Médicos de USA inventan las cirugías del siglo XXII….

“La realidad virtual tutela la operación del corazón de una bebé”

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Lo que sigue nos muestra lo que es tener genios en la medicina y genios que inventan las formas de hacer lo imposible. No por nada USA ha sido elegida por los extraterrestres para conducir al mundo.

La pequeña Teegan Lexcen, del estado de Minnesota (EE.UU.), de tan solo 4 meses de edad, fue operada gracias a la realidad virtual de bajo costo, concretamente, luego de que los médicos utilizaran Google Cardboard, un artilugio de cartón que transforma un ‘smartphone’ en un visor estereoscópico, informa CBS. 

 

Después de que tras nacer sin uno de los pulmones y con la mitad del corazón apenas desarrollada los médicos habían declarado a la menor como “inoperable”, los padres lograron dar con el doctor Redmond Burke, del hospital infantil Nicklaus de Miami, Florida, quien se atrevió a llevar a cabo la operación.

“Los cirujanos necesitan poder visualizar todo el procedimiento antes de entrar en la sala de operaciones”, explicó Burke al sitio web UploadVR 

 

El equipo de médicos encabezado por Burke tomó tomografías computarizadas del corazón y el pulmón de Teegan, y luego cargó las imágenes en un iPhone. Después utilizaron Google Cardboard ―una plataforma de realidad virtual hecha con cartón plegabley Sketchfab, una aplicación que convierte una imagen de dos dimensiones en una de 3D, para crear un modelo del pecho de Teegan. 

 

El modelo 3D realizado gracias a las tomografías permitió a Burke tomar la decisión de si debía hacer una incisión estándar sobre el esternón o trabajar directamente sobre el corazón de la pequeña. Todo el equipo supo donde y como trabajar antes de operar. Parece magia pero es técnica y mucho ingenio.

Fue “una operación que nunca se había hecho”, afirmó Burke. La cirugía de Teegan duró siete horas, y los médicos la consideran un éxito. Ahora la niña se recupera en el hospital pediátrico Nicklaus de Miami.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Foto ilustrativa

 

Deja un comentario