Un Smart-phone comanda un satélite y sus experimentos…

“Un teléfono comanda un satélite y sus experimentos”

 

Compilado por Manlio E. Wydler  (*)

Un teléfono inteligente ha sido puesto en órbita desde India por un equipo de investigadores de la Universidad de SurreyReino Unido.

¿El objetivo? Comprobar que los smartphones son tan inteligentes que ahora además pueden comandar satélites y, ya puestos en ello, demostrar la teoría hecha célebre por la película “Alien”: “En el espacio nadie puede oír tus gritos”…La misión, denominada “smartphone-sat” es la primera en su tipo y orbitará la tierra por seis meses.

Con un peso de4,3 kgy unas dimensiones de 10 x30 cm, el satélite fue desarrollado por el Centro Espacial dela Universidadde Surrey (SSC según sus siglas en inglés) y Surrey Satellite Technology (SSTL).

Al principio, el satélite Strand-1 será controlado por un computador instalado en su interior. Pero lo interesante vendrá en una segunda fase, cuando un teléfono Google Nexus, equipado con varias aplicaciones especiales, tome las riendas.

Una de ellas, iTesa, grabará la magnitud del campo magnético que se desarrolle alrededor del teléfono en su órbita.

La aplicación 360 tomará fotos usando la cámara de cinco megapíxeles del teléfono, las cuales serán subidas a Facebook. Además, esta aplicación es fundamental para el desarrollo de la misión, ya que es la forma de rastrear la posición del satélite.

“La misión es un logro fantástico y una tremenda contribución a todo el trabajo y dedicación de los ingenieros involucrados”, aseguró Martin Sweeting, director del SSC y presidente ejecutivo de SSTL El satélite no sólo probará sonido, sino también dos nuevos sistemas de propulsión.

El primero, llamado Warp Drive, utiliza la técnica de expulsión de una mezcla de agua y alcohol para proporcionar empuje.

El segundo, basado en propulsores de plasma, utiliza corriente eléctrica para calentar y evaporar un material, produciendo un gas cargado, que luego puede ser acelerado en una dirección en un campo magnético para empujar el satélite en la otra dirección.

El progreso del Strand-1 puede ser monitoreado en Twitter.

Más allá de las pruebas, vale hacer una aclaración: nadie del equipo espera que el teléfono regrese.

(*) Ingeniero, presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

Deja un comentario