 

Mi cosmogonía muestra una avanzada concepción del Multiverso y sus propiedades. La desaparición de los dinosaurios muestra otro tipo de Teoría más de acuerdo al árbol de la vida.

 

Las anomalías que tantos hemos recogido en nuestro sistema, muestra que la vida inteligente ha florecido en muchos lugares. El experimento dela Vikingfueron concluyentes y las naciones principales en general mienten.

 

Es indignante que esto que escribimos abajo sea llamado ciencia:

 El trabajo de búsqueda  de vida se sustenta sobre la detección química, que puede estar limitada o ser completamente irrelevante para formas biológicas desconocidas. Porque la vida quizás no responda necesariamente a los mismos parámetros que mandan enla Tierra.

Con esto en mente, científicos de la Escuela PolitécnicaFederal de Lausana (Suiza) han propuesto un método alternativo de búsqueda de vida extraterrestre. Los investigadores parten de la idea de que todas las formas de vida se mueven de una u otra manera, así que han desarrollado un detector de movimiento extremadamente sensible, capaz de detectar bacterias, hongos e incluso células cancerígenas. Un microbio que viviera en Marte no pasaría desapercibido.

 

Según describen sus autores en la revista Actas dela Academia Nacionalde Ciencias (PNAS), el nuevo sistema funciona de forma fiable y sencilla. Se trata básicamente de una viga voladiza anclada en un extremo mientras que en el otro lleva una carga, como las que se utilizan a menudo en puentes y edificios, pero a escala nanométrica. De esta forma, se pueden depositar en ella hasta 500 bacterias.

 

La idea viene de una tecnología ya existente llamada microscopio de fuerza atómica. Muy poderoso, utiliza un voladizo para reproducir las imágenes de cada átomo de una superficie. El voladizo escanea la superficie como si se tratara de la aguja de un tocadiscos sobre un disco de vinilo y un láser lee los movimientos para producir una imagen.

 

El nuevo detector de movimiento funciona de forma parecida, pero las muestras pueden depositarse en el mismo voladizo. Por ejemplo, bacterias. Si están vivas, se moverán inevitablemente de alguna forma, al menos para realizar sus funciones vitales. Ese movimiento es capturado por el voladizo y se toma por una señal de vida.

 

Bacterias aisladas y células humanas, de ratón y de levadura ya han sido detectadas con este sistema. Cuando los investigadores utilizaron sustancias para acabar con ellas, la señal de vida desapareció.

 

Según sus creadores, el sistema tiene la ventaja de no depender de análisis químicos para descubrir vida, lo que significa que puede ser utilizado en cualquier parte, en un test de drogas e incluso para la búsqueda de vida en otro planeta. En este sentido, los científicos espera que rovers como el Curiosity en Marte que sean utilizados en el futuro para la exploración planetaria puedan llevar encima su sensor. La tecnología podría detectar formas de vida en medios muy diferentes al dela Tierra, como el metano de los lagos de Titán.

 

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

Deja un comentario