Monitor de nanogotas de vapor de agua.

  “Monitor de nanogotas de vapor de agua”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (*)

 

Una innovadora clase de monitores, con pantalla hecha de aire con vapor, está causando sensación entre expertos en imagen y profanos. Por sus características insólitas, no faltan comentarios comparando estos monitores con las pantallas que usaba el personaje interpretado por Tom Cruise en la película de ciencia-ficción Minority Report.

Lo cierto es que los monitores de Displair, una empresa rusa dirigida por el joven y brillante diseñador Max Kamanin, representan un atrevido salto tecnológico, que algunos comparan con el que dio en su juventud Ray Kurzweil con su labor pionera en el campo del muestreo del sonido para lograr sintetizadores capaces de emular con un alto nivel de fidelidad los sonidos de los instrumentos acústicos más carismáticos, o también con el que dio en su juventud el inventor ruso Leon Theremin (Lev Termen) al crear el instrumento musical electrónico que lleva su nombre y que, a diferencia de cualquier otro, se toca sin contacto físico, moviendo las manos ante unas antenas.

La tecnología de los monitores de Displair permite generar imágenes digitales en el aire, que son translúcidas y permeables. Gracias a la notable precisión de su sistema de reconocimiento de gestos, los monitores Displair son capaces de capturar los movimientos de las manos del usuario permitiéndole de este modo interactuar con la imagen y manipular los objetos virtuales. Esta capacidad de interacción en 3D se consigue mediante la ayuda de sensores infrarrojos y seguimiento por cámara. La interacción del usuario con las imágenes le permite a éste hacer cosas que van desde por ejemplo aplicar el zoom para ampliar o reducir las imágenes, hasta moverlas, entre muchas otras operaciones, algunas de ellas bastante complejas, y todo ello mediante movimientos de las manos en el espacio de aire en el que están las imágenes.

 

Un monitor de estas características puede generar imágenes en un espacio amplio, sin necesidad de tener un espacio permanentemente ocupado por un monitor con una pantalla de ese tamaño, o una pared reservada para proyectarlas

 

Aunque las imágenes generadas por estos singulares monitores son vaporosas y parecen frágiles, mantienen una buena nitidez incluso cuando un objeto físico pasa a través de la pantalla.

 

Los monitores Displair consumen poca energía y no emplean sustancias peligrosas en su generación de imágenes. La “base” de la imagen se crea dentro de una capa aerodinámica de “niebla seca” que está hecha de gotitas ultrapequeñas de agua. El único efecto ambiental de un uso prolongado de estos monitores es que puede aumentar el nivel de humedad en el aire de la sala. En casos de lugares muy secos, esto puede servir para hacer más agradable el ambiente.

 

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Displair, la pantalla proyectada en el aire

Deja un comentario