Virus benéficos

“Importante virus intestinal benéfico”

 

Compilado por Manlio E. Wydler (º)

 

Se ha descubierto que en el tracto digestivo del 70 por ciento de la población mundial vive un virus que ataca a las bacterias de tipo Bacteroidetes. Se cree que este filo de bacterias está relacionado con la obesidad, diabetes y con otros trastornos relacionados con el aparato digestivo.

El virus, al que se ha denominado crAssphage, ha pasado desapercibido a la ciencia durante décadas, pese su gran presencia. La investigación ha sido dirigida por Bas E. Dutilh, ahora en el Centro Médico Universitario de Radboud en Holanda. Analizaron materia fecal de 12 individuos y encontraron que en todas las muestras aparecía un agregado de ADN viral de 97.000 bases.

Usando estudios previos sobre virus pudieron filtrar los casos ya conocidos sobre virus y vieron que era algo nuevo, pero también comprobaron que esas secuencias estaban en las bases de datos de ADN en heces de diversas instituciones. Parecía que había un nuevo virus que aún no había sido descubierto.

Entonces usaron la técnica de amplificación de ADN para localizar el virus en las muestras originales basándose en una de las bases de datos. La idea era demostrar que el virus existía en la realidad.

Descubrieron que el nuevo virus está en el 70 por ciento de la población a lo largo de todos los continentes, algo muy inusual. Es el virus más ubicuo del que se tiene noticia. Es seis veces más abundante que todos los otros virus del tracto digestivo combinados.
Es increíble que no se haya descubierto hasta ahora. El hecho de que esté tan extendido significaría que se trata de un virus antiguo, posiblemente tan antiguo como la raza humana.

Algunas de las proteínas de este virus son similares a algunas que se encuentran en virus ya descritos. Esto ha permitido saber que el nuevo virus está relacionado con los bacteriófagos (fagos) y que infecta a bacterias Bacteriodetes.

Se cree que estas bacterias juegan un importante papel entre las bacterias del trasto digestivo, la obesidad o incluso en el cáncer de colon. Este virus podría ser una vía para atacar este problema en futuras investigaciones.

Como el virus no se encuentra en las heces de los bebés se asume que se adquiere durante la niñez.

Se cree que los virus podrían jugar en los intestinos un papel fundamental a la hora de mantener las poblaciones de bacterias. Mantendrían la biodiversidad bacteriana en nuestro interior.

Sin embargo, todavía no se ha conseguido aislar a este nuevo virus. Una vez se consiga se espera estudiar su papel en la obesidad y que promocione o suprima procesos relacionados con ese problema. Quizás se pueda usar también en la diabetes o en el tratamiento de trastornos intestinales.

Uno de los investigadores especula sobre una medicina personalizada basada en fagos: Administrando los fagos apropiados se podrían cambiar las proporciones entre las distintas poblaciones de bacterias.

Hasta ahora la investigación en este campo se había centrado en el estudio de las bacterias intestinales, pero no se ha hecho gran cosa sobre los virus y hongos que también viven allí y como vemos saber su papel es fundamental.

(º) Ingeniero, Presidente de FAPLEV, Vecino Solidario 2001.

 

Gamma

 

 

 

 

Foto
Gamma Fagos.

Deja un comentario