Océano en Plutón?

¿Plutón con Océano interno?

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

Los flujos de hielo y las montañas ricas en hielo de agua que la sonda espacial New Horizons de la NASA ha observado apoyan la idea de que la actividad geológica de Plutón podría estar siendo dirigida por un océano interior.

 

“Estamos asombrados de ver a Plutón tan dinámico y activo”, confiesa Richard Binzel, un investigador del equipo de la New Horizons y profesor en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Cambridge, Estados Unidos. Las imágenes más recientes de Tombaugh Regio, el nombre oficial de la zona con forma de corazón, elegido en honor al descubridor de Plutón, Clyde Tombaugh, muestran evidencias de hielo de nitrógeno comportándose de un modo parecido en algunos aspectos a la conducta de los glaciares terrestres. En Plutón, las masas de hielo parecen fluir alrededor de islas elevadas en los bordes de Tombaugh Regio. Hasta ahora, los científicos solo habían visto superficies como esta en mundos activos como la Tierra o Encélado (una luna de Saturno). Nadie del equipo de la misión se atrevía a imaginar tal acumulación muy localizada y espesa de hielos geológicamente jóvenes, que incluso a 233 grados centígrados bajo cero (388 grados Fahrenheit bajo cero) poseen suficiente viscosidad para seguir creando terrenos locales.

 

Los flujos de hielo y otras características puestas de manifiesto previamente, como unas montañas ricas en hielo de agua de 3.350 metros de altura (11.000 pies) y la joven superficie relativamente libre de cráteres del “corazón”, apoyan la idea de que Plutón podría tener un océano subterráneo que gobernaría la actividad geológica.

 

Toda la actividad vista hasta ahora encaja con la idea de que Plutón tenga un núcleo masivo de roca rodeado de una envoltura de hielo. Y eso aumenta las probabilidades de la existencia de un océano bajo una capa gruesa de hielo, tal como estima William McKinnon, otro investigador del equipo de la New Horizons, de la Universidad Washington en San Luis de Misuri, Estados Unidos.

 

Los investigadores subrayan que no tienen pruebas directas de un océano líquido interior, pero que investigarán esa posibilidad a medida que los datos continúen llegando a la Tierra durante los próximos 16 meses. En cualquier caso, es una posibilidad bastante plausible.

 

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

 

 

 

 

Deja un comentario