Otro estudio sobre la albanesa.

“Otro estudio que muestra lo tenebroso de una falsa”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (*)

 

 

La Madre Teresa no fue una santa, según un artículo científico escrito por tres profesores de la Universidad de Montreal, que será publicado en la edición de marzo de la revista Studies in Religion.

“Creo que es desesperanzador para los creyentes, pero hay que enfrentarlo”, dijo el profesor del Departamento de Psicoeducación de la Universidad de Montreal y coautor del artículo, Serge Larivée, a TVA Nouvelles.

El texto, “El lado tenebroso de la Madre Teresa”, escrito por Larivée y sus colegas, Carole Sénéchal y Geneviève Chénard, “desmonta el mito de altruismo y de generosidad del personaje”, para concluir que hubo “una construcción de un personaje santificado”, según un comunicado publicado en la página de la casa de estudio.

Para demostrarlo, los investigadores revisaron un total de 502 obras dedicadas a la vida de la Madre Teresa.

Los autores destacaron su “forma, por lo menos discutible, de curar las enfermedades, sus contactos con políticos dudosos, el manejo de recursos que recibió y su dogmatismo excesivo sobre todo en cuanto a temas como el aborto, la contracepción y el divorcio”, que son problemas que el Vaticano no tomó en cuenta al momento de la beatificación, según los autores.

“Los cuidados que ofrecía estaban fundados en el sufrimiento. Para ella, el sufrimiento humano era importante, porque mientras más se sufría más se acerca uno a Cristo”, indicó Larivée.

Según el autor, la OMS tuvo de hecho quejas de epidemias porque los cuidados eran inapropiados.

Además, indicaron los expertos, que la Madre Teresa recibió centenares de millones de dólares y, en lugar de ayudar a los más necesitados, construyó inmuebles para sus hermanas y el resto lo dio al Vaticano.

“Además compartió con casi todos los dictadores de la Tierra de ese momento. Recibió dinero, como no tienen idea”, dijo Larivée.

En el artículo, los autores destacan también que la Madre Teresa abrió 517 misiones para recibir a los pobres y enfermos en más de 100 países, las cuales fueron calificadas como mortuorios por médicos que visitaron varios.

En la Argentina decrece el número de monjas, que nunca fueron muchas. (Ahora serán menos).

(*) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

Su espíritu reptiliano, se sentía feliz con el sufrimiento.

Deja un comentario