Muchas supertierras estériles.

“El Kepler descubre muchas supertierras estériles”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (*)

 

 

El observatorio espacial Kepler ha permitido la identificación de 715 nuevos planetas situados fuera del Sistema Solar, según acaba de anunciar la agencia espacial estadounidense NASA.

 

Estos nuevos mundos, recién verificados por los responsables cientificos de la misión, orbitan 305 estrellas, ha anunciado Douglas Hudgins, de la División de Astrofísica de la agencia espacial, durante una presentación especial de resultados emitida en streaming a través de la web dela NASA.

 

Cerca del 95% de estos planetas son más pequeños que Neptuno, que es casi cuatro veces más grande que la Tierra. Este descubrimiento marca un incremento significativo del número de planetas pequeños Supertierras, según revela la agencia espacial en un comunicado.

 

“El equipo del Kepler continúa asombrando y emocionándonos con los resultados de su caza de planetas”, ha dicho el administrador asociado para las Misiones Ceintíficas de la NASA, John Grunsfeld. “Que estos nuevos planetas y sistemas solares se parecen de alguna manera a los nuestros. Presagia un gran futuro para el momento en el que tengamos el Telescopio Espacial James Webb en el Cosmos para caracterizar estos nuevos mundos”, ha asegurado.

 

Kepler, lanzado en marzo de 2009, es la primera misión de la NASAcuyo propósito es identificar “exoplanetas”. Desde el descubrimiento de los primeros planetas fuera de nuestro Sistema Solar hace cerca de dos décadas, la verificación ha sido un proceso laborioso planeta por planeta.

 

Ahora, los científicos tienen técnicas estadísticas que pueden aplicarse a muchos planetas a la vez cuando son encontrados en sistemas que tienen más de un planeta alrededor de la misma estrella.

 

“Hace cuatro años, Kepler empezó una serie de anuncios de las primeras centenas y después millares de planetas candidatos, pero eran sólo posible mundos“, asegura Jack Lissauer, científico planetario del Centro de Investigación Ames dela NASA. “Ahora, hemos desarrollado un proceso para verificar varios planetas candidatos de golpe y lo hemos usado para desvelar que la bonanza de estos mundos es auténtica”.

 

Sin embargo, hoy ya se piensa que las supertierras podrían ser totalmente estériles: Un equipo internacional de científicos ha analizado cómo se forman las Súpertierras y han determinado que, aunque por sus características se ha pensado que podrían ser habitables, lo más probable es que sean planetas muertos. El estudio, que ha sido publicado en ‘Royal Astronomical Society’, destaca que su densa atmósfera no les permitiría albergar vida, aunque se encuentren en la zona habitable de la estrella.

Según han explicado los autores, los sistemas planetarios, incluyendo el Sistema Solar, se forman a partir de hidrógeno, helio y elementos pesados que orbitan sus estrellas, en el llamado disco protoplanetario. El polvo y material rocoso está pensado para que se agrupe formando núcleos rocosos que, finalmente se convertirán en planetas. La gravedad de estos núcleos atrae al hidrógeno del disco hasta su alrededor, parte de cual, está desprotegido de la luz ultravioleta de la joven estrella que orbitan los planetas.

El científico Helmut Lammer y su equipo modelaron el equilibrio entre la captura y la eliminación de hidrógeno de los grupos planetarios que tienen entre 0,1 y 5 veces la masa de la Tierra y que se encuentran en zona habitable de una estrella similar al Sol. En su modelo, se encontraron con que los protoplanetas con la misma densidad de la Tierra, pero menos de 0,5 veces su masa, no capturaron mucha cantidad de gas desde el disco.

Dependiendo del disco, y suponiendo que la joven estrella es mucho más brillante en luz ultravioleta que el Sol en la actualidad, los núcleos planetarios con una masa similar a la Tierrapueden tanto capturar como perder su hidrógeno envolvente. Pero los mayores núcleos de masa, similar a las Súper-Tierras, se aferran a casi la totalidad del hidrógeno. Estos planetas terminan como Mini-Neptunos con atmósferas mucho más gruesas que las de la Tierra.

Así, los resultados sugieren que para algunas de las recientemente descubiertas Súper-Tierras, como Kepler-62e y 62f-, no es suficiente con estar en la zona habitable de la estrella para contener vida. “Los mundos similares a estas dos Súper-Tierras pueden haber capturado el equivalente a entre 100 y 1.000 veces el hidrógeno en los océanos de la Tierra, pero sólo pierden un pequeño tanto por ciento de ella durante toda su vida – explica Lammer-. Con este tipo de atmósferas espesas, la presión sobre las superficies será enorme, lo que hace casi imposible que la vida exista”.

Este trabajo está apoyado con estudios similares realizados por otros profesionales. Ahora, los científicos tendrán la búsqueda de la vida en exoplanetas aún más difícil, según los expertos, hasta tener telescopios muy potentes y ver planetas más similares al nuestro y en zona habitable.

(*) Ingeniero, Presidente  de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

Deja un comentario