Modificadores de la decoherencia.

“Grandes modificadores de la decoherencia cuántica”

Recopilado por Manlio E. Wydler (*)

 

La historia tiene grandes ejemplos de personas, no solo capaces de magnetizar multitudes, sino que además pudieron cambiar la decoherencia cuántica de los seres humanos y hasta de las cosas.

 

Algunos pudieron hacerlo en vida, otros hasta luego de fallecidos. Algunos fueron proclamados santos por el pueblo, otros porla Iglesia, en fin, han dado sus vidas sanando inexplicablemente muchos padeceres de su prójimo.

 

Uno de estos sanadores del siglo pasado en la Argentina fue el Padre Mario: Giuseppe Mario Pantaleo o José Mario Pantaleo (19151992) fue un sacerdote Italiano, nacido en Pistoia que vivió la mayor parte de su vida en Argentina, siendo conocido popularmente como Padre Mario. Mario Pantaleo fue bien conocido como sacerdote sanador y por su obra en favor de los pobres y desposeídos de González Catán. Era también Licenciado en Psicología y Filosofía.

 

Dejó tras de sí muchos enfermos sanos, muchos de los llamados milagros y una gran obra para el bien común en la localidad de González Catán.

Otro aún vivo es el Padre Ignacio: El Rvdo. Padre Ignacio (Ignacio Peries Kurukulasuriya) es un religioso ceilandés nacionalizado argentino, cura párroco de la iglesia «Natividad del Señor» en el barrio Rucci, en la ciudad de Rosario (Argentina).

Nació el 11 de octubre de 1950, en Balangoda (120 km al sudeste de Colombo, capital de Sri Lanka (que en ese momento era Ceylán). Fue ordenado sacerdote el 29 de julio de 1979 en Gran Bretaña, en la «Cruzada del Espíritu Santo». Antes de llegar a Rosario, estuvo en Tancacha, Provincia de Córdoba.

Es un famoso cura sanador que recibe a multitudes diariamente para que sean bendecidos por él. De distintas zonas del país y hasta del extranjero llega gente para obtener su sanación.

Doy fe que logra cosas imposibles. La Física Cuántica dará finalmente respuesta a tal  grandiosa actividad.

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Foto del Padre MARIO:

Deja un comentario