Más sobre las censuras de la NASA

 

“Algunas de las censuras de la NASA”.

 

Compilado por Manlio E. Wydler (*)

 

 

Es muy difícil mantener dos líneas de gerenciamiento y que ambas no se  entrecrucen en sus operatorias.

 

Esto se ha comprobado en todo lo referente a Marte. Es este planeta el elegido, por lejos por oportunidad, economícidad y facilidades de amabas partes para organizar un satisfactorio encubrimiento hasta que la flecha del tiempo indique lo contrario.

La polémica suscitada por las fotografías de las “ruinas marcianas” el mundo entero se pone en pie solicitando una nueva misión a Cydonia para tomar nuevas fotografías y esclarecer este caso. Numerosas manifestaciones surgen en EEUU en contra de la censura que la NASA realiza sobre los datos obtenidos en esta región de Marte.

La NASA accede a enviar una nueva sonda que en 1993 se pondría en órbita alrededor de Marte para enviar fotografías de alta resolución a la Tierra. Algunos científicos de la NASA involucrados en el experimento no eran partidarios de que Cydonia fuese fotografiada nuevamente. De hecho, la NASA nunca había querido confirmar si se iba a refotografiar la zona, para ellos, el objetivo de la misión no era buscar vida en Marte ya que no daban ninguna credibilidad al asunto de Cydonia, hasta que un ex-miembro del congreso le presionó y esta accedió.

Nada más lanzar la sonda se perdió la comunicación con esta durante media hora. Cuando se recuperó, el Observer ya se encontraba rumbo a Marte. Antes de ser lanzada ocurrieron una serie de anomalías que más parecían acciones de sabotaje.

La cámara que transportaba el Observer era capaz de realizar fotografías de altísima resolución de objetos tan pequeños como una mesita de café en la superficie de Marte. Sin embargo, jamás se realizaron tales fotografías. El Mars Observer perdió la comunicación con el centro de control el 21 de agosto de 1993, justo antes de colocarse en la órbita marciana. Nunca se recuperó.

Actualmente varios científicos interesados en el asunto de Cydonia creen que el Mars Observer no desapareció. Muy al contrario, tienen la certeza de que la sonda podría estar enviando señales a la tierra en una frecuencia y código secretos desde aquel entonces, y que un grupo de élite dela NASAestaría revisando toda la información procedente de Cydonia.

En el momento en que el Observer se disponía a enviar imágenes a la tierra, la NASA corta las comunicaciones deliberadamente (silencio radial), según ellos, para que la sonda realizara unos ajustes de presión de sus sistemas de combustible. Como la radio se encontraba apagada, jamás se supieron los problemas que ocasionaron su pérdida.

Cortando la comunicación, la NASAtransgredía la Directiva Primariade Vuelos Espaciales que es, precisamente, nunca apagues la radio. Era la primera vez en toda la historia de la NASAque el sistema de telemetría de una nave espacial era desconectado deliberadamente en un momento crucial de la misión. Cada vez se sospecha más que este incidente fue una acción desesperada para obtener fotografías secretas sin que fueran retransmitidas simultaneamente por la Televisión Nacional de los Estados Unidos, ya que la ABC no estaba de acuerdo con censurar nada, y estaba dispuesta a sacar a la luz el descubrimiento.

 

El viaje total de la nave Pathfinder que la siguió se prolongó durante casi siete meses. Durante esta fase se realizaron cuatro maniobras de corrección, (TCM ), con el propósito de ajustar el camino de vuelo. Alineaciones, telemetría y demás comandos se llevaron a cabo gracias a las gigantes antenas del DeepSpaceNetwork. Nada más llegar a Marte, la nave entró en la atmosfera, y desplegó todo un conjunto de sistemas encargados de facilitar el acercamiento al terreno de Marte. Una vez se consiguió tomar tierra en Marte, se reestablecieron las comunicacciones conla Tierra. Los datos Telemétricos no pararon desde ese momento de llegar al DSN durante los días que integraron la misión.

  En el interior de la plataforma se encontraba un vehículo autónomo bautizado por la misión como rover Sojourner. Este vehículo comenzó su andadura autónoma, prevista inicialmente en siete días. Después de esa semana, las dos partes de la Pathfinder seguían en buenas condiciones, por lo que se pasó a la segunda fase o misión extendida. Esta fase se prolongó durante los 23 días siguientes. A partir de esa fecha, cualquier tipo de transmisión procedente desde Marte, era considerada como un extra, sabiendo que en cualquier momento se podrían detener estas emisiones.

Lo que ha venido sucediendo con las misiones a Marte, magníficas desde el punto de vista técnico, han sido siempre saboteadas por una mano negra, deseosa desde el primer alunizaje en la Luna de solo mostrar la intrascendencia.

Estas son las pobres fotografías emitidas al público porla NASA, sin gran angular, sin definición, sin técnica, como si el presupuesto para la cámara fuera de 120 dólares, no querían que se viera muchas de las cosas que después –malamente -se filtraron.

 

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001:

 

El Path Finder (1997)
Estas son las fotografías de la misión, difundidas al público por la NASA                                                           .     .:

 

 

Deja un comentario